CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
SUV

3 MIN

El Hyundai Tucson N Line es el rival más duro de los FR, Sportline, R Line, ST Line y GT Line

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 27 Ene 2021
Hyundai Tucson N Line 2021 P
Hyundai Tucson N Line 2021 P

Hace unas semanas os enseñamos el primer adelanto de la versión mas deportiva - hasta la fecha - del Hyundai Tucson. Ahora es momento de conocer a fondo al Hyundai Tucson N Line, el SUV compacto coreano de aspecto más dinámico. A falta de conocer un Tucson N de altos vuelos, el Tucson N Line quiere conquistarnos mediante una imagen deportiva y dinámica. En el fondo, no inventan nada nuevo, rivales como el SEAT Ateca, el Volkswagen Tiguan o el Peugeot 3008 cuentan en su haber con versiones de aspecto más dinámico con apellidos FR, R Line o GT Line.

El Hyundai Tucson N Line se presenta con cambios estéticos de calado generoso. A nivel visual lo que más nos llama la atención es que toda el kit de carrocería, pasos de rueda incluidos, está teñido del mismo color que su cuerpo. En el frontal sigue presumiendo de sus efectistas faros LED integrados en la calandra, pero el grupo óptico inferior está enmarcado en plástico negro brillante. En el paragolpes, las rejillas tienen un tamaño más generoso, un emblema específico preside la calandra y algunas molduras decorativas le otorgan un aspecto más agresivo.

15
FOTOS
VER TODASVER TODAS
El color Shadow Gray del coche de las fotos es un color exclusivo de las versiones N Line.

Sus espejos retrovisores son negros, en claro contraste con el techo del todocamino. Los nuevos diseños de llantas de 19 pulgadas no están solos, les acompañan unos pilotos traseros ligeramente ahumados y una imitación de difusor en el que se montan dos colas de escape - afortunadamente, reales. En el interior también hay muchos detalles deportivos, sin detraer practicidad o usabilidad del conjunto: nos llama la atención el volante con un contorno más marcado, además de ribeteado de color rojo en asientos, molduras y superficies tapizadas.

Los asientos son asientos más deportivos, con un tapizado específico, mixto en terciopelo y cuero de color oscuro. El mismo esquema de materiales se replica en puertas y salpicadero. El techo está tapizado en color negro y en la consola central, algunas inserciones en color plateado aportan un toque refinado. Desarrollado y puesto a punto en Europa, los Tucson N Line tienen una puesta a punto ligeramente más firme y dinámica, articulada en torno a su suspensión adaptativa y a elementos del chasis como la asistencia de la dirección eléctrica.

Nada cambia con respecto al Tucson en lo tocante a tecnologías, infoentretenimiento y asistencias a la conducción.

No será tan deportivo como el futuro Hyundai Tucson N, pero será un coche de tacto algo más ágil. La gama de motores no variará con respecto a otros Tucson, pero omite en ella la versión diésel de acceso y 116 CV. Personalmente, la versión más interesante nos sigue pareciendo la híbrida de 230 CV, además de los gasolina microhíbridos de 150 y 180 CV. Si quieres comprar un Hyundai Tucson N Line, se pondrá a la venta en primavera de 2021, pero las versiones híbrida e híbrida enchufable no llegarán a los concesionarios hasta entrado el verano.

Vídeo destacado del Hyundai Tucson