CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Mercedes

4 MIN

Mercedes A 38 AMG, el monovolumen bimotor que todavía hoy se ríe de muchos deportivos

David Clavero | @ClaveroD | 15 Feb 2022
Mercedes Clase A 38 Amg 05
Mercedes Clase A 38 Amg 05

La primera generación del Mercedes Clase A será recordada por muchas de sus rarezas, pero hubo una especialmente que pese a ser poco conocida, no podría ser más llamativa. En algún momento, a alguien de AMG se le ocurrió que sería buena idea no solo crear un monovolumen deportivo, sino hacerlo además con dos motores trabajando de forma simultánea. Ante la necesidad de usar un motor más grande para conseguir más potencia, AMG tomó la decisión salomónica de usar un motor en cada eje, creando así el espectacular e irrepetible Mercedes A38 AMG, también conocido como A 190 Twin Engine en su versión prototipo.

El concepto aplicado por los ingenieros de AMG no era realmente nuevo, y de hecho en la historia del automóvil encontranos más ejemplos de configuraciones bimotor como solución a una necesidad de potencia extra. Sin ir más lejos, aún recordamos con cariño nuestra prueba del Volkswagen Golf Twin-Engine de 652 CV que casi gana el Pikes Peak de 1987.

5
FOTOS

Pero volvamos a la Affalterbach de los años '90, un lugar donde se propusieron sacar el lado más deportivo de la Clase A, un coche de corte monovolumen que buscaba ser al mismo tiempo una alternativa real dentro del recién creado segmento de los compactos premium. Pero había un problema para que el Clase A W168 hablase de altas prestaciones, y es que literalmente no había espacio en el vano motor para meter un propulsor más grande capaz de desarrollar más potencia.

El problema de este Clase A era que su peculiar diseño de vano motor no había tenido en cuenta la llegada de una versión deportiva, por lo que en ese espacio inclinado situado casi que bajo el habitáculo en pos ofrecer un mayor nivel de seguridad ante impactos frontales, no era posible introducir un motor a la altura de un AMG. Pero de pronto, a alguien en el proyecto se le ocurrió la idea de que en lugar de buscar un motor más grande y más potente, la solución perfecta pasaba por usar el mismo motor de 4 cilindros, 1.9 litros y 125 CV, pero por partida doble; instalándolo sobre el eje trasero con su correspondiente caja de cambios, diferencial, etc.

De esto modo, lo que en su momento fue un Mercedes A190 de 125 CV, con la adición de 2 motores idénticos trabajando en paralelo, se convirtió en el Mercedes A38 AMG con 250 CV de potencia máxima. Con esta configuración no solo se consiguió doblar la potencia, sino que se mejoró la tracción al contar con 4 ruedas motrices gobernadas a través de un solo puesto de conducción. Tal era el nivel de este monovolumen hipervitaminado, que el A38 AMG conseguía un 0-100 Km/h de 5,9 segundos y una velocidad punta de 230 Km/h.

Como no podía ser de otra forma, la nueva configuración de doble motor vino acompañada de una muy extensa revisión del chasis. De este modo, el A38 estrenó nueva suspensión, nuevo kit de carrocería ensanchado y rebajado, unos controles adaptados para poder gobernar al mismo tiempo ambos motores y ambos cambios y un sistema de frenos de alto rendimiento heredado directamente de un E55 AMG de por aquel entonces.

5
FOTOS

El proyecto terminó despertando bastante curiosidad, tanto dentro como fuera de Mercedes, contando con la ayuda de leyendas como Mika Hakkinen para la puesta a punto. Pese a ser un prototipo de exhibición, se estima que fueron fabricadas muy pocas unidades como parte de una serie especial de la que nunca se ha confirmado producción exacta, yendo a parar dos de estos A38 a los pilotos de McLaren Mercedes de entonces: David Coulthard y Milka Hakkinen.

Y aunque el Mercedes A38 AMG no consiguió llegar a las calles, sí que sirvió a la marca para explorar el interés de sus clientes sobre una versión más deportiva de la primera generación del Clase A, dando lugar a un Mercedes A 210 Evolution con motor 2.1 gasolina de 140 CV. No llevaba el sello AMG, sin embargo sí instalaba un paquete de mejoras específico y extra de potencia que le permitieron cumplir con el papel de ser el primer Mercedes Clase A deportivo.

Vídeo destacado del Mercedes Clase A