CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Porsche

4 MIN

Un siglo después, los motores planos de Porsche siguen siendo una maravilla… aunque podrían desaparecer

Elena Sanz Bartolomé | 6 Ago 2022
Motores Planos Flat Six Porsche  01
Motores Planos Flat Six Porsche  01

Os voy a proponer un juego: si os digo Porsche, ¿con qué imágenes o conceptos asociáis a la marca alemana? Probablemente, entre vuestras respuestas figure la icónica silueta del Porsche 911 o sus motores ‘flat-six’. Y de esos motores planos quiero hablaros hoy: mecánicas asociadas a un extenso catálogo de mejoras (equilibrio, distribución del peso, manejo…) para el comportamiento de los modelos de Stuttgart que, sin embargo, podrían desaparecer.

Los motores planos de Porsche reciben otro nombre: ‘flat-six’. Una denominación heredada de la distribución de los cilindros: están compuestos por dos conjuntos y cada uno de ellos tiene tres cilindros. La clave reside en que estos dos grupos están situados en diferentes lados del cigüeñal.

Un poco de historia

Esta fórmula de diseño se remonta a 1896: sí, tiene más de un siglo y Porsche no fue pionera. Años después, en 1904, la marca británica Wilson-Pilcher actualizó un diseño de motor de cuatro cilindros agregando dos más: produjeron, así, el primer coche con un motor plano de seis cilindros conocido como ‘18/24 HP’. Esta mecánica serviría de inspiración para la que Ferdinand Porsche ideó para el Volkswagen Beetle.

El Volkswagen Tipo 1 estaba equipado con un motor bóxer de cuatro cilindros y 1.1 litros que podía producir 35 CV de fuerza: fue el mismo motor que Ferry Porsche (hijo de Ferdinand Porsche) eligió para el Porsche 356-001. La marca alemana apostaría por este esquema para el Porsche 911, pero lo actualizó y mejoró continuamente.

En 1963, Porsche presentó un deportivo completamente nuevo llamado Porsche 901… que acabaría convirtiéndose en el Porsche 911 porque Peugeot poseía los derechos de los nombres de modelos de tres dígitos que contenían un cero en el medio. En su interior albergaba un motor plano refrigerado por aire que Hans Mezger (icónico ingeniero de la marca) había actualizado aumentando el número de cilindros de cuatro a seis. Acababa de nacer el famoso ‘flat-six’ de Porsche.

¿Por qué son tan especiales los ‘flat-six’ de Porsche?

La respuesta es rápida: por todas sus ventajas. Aunque la argumentación para hacer esta afirmación es algo más extensa.

Comenzaremos por una palabra clave cuando hablamos de motores: equilibrio. Cuanto más proporcionadas estén las fuerzas de un bloque, menos vibraciones producirán y más suave será su comportamiento. Gracias a su carácter bóxer, un motor de seis cilindros puede tener un equilibrio primario y secundario casi perfecto. La baja vibración da como resultado una conducción más suave. En otros motores de seis cilindros, como el V6, las vibraciones se sienten más porque la ‘V’ rompe esa estabilidad.

Al mismo tiempo, este diseño permite crear motores muy compactos y livianos que producen una potencia inmensa. Y no sólo eso: su tamaño contenido permite ubicarlos muy abajo rebajando, así, el centro de gravedad del coche. Esto es fundamental para mejorar significativamente el comportamiento y el manejo de los modelos firmados por Porsche, que contienen una alta carga de deportividad.

Hay que tener en cuenta que cuando se monta un motor plano en la parte trasera de un vehículo de estas características, ayuda con la distribución del peso. La consecuencia directa es que mejora significativamente tanto la aceleración como la tracción porque el mayor peso en el eje trasero da más potencia a los frenos. Y otra ventaja de los ‘flat-six’ de Porsche es el control del consumo de combustible… sin olvidar que estamos hablando de deportivos cuyas cifras no son, precisamente, contenidas.

¿Por qué pueden desaparecer los ‘flat-six’ de Porsche?

Este cuento podría no tener un final feliz. Todos somos conscientes de que el futuro de la industria del motor pasa por la electrificación: pocos fabricantes quedan sin un modelo de baterías en su gama. Ni siquiera Porsche ha podido evitarlo… por mucho que esté intentando retrasar esa transición.

No en vano, Oliver Blume (CEO de Porsche) ya ha desvelado que los Porsche 718 Boxster y Cayman sustituirán la combustión por la electricidad: así las cosas, en 2025 se despedirán de los motores planos de cuatro y seis cilindros. Y a medida que pase el tiempo y las normativas se endurezcan, los demás modelos de Porsche se verán obligados a seguir el mismo camino.

Vídeo destacado del Porsche 911