LEGO parece, Ferrari Testarossa es: este deportivo italiano necesita algo más que una nueva casa

 |  @sergioalvarez88  | 

Curioso proyecto el que se ha puesto a subasta en eBay. Se trata de un Ferrari Testarossa del año 1987, un superdeportivo exótico de color blanco que evoca escenas de “Corrupción en Miami”. Su actual dueño lo presenta como si de un juego de LEGO se tratase, en una caja gigante y con multitud de piezas listas para su montaje. Lo que realmente demanda es una profunda restauración, en la que habrá que invertir decenas de miles de dólares. Además, su historial es de lo más turbio. ¿Por qué entonces es una propuesta tan fascinante?

Su subasta ya va por los 30.000 dólares, y será necesario invertir aún más dinero en su restauración.

Está actualmente a subasta y ya roza los 30.000 dólares, un precio incluso alto para un coche que no funciona, que no tiene interior y que lleva más de 10 años parado. Su historia es de lo más peliaguda. Por su informe Carfax se sabe que el coche era originalmente de color “Rosso Corsa”, y que en 1994 tuvo un grave accidente frontal, que le granjeó un “salvage title”, una mancha en su expediente automovilístico. Hace una década, su dueño lo envió a un taller de Florida para una restauración, pero se esfumó al poco tiempo.

El taller lo mantuvo en propiedad hasta hace unos meses, sin moverlo, cuando quebró. Fue entonces cuando cambió de manos de nuevo, y pasó a ofrecerse en subasta pública en la web “Bring a Trailer”. El motor aún gira a mano, pero lleva una década sin encenderse, por lo que demandará todo tipo de cuidados, así como reemplazo de fluidos, manguitos… un coche se deteriora gravemente si no se mueve. El interior está completamente desmontado, y los componentes que quedan – volante y salpicadero – no presentan un buen estado.

Es un proyecto fascinante, acompañado de un gran anuncio. El interés suscitado ha sido realmente alto.

El salpicadero está ajado y el volante, muy gastado. Además, un vistazo al kilometraje del cuadro de instrumentos y el del informe de Carfax refleja problemas: este coche ha recibido un “afeitado”. Aunque el chasis parece sólido, presenta algo de óxido y revela que ha habido goteo de fluidos en la zona del motor. La caja de cambios tiene parte del varillaje atascado. ¿Menudo desastre, verdad? Las piezas incluidas por el vendedor están en un estado mediocre, pero al menos permiten reconstruir el interior al completo.

Su motor 4.9 de doce cilindros opuestos y 380 CV de potencia debería poder volver rugir a la vida, al menos las tapas de válvulas y los colectores han sido recientemente repintados. Quizá es uno de estos proyectos fascinantes, con potencial, presentados de una manera especialmente buena. No es un proyecto acompañado de fotos mediocres, con un coche sucio, sin alicientes visuales. Es una fiel representación de los consejos que hace unos meses emitimos: con un buen anuncio y sinceridad todo coche es vendible.

Si viviera en EE.UU. y tuviese el dinero, me lo pensaría seriamente.

Fuente: Bring a Trailer
En Diariomotor:

Lee a continuación: Refugio de valor en tiempos turbulentos: la desgracia de este Ferrari 250 GTO, a la venta por 52 millones de euros

  • Paco Tce

    Yo le pondría mecánicamente al día y para el interior una preparación de circuitos y a correr (nunca mejor dicho)

  • X 2.0

    Hay trabajo para un tapicero y un mecanico, pero estaría bien ver la parte corroída del chasis. Está bastante completo a pesar de todo, yo creo que tiene salvación, otra cosa es lo que la gente esté dispuesta a pagar por este proyecto de Ferrari.

    Sobre el cambio de color…. si, el bianco Ferrari es bien bonito, eso no lo niega nadie, así era el Testarossa de Miami Vice o el de Dr.Dre, pero me parece un crimen cargarse el color de fábrica quitándole valor, y mas el Rosso corsa que es básicamente el color típico del Testarossa.