CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Curiosidades

4 MIN

El Museo Guggenheim se transforma en el garaje más exclusivo con estas obras de arte sobre ruedas

Elena Sanz Bartolomé | 13 Abr 2022
Exposicion Guggenheim Bilbao Motion  00
Exposicion Guggenheim Bilbao Motion  00

‘Motion. Autos, Art, Architecture’ es la exposición que todo amante del motor tiene que ver… y no está muy lejos: comisariada por Norman Foster, permanecerá en el Museo Guggenheim de Bilbao hasta el 18 de septiembre de 2022. El edificio concebido por Frank Gehry se ha convertido en el garaje más exclusivo del momento para acoger una muestra que no sólo repasa más de un siglo de historia del automóvil, también su influencia en nuestras vidas. Y lo hace con la presencia de casi 40 coches.

Las verdaderas joyas de esta corona, como decíamos, son los 38 vehículos que han convertido al Museo Guggenheim en el garaje más exclusivo de todos. Los diferentes ejemplares se ubican, siempre, en el centro de cada sala rodeados de piezas de arte y arquitectura. La selección se ha llevado a cabo teniendo en cuenta su singularidad y belleza, pero también los progresos técnicos que llegaron de su mano o la visión de futuro que aportaron en su momento.

17
FOTOS

Iconos e ilustres

Algunos de ellos se presentan por vez primera ante un público amplio porque pertenecen a instituciones o colecciones privadas que los han cedido. La lista hace, sin duda alguna, las delicias de cualquier amante del motor ya que es posible encontrar un Porsche Phaeton de 1900, el primer vehículo de la marca propulsado por un motor eléctrico, un Rolls Royce 40/50 Alpine Eagle (1914), un Bugatti Type 35 (1924), un Aston Martin DB5 James Bond (1964), un Hispano-Suiza H6B Dubonnet Xenia (1938), un Cadillac Eldorado Biarritz (1959), un Ford Mustang PRJCT50 (1965).

Iconos como el Ferrari 250 GTO, el Alfa Romeo Bat o el Bugatti Type 57SC comparten espacio con tres prototipos del Pontiac Firebird de los años 50 cedidos por General Motos que, por primera vez, han salido de Estados Unidos. Los visitantes podrán contemplar un Bugatti Type 57SC Atlantic, un Hispano-Suiza H6B Dubonnet Xenia, un Pegaso Z-102 Cúpula o un Bentley R-Type Continental, pero también un Volkswagen Beetle (1951), un Mini Cooper original, un Fiat 500, un Renault R4 (el mítico ‘4 Latas’), un Citroën 2 CV o el Mercedes AMG F1W11EQ con el que Lewis Hamilton compitió en 2020.

Estas obras de arte sobre cuatro ruedas comparten espacio con otras firmadas por Ramón Casas, Victor Vasarely, David Hockney, James Rosenquist, Sonia Delaunay, Christo, Margaret Bourke-White, Le Corbusier o Frank Lloyd Wright. Se mezclan con la serigrafía de Warhol dedicada al primer Benz Patent Motor Car (1886), las fotos de Man Ray o Berenice Abbott, las esculturas de Brancusi, Henry Moore y Boccioni o un móvil de Calder.

La pasión de Norman Foster

La exposición está comisariada por el arquitecto Norman Foster, un apasionado del mundo del motor. No en vano, nueve de los vehículos expuestos son suyos: entre ellos destaca un Willys MB (1945), un Jaguar E-Type (1961), un Chrysler Airflow (1934) o un Dymaxion Car (1933), ideado por el arquitecto Richard Buckminster Fuller (Bucky) y Starling Burgess, el diseñador de yates Starling Burgess. Este ejemplar tiene una curiosa historia ya que fue reconstruido por Norman Foster en 2010 como homenaje a Bucky, su mentor y colaborador.

En su garaje particular, el arquitecto británico tiene, además, un Lotus de 1958, un Fiat 500 (1961), un Mercedes-Benz 300 SL (1955) o una Vespa eléctrica. Y no olvida cuál fue el primer modelo que condujo: un Morris Eight de 1935.

La exposición ‘Motion. Autos, Art, Architecture’

La exposición se divide en diez espacios y siete galerías que, de forma casi cronológica, repasa los inicios de la historia del automóvil para conducir, después, al visitante por las salas Sculptures, Popularising, Sporting, Visionaries y Americana. La última parada es Future, donde escuelas de diseño y arquitectura de cuatro continentes muestran cómo creen que será la movilidad a finales del Siglo XXI. Los otros cuatro espacios incluyen una cronología en forma de pasillo con una experiencia sonora inmersiva, un estudio de modelado en arcilla (un proceso ideado en los años treinta por Harley Earl, Jefe de Diseño de General Motors) y una zona dedicada a maquetas.

Los coches eléctricos también están presentes en ‘Motion. Autos, Art, Architecture’ y se tratan desde tres puntos de vista: nuevas tecnologías digitales, innovación en el diseño y cuidado del medio ambiente a través de las energías renovables y economía circular. Aprovechan, además, para explicar que la electricidad no es  nueva puesto que Robert Anderson, en 1830, creó el primer vehículo eléctrico diseñado y fabricado por Sibrandus Stratingh. Hay espacio, también, para los coches deportivos o para la mecánica (se puede disfrutar del sonido de diez motores con diferentes arquitecturas).

Imágenes: Museo Guggenheim de Bilbao y Norman Foster Foundation

17
FOTOS