¿Dónde está el volante de este coche que tanto recuerda a un Opel eléctrico?

 |  @davidvillarreal  | 

Con el Salón de Detroit a la vuelta de la esquina, estos días conoceremos muchos coches, y aún más prototipos. Ese es el caso de este prototipo de General Motors, que probablemente te recuerda a un Opel eléctrico que ya conocemos. A priori, parece un coche normal. Nos encontramos con una gran pantalla en el centro, con unos asientos de piel, y con detalles que no desentonarían en un coche de calle, y alejados de lo que habitualmente vemos en muchos prototipos. Pero hay un problema importante, ¿dónde está el volante?

Por qué presentar un coche sin volante

Decíamos que este prototipo nos recuerda, y mucho, a un Opel eléctrico. Y más concretamente al Opel Ampera-e, un utilitario eléctrico nacido en los años en que Opel aún era de General Motors, y en paralelo con el Chevrolet Bolt.

Jalopnik publicaba esta imagen de un prototipo de coche que entendemos estará basado en el Chevrolet Bolt y, prescindiendo de volante o pedales, claramente será autónomo.

La llegada del coche autónomo supondrá la desaparición de muchos elementos de nuestros coches, entre ellos el volante y los pedales

Imagen del Opel Ampera-E.

Hacia un coche autónomo sin volante ni pedales

Los fabricantes de coches llevan tiempo definiendo cómo serán sus primeros coches autónomos, y cómo encajarán en su filosofía. Así nos encontramos con marcas que, como General Motors, apuestan por eliminar por completo el volante, porque en un coche que será capaz de moverse por sus propios medios, sin control humano, no será necesario.

También nos encontramos con casos como el de Porsche, de fabricantes más pasionales que prometen jamás eliminar su volante, aún anticipándonos que contarán con coches con tecnología autónoma cuyas capacidades, y enfoques, dependerán mucho de cada modelo.

Y por último nos encontramos con los requisitos legales. En la legislación de diferentes países, que ya están adaptando sus leyes, primero, para permitir las pruebas de coches autónomos y, segundo, para autorizar algún día su comercialización y circulación, nos encontramos también con diferentes requisitos legales, que a menudo implican que los coches probados cuenten con un volante, para que el probador que viaja a bordo sea capaz de tomar los mandos en una situación de riesgo.

Más imágenes del Opel Ampera-e:

Lee a continuación: PSA tiene un problema: Opel pierde 10.000 euros con cada Ampera-e fabricado

  • Nicolas Smith

    Un coche por muy autonomo que sea jamas se vendera sin volante y pedales…..quizas en un futuro muyy lejano, pero pasara mucho tiempo desde que se comercialice este tipo de vehiculos hasta que no exista la opcion de poder conducirlos, si es que ese dia llega

  • javi

    Espero no vivir para verlo