CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Volkswagen

4 MIN

¿Es el vehículo reacondicionado la última esperanza para comprar coches baratos?

David Clavero | @ClaveroD | 22 Ene 2022
Compra Coche Usado Concesionario 1219 05
Compra Coche Usado Concesionario 1219 05

La subida de precios que vive el mercado del automóvil se está convirtiéndose en un serio problema, sobre todo si buscamos coche nuevo a un precio asequible. Por ello los fabricantes de automóviles están trabajando en una aparente solución: el coche reacondicionado. En esencia hablamos de coches usados, pero éstos serán revisados y puestos al día, prometiedo así unos estándares de calidad y garantía superiores a los que ofrece hoy por hoy el mercado de segunda mano. ¿A favor o en contra de los coches reacondicionados?

El concepto de coche reacondicionado no es realmente nuevo en la industria del automóvil, desde hace años esta fórmula se está aplicando en el mercado de ocasión para así conseguir una mejor gestión de la oferta de coches a la venta. El objetivo del reacondicionado es revender coches usados, pero poniendo un mayor cuidado en su revisión, actualización y limpieza, añadiendo además una mejor garantía que la que solía ofrecer el mercado de usados o la compra-venta entre particulares.

Coche reacondicionado Vs. coche usado

Cuando hablamos de un coche reacondicionado como el que plantean marcas como Stellantis, Renault o Toyota ahora, en realidad hablamos de los mismos coches usados de siempre, sin embargo en el proceso de reacondicionado los fabricantes plantean revisiones mucho más profundas de mecánica, chasis y carrocería, reparación y pintado del modelo, higiniezación e incluso actualización de equipamiento, aunque sin que ello signifique añadir nuevas posibilidades presentes en coches más modernos. De hecho, justo es en el concepto de actualización donde cada fabricante difiere, pues solo Renault parece estar por la labor de actualizar componentes de los coches usados, algo con lo que los reacondicionados serían mucho más interesantes y competitivos.

Con este tipo de coches, los fabricantes pasarían a jugar un papel fundamental en el mercado del coche usado, controlando todo el proceso de reacondicionado y sirviéndose de sus propias fábricas y suministradores para dar esta segunda vida a los coches. Los volúmenes de los que hablan tanto Renault como Toyota se cifran en decenas de miles de coches reacondicionados al año, consiguiendo así que su exceso de capacidad productiva actual, encuentre salida a través de este nueva forma de refabricar coches.

Renault ya ha dado luz verde a su proyecto de reacondicionados a través del programa Refactory, puesto ya en marcha en la planta francesa de Flins, haciéndolo más adelante en la factoría de Sevilla. Toyota por su parte, a través de su división Kinto centrada en flotas, reconvertirá su planta en Reino Unido para dedicarse al reacondicionado en exclusiva de sus coches. Stellantis, concretamente PSA, lleva años trabajando con esta fórmula a través de Aramis Auto, mientras que el grupo Volkswagen también está trabajando esta línea a través de Das WeltAuto.

Conocido el proceso, toca descubrir cuál es el sentido de esta estrategia, y éste es realmente sencillo de entender desde el punto de vista de la industria. Con el encarecimiento constante que vive el automóvil por culpa del proceso de descarbonización y electrificación, además de la subida de precios de las materias primas y el transporte, el precio de los coches nuevos ha aumentado y ésto hace que sean cada vez menos accesibles. Incluso las marcas tipo Dacia, conocidas por sus bajos precios, tampoco han podido escapar a esta subida generalizada de los precios.

Ante esta situación a la que el mercado está respondiendo con un creciente interés en el coche de segunda mano, los fabricantes automovilísticos darán réplica con una fuerte apuesta por el coche reacondicionado. El dilema, obviamente está, en todo lo que supone condenar a un mercado a "conformarse" con los coches usados como única opción de compra a precio asequible.

¿Ha muerto el coche nuevo asequible?

No podemos olvidar que los coches reacondicionados tendrán entre 6 y 10 años de vida, y aunque se prometen mayores estandares de calidad y mejores garantía en el proceso de refabricación, la realidad es que su tecnología, sistemas de seguridad y mecánicas estarán claramente más desfasados que los disponibles en cualquier coche nuevo equivalente.