comscore
MENÚ
Diariomotor
Superdeportivos

3 MIN

Cuando conducir a una velocidad media de 230 km/h en vías públicas salva vidas

lamborghini-huracan-polizia-02

La velocidad mata, suelen decir. Incluso Pere Navarro afirma que debería estar prohibida la venta de los coches que superan los 200 km/h, ya que pueden mandarte a la cárcel. Dejando contestaciones y ese tipo de reflexiones para otro tipo de artículo, en esta ocasión vamos a hablaros de un flagrante exceso de velocidad en vías públicas. En Italia, un Lamborghini Huracán LP610-4 ha recorrido la distancia entre Padua y Roma en apenas dos horas, a una velocidad media de 230 km/h. Una absoluta "temeridad", que sin embargo, ha logrado salvar una vida.

Como seguro estábais sospechando, no estábamos hablando de un petrolhead italiano con ganas de salir en las noticias. Se trata del Lamborghini Huracán LP610-4 de la Polizia di Stato italiana, un coche usado para intervenciones de alta velocidad en autopista, cuya principal función, sin embargo, consiste en hacer de transporte rápido de órganos vitales para operaciones de transplante. El pasado 5 de noviembre, este Lamborghini cubrió los 500 km que separan Padua de Roma para entregar en un hospital de la capital del país un riñón, procedente de un donante.

Para lograr una media de 230 km/h en algo más de dos horas, ha tenido que alcanzar puntas cercanas a los 300 km/h.

Gracias a ello, se pudo salvar la vida de un paciente, en necesidad crítica del órgano vital. Los detalles de la operación no han trascendido, pero resulta llamativa por varios motivos. En primer lugar, podríamos pensar que un medio aéreo habría sido más rápido. Y sí, estarías en lo cierto, pero un helicóptero tiene una autonomía de vuelo media de unos 400 km, y hubiera necesitado aterrizar para un repostaje, perdiendo valiosos minutos. Su velocidad de crucero tampoco es tan alta: el crucero medio de un helicóptero civil es de unos 250 km/h.

Por tanto, en esta ocasión, parecía claro que el coche era la opción más rápida. Especialmente si hablamos de un superdeportivo capaz de superar con holgura los 300 km/h. El hecho de ser un coche de policía también le da claras ventajas: cuenta con luces estroboscópicas, sirenas y equipos de comunicación por radio. Es el coche perfecto para una operación como esta. Aunque no es el coche más práctico para arrestos - es un biplaza estricto y no tiene maletero - su práctico maletero delantero tiene las dimensiones perfectas para las neveras de transporte de órganos.

El vehículo fue donado por Lamborghini a la Polizia di Stato. No solo es márketing, es un vehículo muy útil.

En definitiva, es un coche que demuestra que la velocidad, a veces, también salva vidas.

Galería de fotos del Lamborghini Huracán de la Polizia di Stato

7
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Fuente: Jalopnik

Vídeo destacado del Lamborghini Huracán EVO