33 años de evolución en 11 fotos: así ha cambiado el SEAT Ibiza, el coche español más vendido de la historia

 |  @sergioalvarez88  | 

En 1984 se lanzó al mercado el primer coche de una SEAT por fin independiente de productos de origen Fiat. El SEAT Ibiza fue una importantísima apuesta de futuro para la marca de Martorell, cuya situación económica no era en absoluto desahogada. El potencial del primer SEAT Ibiza motivó a Volkswagen a adquirir SEAT al Insituto Nacional de Industria, por el importe simbólico de una peseta, asumiendo su deuda y compromisos económicos. Más de tres décadas después, el SEAT Ibiza es el coche español más vendido y exitoso de la historia, ocupando de forma sistemática el ránking de los coches más vendidos.

El SEAT Ibiza ha cambiado una barbaridad desde entonces, aunque siga considerado un utilitario del segmento B. SEAT ha decidido que era una gran idea juntar un Ibiza de primera generación con una unidad de quinta generación para que podamos ver de forma empírica los cambios que ha sufrido en sus más de 30 años de historia. Ha elegido la isla de Ibiza para la sesión de fotos y vídeo, un sitio tan paradisíaco como apropiado para esta pareja de coches. Si quieres conocer más a fondo su evolución, te sugerimos que te pases por este artículo, en el que te contamos la historia de todas las generaciones del SEAT Ibiza.

Gracias al éxito del Ibiza, SEAT entró en beneficios en 1987, aumentando la confianza de Volkswagen en la marca cuya propiedad acababa de asumir.

Las diferencias en tamaño son patentes. El primer SEAT Ibiza se ofrecía sólo con una carrocería de tres puertas – las cinco puertas no llegarían hasta su lavado de cara – y medía apenas 3,64 metros de largo. El actual SEAT Ibiza es 42 cm más largo y la friolera de 17 centímetros más ancho. Es también 50 mm más alto y 296 kilos más pesado: marcando apenas 888 kilos en la balanza, el primer SEAT Ibiza era un coche muy ligero.

Diseñado por Giugiaro, el primer Ibiza era muy cuadriculado, y tenía grandes ventanas que aumentaban tanto la sensación de espacio interior como la visibilidad hacia fuera del coche. El actual SEAT Ibiza tiene una superficie acristalada mucho más pequeña, un diseño más aguerrido y cámaras que nos ayudan a ver hacia fuera, por ejemplo a la hora de aparcar.

Para diseñar el primer SEAT Ibiza se usaron moldes de yeso, en un proceso de esculpido más similar al de una estatua ornamental. Hoy en día, se diseñan prototipos usando unos 5.000 kilos de arcilla por coche. Además, el diseño por ordenador cobra especial relevancia. En 1984 todo era mucho más analógico.

Del System Porsche al 1.5 TSI. El SEAT Ibiza GLX presumía de un motor 1.5 de 84 CV de potencia – entonces una cifra más que respetable – cuya culata había sido diseñada por Porsche en Zuffenhausen. Hoy en día, el motor tope de gama en los SEAT Ibiza es un 1.5 TSI de 150 CV de potencia.

Sus prestaciones son muy superiores – hace el 0 a 100 km/h en 7,9 segundos, frente a los más de 11 del System Porsche – y declara una media de consumo de 4,9 l/100 km, frente a los 7,8 l/100 km del primer Ibiza. Además, el nuevo TSI puede desactivar dos de sus cilindros y está disponible con una caja de cambios DSG de doble embrague y siete relaciones, en los años ochenta un adelante reservado a los coches de carreras más punteros.

Otra curiosidad que SEAT nos cuenta en su nota de prensa es que el tiempo de producción del SEAT Ibiza se ha reducido en casi un 75%. El primer Ibiza tardaba 60 horas en fabricarse, y el actual SEAT Ibiza sólo demora 16 horas. Se sigue produciendo de forma exclusiva en las instalaciones que SEAT tiene en Martorell, en la provincia de Barcelona.

Antiguamente, las opciones de infoentretenimiento del SEAT Ibiza se limitaban a una radio. Hoy en día, el Ibiza posee un completo equipo de infoentretenimiento, con una pantalla táctil de 8 pulgadas como protagonista, conectada a servicios online a través de nuestro smartphone, y compatible tanto con Android Auto como con Apple CarPlay. Hoy en día el rasero por el que se comparan muchos coches es su conectividad, mientras que antaño sólo importaba su desempeño en marcha.

Hasta la fecha se han vendido 5,6 millones de SEAT Ibiza en 80 países de todo el mundo. De su primera generación se fabricaron casi 1,3 millones de unidades.

Vídeo destacado del SEAT Ibiza

Lee a continuación: ¿Pensando en comprar un coche pequeño automático? Así es el SEAT Ibiza con cambio DSG que te puedes comprar

Ver todos los comentarios 1
  • X 2.0

    Teniais que haberlo comparado con un SXI, que fue el tope de gama. O con un Crono, de 90 cv.

    Yo fui propietario de uno, 1.5 system Porsche de 100 cv. Ese coche andaba muy pero que muy bien. Motor, equipamiento (cristales eléctricos, radio y cierre centralizado), frenos y estética fueron lo mejor. Lo peor, suspensiones (ballesta atrás), asientos y el propio bastidor, que era una evolución del bastidor del Seat Ritmo. Con todo ello fue mi primer coche, y fue un gran coche, aprendí a conducir con el (y algo mas) y de kilometraje estaba fresco, en 2010 cuando lo quité, marcaba 85.000 km.