Este McLaren P1 GTR solo ha rodado 193 km, y busca un dueño que lo libere

 |  @sergioalvarez88  | 

El McLaren P1 GTR es uno de los coches más especiales en salir de Woking estos últimos años. Es la versión de circuito del ya increíble McLaren P1, un superdeportivo híbrido que hace poco más de un lustro dio más que un susto a los LaFerrari y Porsche 918 Spyder. El P1 GTR es la versión no limitada por normativas de emisiones y seguridad: es el coche de circuito definitivo. De hecho, una versión de calle del P1 GTR ha demostrado que es capaz de rodar a un ritmo de 6:43,22 en Nürburgring. No es el caso del McLaren P1 GTR de nuestro artículo, enjaulado y apenas usado. Necesita ser desatado.

El precioso McLaren P1 GTR que brilla en vuestras pantallas es un verdadero objeto de deseo. Una máquina lasciva y pasional, cuyo máximo rendimiento solo es posible explotar en circuito, a manos de un piloto experto. Al igual que otros P1 GTR, monta un motor 3.8 V8 biturbo, que en combinación con un motor eléctrico, desarrolla una potencia máxima de 1.000 CV de potencia. Con un peso en vacío de 1.345 kilos – 50 kilos menos que el P1 de calle – es una máquina formidablemente rápida. La unidad que se encuentra a la venta está ofrecida por nada menos que Canepa Motorsport.

Fue el primer McLaren P1 GTR en ser importado a Estados Unidos. Es un Model Year 2016.

Bruce Canepa no solo es una leyenda de la competición, es el dueño de un taller que se encarga de restaurar y mantener coches de carreras como los Porsche 917 o Porsche 956. Aunque se especializan en Porsche y producen leyendas como los 959 SC restomod – si no sabes de qué te estamos hablando entra en este artículo – también nos deleitan con coches de otras marcas. En estos momentos nos tientan con este precioso McLaren P1 GTR. Este P1 GTR fue encargado por el propio Bruce Canepa, y el coche fue personalizado desde sus primeras fases de producción. Por ejemplo, su pintura es única.

La tonalidad verde se llama «Canepa Green» y no se puede encontrar en ningún otro coche. El color clásico «McLaren Heritage Orange» de su frontal, retrovisores y alerón podía encontrarse en los coches de carreras con los que Bruce McLaren cimentó su fama. El coche fue encargado con dos baquets y se encargó un tapizado en Alcantara para salpicadero y molduras, con el objetivo de reducir los brillos. La verdadera desgracia es que este coche solo ha recorrido 193,7 km desde que fuera entregado a Canepa en 2016. Solo mencionaré que Laguna Seca está a menos de 100 km del taller de Bruce Canepa.

Nunca ha competido en ningún evento, o rodado a ritmo fuerte en circuito. Sus menos de 200 km habrían sido hechos a velocidad de paseo.

El coche nunca ha pisado un circuito o rodado al ritmo para el que fue diseñado. Su sistema de gatos hidráulicos integrados nunca ha sido usado, y nunca se han cambiado sus neumáticos de tuerca central. El coche nunca ha podido demostrar su potencial en el entorno de un circuito. El coche ha sido encerrado en un garaje climatizado, como simple instrumento de inversión. Esta es su única oportunidad de ser liberado de esta «cárcel». El precio no está anunciado en la web de Canepa, y nos tememos que si tienes que preguntar… es que no te lo puedes permitir. Piensa en siete… u ocho cifras.

Aquí puedes ver la unidad anunciada por Canepa.

Lee a continuación: McLaren P1 GTR ‘Beco’: un homenaje a Ayrton Senna en el 30º aniversario de su primer Mundial de F1

Ver todos los comentarios 1
  • LUCAS FERNANDEZ CALDERON

    Pongame dos ,por favor.