CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Mercedes

3 MIN

Mercedes 500 TE AMG (1979): así es uno de los primeros AMG de todos los tiempos

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 17 Feb 2019
Mercedes 500 Te Amg Historia P
Mercedes 500 Te Amg Historia P

AMG está completamente vinculada a Mercedes desde hace más de 10 años, pero hubo una época en la que era una empresa completamente independiente. Fundada en la década de los años 60, siempre estuvo especializada en mejorar las prestaciones de Mercedes, pero no tenían el acuerdo de exclusividad actual - eran "amigos con derecho a roce". De hecho, existen preparaciones de AMG para coches como el Mitsubishi Galant. Uno de los primeros trabajos de AMG fue el Mercedes 300 SL, y quizá uno de los primeros AMG verdaderamente reconocibles fue este impresionante y desconocido Mercedes 500 TE AMG.

Es un delicioso familiar deportivo basado en los Mercedes T123, las versiones familiares de los icónicos e irrompibles Mercedes W123 de los años 70. Como sabéis, el motor más potente de aquellos W123 era un gasolina de 2,8 litros y seis cilindros en línea, que por aquél entonces desarollaba 185 CV. Lo que AMG quería era crear un misil de Autobahn con potencia de ocho cilindros, una mecánica que en la época estaba reservada a los Mercedes SL y Mercedes SEL más prestigiosos y caros. Ni cortos ni perezosos, compraron a Mercedes un M117 y lo transplantaron en el pequeño Mercedes W123 familiar.

12
FOTOS
VER TODASVER TODAS

En sus entrañas late un V8 de 5,0 litros e inyección mecánica, instalado de forma completamente ad-hoc en el vano motor del W123 familiar.

Este motor M117 es uno de los grandes motores de la historia de Mercedes, un V8 atmosférico con inyección mecánica Bosch - de funcionamiento impecable si está bien puesta a punto. En este caso, es un M117 de 5,0 litros, que desarrollaba una potencia máxima de 240 CV en su época. No obstante, AMG no habría dejado este motor de serie, ya que el coche cuenta con un escape completamente artesanal, en el que se incluye un down-pipe con más flujo. Posiblemente hay más modificaciones en ciertos componentes internos, ya que el coche cuenta con un segundo radiador de aceite.

Es seguro decir que este coche tiene más de 250 CV, que en 1979 era una cifra desmesurada para un coche tan ligero. Este motor está asociado a un cambio automático de cuatro relaciones, pasando su potencia al suelo a través de neumáticos de 225 mm de sección. Estos neumáticos deportivos - con un perfil mucho más grande que los actuales neumáticos deportivos - están montados en unas preciosas llantas Penta de 16 pulgadas. El coche lleva un kit AMG deportivo, con nuevos paragolpes y taloneras. Gracias a su pintura de color negro, el coche tiene un look amenazador y oscuro. Nos encanta, en resumidas cuentas.

Solo dos colas de escape de dimensiones generosas dan pistas acerca del potencial prestacional de este Mercedes.

Incluso la calandra, la estrella de Mercedes o el logotipo de AMG en la parte trasera son de color negro. Sin embargo, su interior es mucho más cálido y acogedor, además de desprender un sabor auténticamente setentero. Algunos puntos clave son los asientos Recaro con ajuste eléctrico - unos CSE, si no me equivoco - y el volante AMG, por no hablar de una consola central con un grupo extra de relojes y una instrumentación diferente. El coche vivió durante un tiempo en una colección privada de EE.UU., pero en estos momentos se encuentra en Europa, donde será subastado por RM Sotheby's en Essen, Alemania.

Forma parte de una colección apasionante llamada "The Youngtimer Collection". Se espera que su precio de venta sea de entre 60.000 y 70.000 euros.

Galería de fotos en alta resolución del Mercedes 500 TE AMG