CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
SUV

3 MIN

El Audi e-tron mejora su eficiencia y su autonomía, pero sigue sin ser el líder

Daniel Valdivielso | @valdi92 | 30 Nov 2019
Audi E Tron
Audi E Tron

Audi presentó hace unos días su segundo modelo eléctrico, el Audi e-tron Sportback, con diferencias destacables respecto a su "hermano", el Audi e-tron . Ahora, el Audi e-tron último recibe una ligera actualización técnica que mejora su autonomía y su dinámica, incluyendo además nuevas posibilidades de equipamiento que hacen del Audi e-tron una opción aún más atractiva.

El Audi e-tron es el primer modelo 100% eléctrico de producción de Audi, que supone además una de las puntas de lanza de la actual gama del fabricante de los cuatro aros. El Audi e-tron se presentó con la intención de plantar cara a modelos como el Tesla Model X, el Jaguar I-Pace o el Mercedes EQC, y gracias a una pequeña actualización mejora su eficiencia, convirtiéndolo en un modelo más atractivo para el potencial cliente.

3
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Pequeños cambios que suman

Los cambios que recibe el Audi e-tron son, básicamente, técnicos: el cliente no lo notará a simple vista, ya que se ha trabajado bajo la carrocería para conseguir un mayor índice de eficiencia. Recordemos que, tal y cómo os mostrábamos en nuestra toma de contacto, el Audi e-tron dispone de un sistema eléctrico de dos motores alimentados por una batería de 95 kW, de los cuales hasta la fecha únicamente eran útiles 84 kWh, cifra que ahora aumenta hasta los 86.5 kWh.

Además, se ha implementado un nuevo sistema de frenos que minimiza las pérdidas por rozamiento, reduciendo al máximo el efecto de fricción provocado por la proximidad de las pastillas y los discos. A todo ello hay que sumarle una gestión más eficiente de la energía, que permite ahora desacoplar de forma 100% efectiva el motor delantero cuando no es necesario su uso.

El resultado final es una mejora bastante interesante de la autonomía homologada del Audi e-tron, que pasa de los anteriores 417 kilómetros a 436 kilómetros, unos 20 kilómetros adicionales que, en determinadas situaciones, pueden marcar una gran diferencia. Pese a seguir siendo uno de los eléctricos más "gastones" del mercado, ésta pequeña mejora lo sitúa en una mejor posición respecto a sus rivales.

En el plano estético se amplían las posibilidades gracias a la llegada de un pack S line formado por nuevos paragolpes con molduras más agresivas, nuevas llantas de aleación, así como apliques cromáticos con nuevas combinaciones, que mejoran el dinamismo visual de una carrocería tan voluminosa como la del Audi e-tron, algo que siempre se agradece. Todas éstas mejoras ya están disponibles en los modelos de producción que están saliendo ya de la fábrica.