Cerrar CERRAR

Guía de compra del Honda CR-Z de segunda mano

Si estás buscando un coche de segunda mano en estos momentos, es más que plausible que estés valorando la compra de un coche con etiqueta ECO de la DGT. El preciado distintivo es la clave para entrar a todas las ZBE españolas, y puede conseguirse con coches alimentados por GNC/GLP, o coches híbridos. El coche que protagoniza este artículo es un coche híbrido, pero tiene un comportamiento muy deportivo. Tiene caja de cambios manual, un consumo muy contenido y prestaciones correctas. Es la ganga usada que decididamente, habías pasado por alto.

Honda CR-Z, el compacto deportivo híbrido que habías olvidado

El Honda CR-Z fue el tercer híbrido que Honda vendió en Europa, tras los Jazz Hybrid e Insight. Se comenzó a comercializar en 2010 y solo estuvo a la venta escasos tres años, tras los que dejó de venderse a causa de su escaso recorrido comercial – apenas se vendió, hablando en plata. Recuerdo asistir en 2010 a su presentación internacional en los Países Bajos, en uno de mis primeros encargos como periodista de motor. Entonces pude probarlo en profundidad y formarme una opinión de un coche, que creo fue incomprendido por el gran público.

Se vendió durante solamente tres años en nuestro país, donde pasó de puntillas a nivel comercial

Fotos del Honda CR-Z

Era demasiado pronto para un coche híbrido de tintes deportivos, pero Honda quiso aglutinar en un mismo vehículo su tecnología híbrida de la época con un chasis deportivo y un diseño juvenil. El Honda CR-Z medía solamente 4,08 metros de largo y era un coche de tres puertas de diseño atrevido, que trataba de capitalizar el legado de coches como los Honda CRX. Lo destacable del Honda CR-Z no era su diseño, pero su diseño condicionaba de forma importante la habitabilidad interior, la visibilidad y el espacio disponible para la carga.

Su maletero cubicaba solamente 225 litros – cifra propia de un coche urbano – y sus plazas traseras eran absolutamente insuficientes. Solo eran aptas para un niño pequeño, siendo optimistas. Era un biplaza en términos efectivos, aunque estaba homologado para 2+2 plazas. Su puesto de conducción estaba orientado al conductor, con relojes profundos y un aspecto que ha resistido bien el paso de los años. Sus materiales, en apariencia no demasiado refinados, apenas acusan desgaste o grillos con el paso del tiempo y los kilómetros – algo a elogiar.

Su lavado de cara de 2013 apenas duró unos meses a la venta

La mecánica de los Honda CR-Z es una mecánica semi-híbrida. Es decir, es un híbrido ligero en donde el motor eléctrico no mueve por sí solo al coche, si no que es un apoyo para el motor térmico. El motor de combustión es un 1.5 i-VTEC atmosférico de 114 CV, asociado a un motor eléctrico de 14 CV y una pequeña batería de 0,58 kWh. En conjunto, desarrollaba 124 CV y 174 Nm de par motor. La peculiaridad es que este motor híbrido se asociaba a un delicioso cambio manual de seis relaciones, de tacto preciso y desarrollos cerrados.

Con un 0 a 100 km/h de 9,9 segundos, era un coche de prestaciones modestas, pero también consumos modestos: homologaba un consumo medio de 5,0 l/100 km NEDC, que en la práctica se traducía en un gasto mixto de unos 6,5 l/100 km. Era un coche de tacto deportivo, con una dirección precisa, chasis firme y comunicativo y buen paso por curva. Un coche divertido de conducir: aunque no fuera especialmente rápido, solo pesaba 1.222 kg en orden de marcha. En 2013 comenzó a comercializarse su lavado de cara, donde lo más relevante fue la actualización y potenciación de su mecánica.

Todos los Honda CR-Z tienen etiqueta ECO de la DGT

El motor pasó a desarrollar 137 CV de potencia combinada, especialmente gracias a un motor eléctrico más potente y una batería de iones de litio. El 0 a 100 km/h se redujo en 0,9 segundos. Desafortunadamente, este lavado de cara apenas duró unos meses a la venta en nuestro país, ya que a finales de 2013, Honda decidió suspender la comercialización del CR-Z. El motivo, como decía mi abuela de forma irónica, fue un “exceso de ventas”.

¿Qué debo tener en cuenta si busco un Honda CR-Z?

Los Honda CR-Z fueron coches fabricados por Honda en su planta de Suzuka, en Japón – la planta con menor índice de defectos. Son coches muy fiables, y coches que si han sido bien mantenidos, nos darán servicio durante muchos años. La mecánica atmosférica de 1,5 litros es indestructible y extremadamente duradera. El único punto débil podría estar a la larga en la batería del sistema híbrido, pero por el momento, no se conocen fallos al respecto. Asegúrate que ha pasado la campaña de revisión de los airbags Takata, es un coche afectado por este proveedor. Por lo demás, no hay mucho a destacar más allá de comprobar que su mantenimiento haya estado al día.

Son coches muy fiables por norma general, y no suelen presentar fallos

Es decir, que sus neumáticos estén en buen estado, que sus amortiguadores no estén vencidos, o que no tenga ruidos en su tren de rodaje. Conviene destacar que fue un coche de escasa tirada, y algunas de las piezas específicas de su carrocería pueden ser caras de reemplazar – pilotos, paragolpes o lunas son detalles que nos vienen a la cabeza. Por último, los faros antiniebla están en una posición expuesta y son propensos a romperse a causa de chinazos.

¿Cuánto cuesta un Honda CR-Z de segunda mano?

El precio de un Honda CR-Z en el mercado de segunda mano es muy razonable. El mayor problema está en la escasa oferta de coches a la venta en los canales habituales. Una búsqueda rápida en los portales online de venta de coches usados revela una oferta inferior a los 20 coches. Dentro de esta oferta, el factor que decanta la balanza del precio son su kilometraje, y en menor medida, su nivel de equipamiento. En este último aspecto, las versiones GT, con faros de xenón, asientos de cuero y navegador, comandan precios ligeramente superiores.

La escasa oferta seminueva es uno de los mayores problemas de este híbrido usado

Por norma general son coches en buen estado, con un trato y mantenimiento adecuados, y precios que arrancan en unos 6.500 euros para las unidades con más kilometraje a sus espaldas – bien entradas en los 200.000 km o incluso 300.000 km. El precio óptimo, en mi opinión, está en unos 9.000 euros, donde podemos encontrar unidades con kilometrajes inferiores y un estado general francamente bueno. Resulta prácticamente imposible encontrar en España unidades del lavado de cara, pues se vendieron durante apenas unos meses del año 2013, antes de su retirada comercial.

Ventajas del Honda CR-Z

-Pequeñas dimensiones
-Tacto de conducción deportivo
-Mecánica refinada de bajo consumo
-Caja de cambios manual

Desventajas del Honda CR-Z

-Prestaciones simplemente correctas
-Plazas traseras inútiles
-Maletero pequeño
-Poca oferta usada en España

Fotos del Honda CR-Z

Foto de Sergio Álvarez

Sergio Álvarez

Técnico en comercio internacional de formación, los coches han sido mi pasión desde que apenas levantaba un metro del suelo y mis padres me regalaron un Ferrari rojo a pedales. Mi afición se ha profesionalizado en Diariomotor, donde estoy presente desde 2008. Escribo a diario, pruebo coches e intento ofrecer la información más interesante a vosotros, nuestros lectores. Soy aficionado al automóvil clásico y los coches "incorrectos".

Cargando...