La locura del día es este Mercedes 190... con el 6.0 V12 de más de 400 CV de un S 600 (+vídeo)

Sergio Álvarez  |  @sergioalvarez88  | 
Mercedes 190 V12 P

En Diariomotor queremos ser amigos de gente como Johan Muter. Este neerlandés es el propietario de un Mercedes 190 E muy especial. Un W201 en el que se ha transplantado el gigantesco motor V12 de 6,0 litros de un Mercedes S 600. Un motor V12 de 408 CV de potencia, que reemplaza al sencillo atmosférico de cuatro cilindros, 2,0 litros de cubicaje y 89 CV que este coche tenía como opción mecánica de serie. Es un sleeper en toda regla, y en este artículo vamos a enseñaros con el mayor detalle posible esta transformación, además de vídeos de este genial proyecto. Nos encanta.

El vehículo de partida es un Mercedes 190 E con 290.000 kilómetros, que Johan usó como coche de diario durante años. Un buen día, adquirió un Mercedes S 600 con solo 160.000 km, y decidió que era una gran idea transplantar su V12 en el vano motor del "baby Benz". Cualquiera que conozca mínimamente los W201 sabe que su vano motor no es el más espacioso del mundo, y que trabajar en sus motores de seis cilindros ya es desafiante. Ni corto ni perezoso, y en un proceso que demoró seis meses, Johan instaló el motor M120 de seis litros y doce cilindros bajo el capó del pequeño Mercedes.

Muchas piezas fueron adaptadas de otros Mercedes, otros elementos fueron diseñados ad-hoc. El coche ha sido legalizado para circular en carretera.

Para ello, lógicamente, tuvo que fabricar nuevos anclajes para el motor y reubicar sistemas auxiliares como la bomba de vacío para el sistema de frenado, o el sistema de alimentación de combustible. Para garantizar que el motor V12 estuviera en excelente forma, lo desmontó y reacondicionó a nivel interno. Incluso fabricó un nuevo sistema de cableado, que se comunica con la centralita del motor adecuadamente. La caja de cambios automática tiene cinco relaciones y procede de un Mercedes CL 600. Está asociada a un sistema ad-hoc de control de la caja de cambios, fabricado por OFGear.

El espacio para el radiador es tan ajustado que las ópticas delanteras fueron agujereadas, para poder canalizar aire hacia la admisión, completamente a medida. Una barra de torretas delantera es vital para dar rigidez al conjunto. El sistema de dirección procede de un Mercedes W210, mientras que los bujes proceden de un Mercedes SL 500 R 129. Curiosamente la suspensión coilover es la única parte no perteneciente a Mercedes: son piezas procedentes de un BMW Serie 3 E36. A nivel estético el coche está de serie, pero equipa las llantas de 18 pulgadas de un Mercedes CL 600.

Su peso en orden de marcha, con el depósito lleno y un conductor, supera por poco los 1.500 kilos. Es un sleeper en toda regla.

El interior del coche procede de un Mercedes 190 E 2.3-16, con unos bonitos y discretos asientos deportivos. Por lo demás, nadie diría que bajo el capó de este coche hay un motor, que tras la instalación, es capaz de desarrollar 424 CV de potencia máxima. Gracias a su fantástica relación peso-potencia es capaz de hacer el 0 a 100 km/h en 5,2 segundos y el 100 a 200 km/h en poco más de 11 segundos. En un vídeo, Johan circula con el coche a más de 240 km/h de marcador con el coche por la Autobahn alemana. Es realmente sorprendente ver con qué pasmosa sencillez gana velocidad el coche.

Completamos el post recomendando que visitéis el canal de YouTube de Johan y repaséis la construcción del coche, detallada con mimo en varios vídeos.

Lee a continuación: Hyundai se imagina cómo serían las versiones N del Palisade, Nexo y Prophecy... ¡y nos encantan!

Ver todos los comentarios 2