La DGT estudia revisar al alza los márgenes de error de los radares

David Villarreal  |  @davidvillarreal  | 

Si hay un tema polémico, tanto como los propios controles de velocidad, ese es el de los márgenes de error de los radares y el tratamiento que hace de ellos la DGT. Los márgenes de error han sido, a lo largo de los últimos años, uno de los aspectos que más controversia ha generado, e históricamente han sido uno de los argumentos más habituales en las apelaciones de muchos conductores sancionados. La DGT podría revisar al alza los márgenes de error de los radares, una posibilidad que está más próxima de hacerse realidad a tenor de las últimas declaraciones de Pere Navarro.

La DGT podría revisar los márgenes de error de los radares

Según habría reconocido el propio Pere Navarro en una entrevista para Europa Press (ver artículo en Las Provincias), el máximo responsable de la Dirección General de Tráfico afirmaba que "si hay que dar más margen, se da más margen y no pasa nada, lo que queremos es evitar discusiones evitables". Es evidente que la polémica acerca de los márgenes de error desvía la atención del debate más importante, el de la velocidad y la seguridad vial.

Con unas Elecciones Generales a la vuelta de la esquina, y la posibilidad de que haya cambios importantes en el Gobierno, y por ende en la DGT, Tráfico aún podría introducir cambios, incluidos los que atañen a los márgenes de error de los radares.

 title=

Los márgenes de error de los radares

Los márgenes de error de los radares son un instrumento esencial para garantizar que se respetan los derechos de los conductores. Cualquier instrumento de medición, incluso los más precisos, tienen una fiabilidad que depende del grado de precisión del aparato. Unos márgenes de error razonables y coherentes facilitan que solo sean sancionados aquellos conductores que, efectivamente, han superado los límites de velocidad, con un margen de error suficiente para asegurar que se ha producido ese exceso.

Si no se hace un tratamiento adecuado de estos márgenes, se pueden dar casos en los que conductores sean sancionados sin haber cometido un exceso de velocidad, o que la sanción sea mayor a la que correspondía. Esa ha sido una de las razones por las cuales organizaciones como Automovilistas Europeos Asociados han recurrido multas y han conseguido fallos favorables al recurso, que además ha sentado jurisprudencia para facilitar a su vez la tramitación de otros muchos recursos.

Actualmente Tráfico trabaja con dos tipos de márgenes de error aplicables, hasta 100 km/h, de 5 km/h y 7 km/h en radares estáticos y móviles, y a velocidades superiores a 100 km/h del 5% y el 7%, respectivamente, en radares estáticos y móviles.

Lee a continuación: Los fraudes que seguirá sufriendo el coche usado pese al nuevo informe de la DGT

Ver todos los comentarios 0