CERRAR
MENÚ
Diariomotor EléctricosLogo Diariomotor Eléctricos
Eléctricos

3 MIN

El Dodge Charger Daytona SRT Concept es el muscle car que evitará que eches de menos los V8

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 18 Ago 2022
Dodge Charger Daytona Srt Concept P
Dodge Charger Daytona Srt Concept P

Una nueva era se acerca en Dodge. La marca que más fielmente anclada parecía en el pasado, con una gama de coches anacrónica y orientada abiertamente a los más acérrimos defensores de la combustión interna, se pasa a los coches eléctricos. Al Dodge Charger y al Dodge Challenger les quedan poco más de dos telediarios a la venta - se están presentado sus ediciones de despedida - y la marca ha aprovechado la Dodge Speed Week para presentarnos su futuro. Un muscle car 100% eléctrico llamado Dodge Charger Daytona SRT que convencerá incluso a los más haters.

Por el momento se trata de un vehículo conceptual, pero es un coche muy cercano a la producción en serie. Se trata de un coupé de gran tamaño, con un diseño que es claramente un homenaje al Dodge Charger del año 1968 - su versión Daytona, con una aerodinámica extrema, es una de las más recordadas de la era del muscle car. Desde el punto de vista estético no hay nada que objetar: su línea de cintura es alta, musculosa y contorneada, y sus pilotos, tanto frontales como traseros, son imponentes: recorren el ancho entero del coche y son muy retrofuturistas.

Su instrumentación digital tiene 16 pulgadas, y su pantalla central, 12,3 pulgadas de diagonal.

Los más observadores percibirán un frontal con un gran componente aerodinámico, diseñado para mejorar la eficiencia del vehículo. La marca afirma que es un 25% más eficiente en este aspecto que un Dodge Charger Hellcat Widebody, y lo es sin sacrificar un ápice de estética y actitud. De su exterior no hay nada que objetar, y tampoco lo hay de su interior. Presenta cuatro plazas y un puesto de mandos de aspecto muy moderno, pero con cierto regusto tradicional gracias al uso extensivo de materiales como el cuero, con costuras perforadas y patrones agresivos.

Las superficies hápticas de muchos mandos parecen estar imbuidas en el cuero, otorgando una nueva dimensión a este material. Una luz contornea el interior, sumergiendo más a los ocupantes en la experiencia de conducción - un recurso muy usado últimamente. A nivel técnico hay aun muchas incógnitas. Sabemos que este coche usa una nueva plataforma dedicada y que su arquitectura eléctrica es de 800 voltios. Tendrá tracción total, una autonomía muy elevada y una batería que algunas fuentes estiman en el entorno de los 120 kWh de capacidad bruta.

El sistema PowerShot aporta un extra de potencia durante unos segundos.

La propia Dodge prometía hace tiempo que este coche superaría las prestaciones de sus Hellcat más radicales, y desde Diariomotor estimamos que este muscle car tendrá una potencia de en torno a 900 CV. Aunque no tendrá una caja de cambios per se, empleará una nueva transmisión llamada eRupt, que mediante un sistema electromecánico simula la existencia de cambios de marcha. Aunque la marca no suelta prenda sí ha confirmado que este coche tendrá una huella sonora muy poderosa. Y sí, esa firma sonora es compatible con su condición de coche 100% eléctrico.

Todo se debe al sistema Fratzonic Chambered Exhaust, que mediante aire comprimido, un resonador y un modulador electrónico, emite un sonido llamado "Dark Matter" a un volumen de hasta 126 decibelos. Es decir, el mismo que un Hellcat. De este detalle os hablaremos en otro artículo, pero lo que queda muy claro es que Dodge quiere que este muscle car eléctrico convenza a todos los amantes de los coches deportivos, y a todos los petrolheads. El tiempo lo dirá, pero por el momento, tendremos que esperar a su lanzamiento, en 2024.

44
FOTOS