CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Motos

3 MIN

"Suma y sigue" de la escasez: falta caucho

Rafael López San Martín | 15 Jul 2021
Portada
Portada

No es nada nuevo que tras los confinamientos a nivel mundial, estamos viviendo un momento de escasez de materias primas. Ya hablamos antes de la escasez de acero y semiconductores que está azotando fuertemente a la industria automotriz, pero ahora, se suma uno más. El caucho.

Yo he de reconocer que hasta hace unos días no tenía en el radar este problema, y fue precisamente al hablar con mi taller de confianza para encargar tres juegos de neumáticos de cara al verano (para mi y 2 amigos, no gasto tanta goma) que me di cuenta de que Continental no tenía capacidad para suministrar los ContiTrailAttack 3 delanteros, por lo que decidí encargar los Bridgestone Battlax A41... sorpresa, ellos no podían suministrar los traseros. La solución en este caso ha sido fácil, Bridgestone delante y Continental detrás. Pero, esto puso de manifiesto una vez mas las secuelas indirectas del Covid19.

¿Qué está pasando?

Achacar solo al Covid19 este problema es un poco simplista ya que entran en juego otros factores. Dejando de lado la pandemia mundial (que ya sabemos todos lo que ha acarreado) las causas de esta escasez tiene origen en su producción. La producción anual de caucho natural (el más común en los neumáticos) en 2018 fue de 13.900 millones de toneladas métricas (aumentando en 2019 a mas de 15.000 millones), este caucho, como su nombre indica es natural, es decir, proviene de los arboles del caucho (Hevea brasiliensis).

La producción de este elemento es llevada a cabo primordialmente por pequeños agricultores de países como Tailandia, Indonesia, China, Malasia, Vietnam e India. Estos países han sufrido una tremenda sequía (la cual también influyo en la producción de acero) causando que muchos arboles hayan perecido, mismo desenlace que causan las inundaciones de los monzones y las extendidas enfermedades que este árbol acostumbra a sufrir.

Si a todo esto le sumamos que algunos de estos países como Tailandia, han valorado el precio del caucho a la baja causando en sus agricultores desinterés por plantarlos y cuidarlos, vemos que se ha gestado un coctel perfecto para causar la escasez que ahora sufrimos. Y digo sufrimos porque ya se está repercutiendo en el precio de venta al publico siendo ahora más alto que hace un par de años.

Tampoco podemos dejar de lado el hecho de que durante el parón del confinamiento mundial, los fabricantes de neumáticos (al igual que los fabricantes de coches hicieron con el acero o los semiconductores) bajaron mucho la demanda del producto del caucho, aumentando a su vez esta demanda por el lado de los productos sanitarios de uso generalizado como guantes. Esto también ha repercutido en contratos que actualmente no favorecen el sector automotriz derivando el poco producto existente hacia el sanitario.

Como consejo, ahora que estamos en verano y presumiblemente mucho de nosotros saldremos a viajar largas distancias con nuestras monturas, sería conveniente que planifiquéis con antelación la compra de los neumáticos, ya que si apuramos mucho, podemos encontrarnos en la tesitura de tener que montar juegos de marcas que no nos gusten o simplemente, no conozcamos. Y ya sabemos que fiarse de tus neumáticos es esencial para viajar tranquilos.