Si el McLaren Senna fuera un eléctrico, tendría que pesar dos toneladas para igualar sus prestaciones

 |  @sergioalvarez88  | 

McLaren es una de las pocas marcas que sigue siendo muy fiel a sus orígenes. La marca ha negado que esté planteándose el lanzamiento de un SUV, y pese a que la marca ya ha experimentado con híbridos – en la forma del impresionante McLaren P1, un coche que nadie podría decir que es “poco McLaren” – no están listos para pasarse a los eléctricos. McLaren está en estos momentos desarrollando y testando un deportivo 100% eléctrico, pero no veremos un McLaren 100% eléctrico hasta dentro de unos cuantos años, según declaraciones del director de márketing de la marca británica.

McLaren quiere que en 2022, el 50% de sus deportivos sean coches con algún tipo de electrificación. Pero pensad más bien en sistemas eléctricos de 48 voltios o motores eléctricos de apoyo al motor térmico. El lanzamiento de un eléctrico puro tiene unos requisitos mucho más duros para la marca. En palabras de Nash: “con la tecnología actual de baterías no veamos viable este lanzamiento – hoy por hoy hay que elegir entre mucha autonomía y prestaciones modestas, o una autonomía muy baja con grandes prestaciones”. Todo ello, sin olvidarnos de uno de los grandes problemas de los eléctricos, el peso.

McLaren no tiene pensado construir un SUV. Ganan mucho dinero construyendo deportivos de pura raza y sus accionistas están contentos.

“Necesitamos un eléctrico que ofrezca una experiencia de conducción visceral, fiel a sus orígenes en competición”. Según las mismas declaraciones, muchos propietarios de un McLaren son asiduos de los circuitos. Son propietarios que demandan a su coche stints de al menos media hora en circuito, tras los cuales repostan combustible y vuelven a salir a pista. “Nuestro eléctrico tendría que rendir a ese nivel. Solo cuando la tecnología permita una experiencia de conducción a la altura de McLaren construiremos un eléctrico”. Uno de los últimos lanzamientos de la marca ha sido el radical McLaren Senna.

El McLaren Senna es un deportivo de altos vuelos, con 800 CV de potencia, tren de rodaje desarrollado en los circuitos y enfocado a ellos, con un peso de sólamente 1.198 kilos. Un deportivo de pura raza capaz de hacer el 0 a 100 km/h en 2,8 segundos, con una aerodinámica que parece salida de otro planeta. “Si el McLaren Senna fuera un coche eléctrico tendría que pesar dos toneladas. Eso no es un McLaren”, sentencia el director de márketing de la firma inglesa. “Un McLaren es un deportivo de motor central. Todo McLaren debe ser ligero y emocionante de pilotar. Es lo que debemos a nuestros clientes”.

Quizá el advenimiento de las baterías de estado sólido consiga que McLaren se pase a los coches eléctricos. Por el momento, es poco plausible.

El próximo McLaren se llama de momento BP23, y es un superdeportivo de tres plazas y posición central de pilotaje, similar a la que tenía en su momento el McLaren F1. Reconforta saber que no tendrá por el momento una versión 100% eléctrica.

Fuente: Motor1 USA

Lee a continuación: Brabham BT62: jaque al McLaren Senna con 700 CV para 972 Kg

  • Internecio

    No creo que hiciesen falta 800 kilos extra, a los que hay que sumar la ausencia del motor de combustión y el depósito de combustible lleno… Pero bueno, es cierto que lo eléctrico aun está en pañales.

  • Chechu Quiroga

    El NIO EP9 pesa 1735 kg, dudo mucho que McLaren no pueda sacar un superdeportivo eléctrico con ese peso o inferior con la tecnología actual. Menos de 1500 kg hay que esperar aún unos 4 años.

  • jairo

    supongo que ese peso lo habrán calculado ingenieros, no vosotros dos