CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Nissan

3 MIN

Godzilla vs Godzilla: la ‘drag race’ definitiva desvela qué generación del Nissan GT-R es la más rápida

Elena Sanz Bartolomé | 25 May 2022
Nissan Gt R Generaciones Drag Race  02
Nissan Gt R Generaciones Drag Race  02

El Nissan GT-R Skyline se ha ganado, por derecho propio, ser una de las referencias en el mundo del motor. Tanto es así que muchos han pasado de compararlo con otros modelos a hacerlo entre sus generaciones para averiguar cuál es la mejor de todas: algo totalmente subjetivo que no podríamos resolver con números… a no ser que reformulemos la pregunta. ¿Qué generación del Nissan GT-R Skyline es la más rápida? La ‘drag race’ definitiva dicta sentencia sobre Godzilla.

Los compañeros de Carwow han reunido a cuatro generaciones del Nissan GT-R Skyline sobre la pista: desde el R32 hasta el R35. ¿El objetivo? Saber hasta dónde es capaz de llegar Godzilla. Muchos argumentarán que el R32 y el R34 son las mejores y razones no les faltan, pero, como decíamos, en este aeródromo abandonado se resuelve otra cuestión: ¿cuál es la más rápida? Y no, no tiene que coincidir con la más destacada.

Del R32 al R34

El Nissan GT-R R32 Skyline fue el primero en esconder, bajo su carrocería, el RB26DETT: aquel motor biturbo de 2.6 litros y seis cilindros en línea. Desde entonces y hasta la R34 fue la mecánica empleada por Godzilla con, eso sí, ligeros ajustes en cada generación.

Sobre el papel el R32, R33 y R34 generan 276 CV, una cifra que nace del acuerdo entre caballeros que ‘firmaron’ las marcas japonesas para no superar esa cifra… aunque, después, los bancos de potencia suelen decir otra cosa. En esta ‘drag race’ los tres cuentan con una transmisión manual aunque el R34 tiene una marcha adicional.

El R35

Con el Nissan GT-R R35, el actual, cambiaron (mucho) las cosas. Dejó atrás la denominación Skyline y adquirió el doble de potencia que las generaciones previas gracias al VR38DETT: un V6 biturbo de 3.8 litros que comenzó teniendo 480 CV, superó los 500 y ahora oscila entre los 570 y los 600 CV dependiendo de la versión.

Una respuesta obvia

En esta ‘drag race’ queda patente que el Nissan GT-R, con cada generación, ha progresado adecuadamente y gradualmente en potencia, par y peso aunque, eso sí, haya características que se mantienen imperturbables. Después de recorrer el cuarto de milla (400 metros), la media milla (800 metros) y de llevar a cabo una prueba de frenado… la respuesta a la pregunta que planteábamos al principio es la esperada y no debería sorprender a nadie.

Sí, obviamente, el Nissan GT-R R35 es el más rápido en línea recta (probablemente también en curva), pero al estar tan desigualada la ‘drag race’ lo mejor es fijarse en los GT-R más antiguos: es ahí donde reside la verdadera emoción. Igual que cuando en el mundo de la competición un piloto se escapa dejando la fiesta atrás. Y esta es una que no os podéis perder: ¿listos para dar al play?