Lamborghini Polo Storico restaura el único Miura SVR en existencia (+12 fotos)

 |  @sergioalvarez88  | 

Lamborghini Polo Storico es la división de clásicos de la marca, la encargada de devolver a su gloria original a los vehículos más veteranos de la marca. Ya hemos visto de qué son capaces con un Lamborghini Miura original. El protagonista de este artículo es también un Miura, pero no un Miura cualquiera: el Miura más especial de todos los tiempos. Hablamos del Lamborghini Miura SVR, del que ya os hablamos hace tiempo en Diariomotor. Ha recibido una restauración de primer nivel de la que tenemos que hablaros.

Si no te apetece entrar en el enlace al artículo que publicamos hace tiempo sobre el Lamborghini Miura SVR, te volvemos a contar su historia. El Lamborghini Miura fue el primer superdeportivo de motor central de Lamborghini, además del pionero de este apasionante nicho de mercado. Esta joya diseñada por Marcello Gandini fue también el primer coche en estrenar el V12 de Lamborghini. Lanzado en 1966, disfrutó de varias evoluciones en potencia y dinámica, llamadas SV y SV/J – estas últimas también llamadas SVJ o SV Jota.

Sólo 763 unidades del Lamborghini Miura fueron producidas en Sant’ Agata Bolognese entre 1966 y 1972.

El Jota original fue destruido en un accidente por el probador Bob Wallace. Los SVJ eran una evolución de los Miura SV, dotados con un tren de rodaje más deportivo y un motor V12 potenciado con tecnologías de competición, como pistones forjados. Sólo dos unidades recibieron las especificaciones mecánicas del Jota original, entre las que destaca un puntiagudo motor de 4,0 litros. Un motor que desarrollaba la friolera de 440 CV a 8.800 rpm, una cifra superior en nada menos que 100 CV a la de los Miura “básicos”.

Entonces, ¿dónde encaja el SVR en esta ecuación? El Lamborghini Miura SVR nació como un Miura S, producido en 1968 con número de chasis #3781. El coche estaba pintado en color Verde Miura y tenía un interior de cuero negro. El coche fue vendido por el concesionario de la marca en Turín, tras ser expuesto en aquél mismo año en el Salón del Automóvil de Turín. Aquél Miura verde cambió ocho veces de dueño en Italia, hasta acabar en las manos de Heinz Straber en el año 1974, en Alemania.

La empresa de maquetas Kyosho construyó un modelo a escala del Miura SVR, propulsando su popularidad en Japón hasta máximos históricos.

Con el apoyo del importador de Lamborghini en Alemania, pidió a Lamborghini su conversión en el SVR. En Sant’ Agata se pusieron manos a la obra y a lo largo de 18 meses el coche fue transformado en lo que véis en vuestras pantallas. Llama la atención la conversión aerodinámica de su carrocería, el enorme spoiler sobre el techo – que aún escama a los puristas de la marca – y sus llantas BBS de color dorado, con neumáticos Avon de enorme sección. Su mecánica V12 recibió las especificaciones SVJ, con 440 CV.

Tras su conversión el coche fue comprado a Straber en 1976, por parte de un coleccionista japonés llamado Hiromitsu Ito. Desde entonces el coche ha permanecido en Japón, cambiando ocasionalmente de manos. Su popularidad en Japón fue tan grande que llegó a inspirar un cómic manga. El actual propietario es el que ha encargado su completa restauración por parte de Polo Storico. Una restauración compleja, que ha durado 19 meses. Polo Storico tuvo que confiar en las notas de modificación de 1974, en vez de en su ficha de producción de 1968, añadiendo complejidad al caro proceso.

El coche ha sido restaurado durante 19 meses y su propietario lo disfrutará habitualmente en circuito. Como tiene que ser.

El Miura SVR ha recibido modificaciones clave en su restauración, a petición de su actual propietario. El interior vuelve a ser de color negra. Se instala una jaula antivuelco desmontable y asientos con más soporte lateral y cinturones de cuatro puntos. El motivo es que el coche entrará habitualmente en circuito, tanto en trackdays como en exhibiciones. Nos encanta que un coche sea usado con el propósito para el que fue diseñado. Disfrutad de la galería de imágenes en alta resolución que Lamborghini nos regala.

Lee a continuación: ¿Debería preocuparte la existencia de un Lamborghini Miura con un kit de Liberty Walk?

Ver todos los comentarios 0