Advertisement

Cuatro todoterrenos que hemos conocido en 2018, que nos demuestran que el 4×4 sigue vivo

 |  @sergioalvarez88  | 

Desde hace años hemos asistido a una imparable expansión de los todocaminos. Coches que combinan en un único envase la estética de un todoterreno con el comportamiento en carretera de un turismo, en detrimento de sus aptitudes todoterreno – sin olvidarnos de un menor apetito por el combustible. Aunque los SUV y los crossover suponen más de la mitad del mercado hoy por hoy y se han llevado por delante a la mayor parte de verdaderos 4×4… sigue habiendo un hueco para el off-road purista. Y en 2018 hemos conocido a varios todoterrenos de verdad que merecen estar en esta recopilación de fin de año. Coches como el nuevo Mercedes Clase G o el nuevo Suzuki Jimny.

Jeep Wrangler (JL): un verdadero icono americano

El Jeep Wrangler es uno de los todoterrenos más icónicos de todos los tiempos, y su árbol genealógico puede recomponerse de forma clara hasta llegar al mítico Willys MB de la Segunda Guerra Mundial. Su última generación ha supuesto una profunda renovación tecnológica, en la que no ha variado la receta original del coche. Aunque el nuevo Jeep Wrangler es más tecnológico y tiene un sistema microhíbrido de 48 voltios en su versión de cuatro cilindros, sigue reteniendo un chasis de largueros y travesaños, ejes rígidos y una caja de cambios con reductora. En definitiva, sigue siendo un verdadero todoterrenos.

Sigue teniendo versiones Rubicon, con diferenciales autoblocantes y barras estabilizadoras desconectables. El Wrangler sigue siendo un todoterreno de los de verdad.

Por primera vez equipa un motor turbo de gasolina, que en Europa convive con un diésel de 2,2 litros y 200 CV de potencia, la opción más lógica para la práctica totalidad de compradores – en EE.UU. también se vende con un motor V6 de gasolina. Su interior ha ganado mucho en calidad y refinamiento, y ha sido dotado con un sistema de infotainment de última generación. Jeep también ha querido mejorar el comportamiento del coche en carretera, pero sin perder un ápice de capacidades todoterreno. La línea de accesorios de Mopar también nos permite personalizarlo hasta el extremo, sin recurrir a soluciones de aftermarket.

Por si esto fuera poco, también se ha estrenado en EE.UU. el Jeep Gladiator, la versión pick-up del Wrangler. Llegará al mercado en 2019.

Galería de fotos del Jeep Wrangler

Suzuki Jimny: diversión en formato de bolsillo

El Suzuki Jimny es otro de los iconos del mundo todoterreno. Nos encanta que Suzuki no lo haya transformado en un crossover urbano. De hecho, Suzuki ha superado las expectativas de prácticamente todo el mundo. El Jimny de cuarta generación es un todoterreno cuya fórmula continúa invariable con respecto a su anterior generación: retiene un chasis de largueros y travesaños, con doble eje rígido y caja de cambios con reductora. Aunque sus diferenciales son abiertos, compensa la falta de autoblocante con un control de tracción especialmente adaptado a la práctica del 4×4.

Su precio arranca en poco más de 16.000 euros. Nadie ofrece tantas capacidades todoterreno por tan poco dinero hoy en día.

Sólo se ofrece con un motor atmosférico de gasolina, un durísimo y fiable 1,5 litros de 102 CV de potencia. Este juguete pesa poco más de 1.100 kilos y mide 3,64 metros. El Suzuki Jimny tiene un fantástico aspecto retro. Es extremadamente cuadriculado y podemos equipar una calandra similar a la de los Samurai de antaño. Su interior también tiene guiños al pasado, con una instrumentación analógica agrupada en dos módulos y más superficies rectas. Con todo, no descuida las asistencias a la conducción ni los modernos sistemas de infoentretenimiento – es un coche perfectamente compatible con el día a día.

Galería de fotos del Suzuki Jimny

Mercedes Clase G: más… ¿y mejor?

Otra de las grandes renovaciones de este año 2018 que ya dejamos atrás es el Mercedes Clase G. Es otro de los grandes iconos del mundo del todoterreno, y se ha renovado en profundidad sin perder su carácter de siempre. De hecho, no se trata de una nueva generación, ya que oficialmente Mercedes la sigue denominado como W463. En esta renovación el Mercedes Clase G ha ganado en tecnología, estrenando un interior futurista con un sistema de infotainment de doble pantalla de última generación y calidades superiores a las de su predecesor. Exteriormente los cambios son tímidos y se centran en su frontal.

Echaremos de menos las versiones AMG de doce cilindros. Con todo, los Mercedes-AMG G 63 siguen siendo una oda al exceso.

Muchos puristas han criticado al nuevo Clase G por perder su eje rígido delantero, reemplazado por una suspensión independiente. Mercedes afirma que su articulación es superior a la del anterior eje rígido. Además, el todoterreno alemán conserva sus tres bloqueos de diferenciales y su caja de cambios con reductora. Sigue siendo un coche imparable fuera del asfalto, un desempeño que hemos de pagar, con precios que arrancan en . Dentro del asfalto es más competitivo que su predecesor, y retiene todo el carisma de los Clase G de siempre – que llegaron al mercado hace ya 40 años.

Galería de fotos del Mercedes Clase G

SsangYong Rexton: el todoterreno de siempre no ha muerto

El SsangYong Rexton es un todoterreno diferente a los que os hemos expuesto anteriormente. No es un coche con décadas y décadas de historia, como podrían ser los Toyota Land Cruiser o los Mercedes Clase G. Con todo, lleva más de 15 años a la venta y en su última generación mantiene la filosofía de siempre. Siempre ha sido una alternativa de menor coste a todoterrenos como los Mitsubishi Montero, de precio muy superior. Es un coche construido sobre un chasis de largueros y travesaños, con un motor diésel situado en posición longitudinal, y caja de cambios con reductora.

El SsagYong Rexton está muy equipado y está cargado de tecnología, pero se defiende muy bien fuera del asfalto.

Su motor diésel desarrolla 181 CV de potencia y los canaliza al suelo a través de una caja de cambios manual, o una caja automática de convertidor de par y origen Mercedes. Aunque tiene unas buenas habilidades fuera del asfalto, queda algo limitado por sus cotas y por su esquema de suspensión independiente en ambos ejes – emplea un esquema multilink de hasta cinco brazos en el tren trasero. Aunque ha sacrificado algo de capacidad off-road con respecto a su antecesor es un coche mucho más cómodo y refinado en carretera, y cuenta con el aliciente de disponer de hasta siete plazas. Ya lo hemos probado.

Vídeo destacado del Suzuki Jimny

Lee a continuación: Vídeo: el nuevo Suzuki Jimny se enfrenta al Toyota Land Cruiser en un duelo todoterreno al límite

El Suzuki Jimny es uno de los pocos 4x4 puros que quedan en el mercado, además de uno de los más asequibles. Sus reducidas dimensiones lo hacen ideal para conducción off-road

Ver todos los comentarios 0

El Suzuki Jimny es uno de los pocos 4x4 puros que quedan en el mercado, además de uno de los más asequibles. Sus reducidas dimensiones lo hacen ideal para conducción off-road

Advertisement