El maravilloso Mustang V10 que Ford jamás se atrevió a lanzar

 |  @davidvillarreal  | 

La imagen que todos tenemos en mente del pony car por excelencia, del producto más conocido internacionalmente de Ford, es la de ese coupé, ese Ford Mustang musculado, con un motor de ocho cilindros en uve rugiendo con un sonido gangoso. Los motores V6 también son la esencia del Mustang y, desde hace poco, los motores de cuatro cilindros en línea, y turbo, se han convertido en una opción que, lejos de ser una herejía, nos ha parecido interesante y coherente, en estos tiempos que corren. ¿Pero sabías que existió un Mustang con motor V10? ¿Por qué no se atrevió Ford a lanzarlo?

Existió un Ford Mustang con motor V10 y era espectacular

Oficialmente Ford jamás proyectó y ni tan siquiera experimentó con la posibilidad de lanzar un Ford Mustang con motor V10. La realidad, o al menos la historia que Motor Trend nos contaba en 2004, es que este Mustang de diez cilindros nacería a iniciativa de dos ingenieros de Ford, que en sus ratos libres quisieron aprovechar una mula de pruebas, que estaba destinada inexorablemente a ser achatarrada, para crear un deportivo épico.

Aunque Ford no reconociera oficialmente la autoría, es evidente que este proyecto apócrifo, difícilmente se podía hacer de espaldas a la marca.

El Mustang V10 de 2003 no era otra cosa que un proyecto particular de dos ingenieros, cuya autoría no fue reconocida oficialmente por Ford, ni jamás tendría visos de acabar llegando a los concesionarios

Sea como fuere, estos ingenieros llegaron a crear la bestia. Tomando la base de un Boss 351, se pusieron manos a la obra para modificar su motor V8 de 4.6 litros, e incorporar dos cilindros adicionales. Aquella prueba de Motor Trend hablaba de una potencia por encima de los 430 CV entregada, como no podía ser menos, al tren trasero. En el vídeo superior puedes hacerte una idea de cómo sonaba y cómo quemaba rueda este Mustang, del que ya os hablamos hace tiempo en el Espacio Ford. Ver artículo: Ford Mustang Boss 351 V10, el experimento fallido de Ford.

Por excitante que pudiera resultar la idea de un Mustang con un motor de diez cilindros, y tanta potencia, Ford jamás tuvo la más mínima intención de desarrollar un Mustang V10. Tampoco ayudaría su predilección para perder tracción, y quemar rueda. Personalmente también me cuesta imaginar cómo podía afectar a su agilidad el peso extra de este motor sobre el tren delantero.

De manera que aquel Mustang desarrollado en sus ratos libres por unos ingenieros acabaría siendo una mera anécdota. Se dice que, en aquellos mismos años, la sección australiana de Ford también desarrolló un prototipo, con propósitos meramente publicitarios, de un Mustang Convertible V10.

Lee a continuación: En Ford se han vuelto locos y su nuevo coche eléctrico, el Mach 1, será un SUV inspirado en el Mustang

El Ford Mustang 2018 representa el renacer del icono cinematográfico americano como producto global. Desde su lanzamiento en Europa en 2015 ha sido un éxito y ahora con la renovación esperan mejorar todavía más las cifras.

Ver todos los comentarios 1
  • 4×4 de corazon

    Y ese v10 de donde habria salido

El Ford Mustang 2018 representa el renacer del icono cinematográfico americano como producto global. Desde su lanzamiento en Europa en 2015 ha sido un éxito y ahora con la renovación esperan mejorar todavía más las cifras.