Mercedes-AMG E63, sí, el primer Clase E de la historia con más de 600 CV tendrá Drift Mode

 |  @valdi92  | 

La última bestia de AMG ya está entre nosotros, tras meses de rumores, noticias y datos aislados. La espera ha terminado, y la berlina media de Mercedes ya cuenta en su haber con una versión aderezada por el preparador oficial de la marca. Con todos ustedes, el nuevo Mercedes-AMG E63, el primer Clase E de la historia con más de 600 CV.

Era cuestión de tiempo que el E63 se presentase de forma definitiva. Lo habíamos visto en vídeo, camuflado, con carrocería familiar, en Nurburgring, en América…pero ya está aquí, la nueva bestia de AMG llega con ganas de convertirse en el sedán deportivo de referencia en el mercado.

Estéticamente el E63 gana enteros gracias a la “dieta AMG”, que incluye unos paragolpes rediseñados con entradas de aire y molduras mucho más prominentes, llantas específicas, un pequeño spoiler sobre el portón trasero y aletas más abultadas, necesarias para acoger un ancho de vías mayor tanto delante como detrás. 

En el interior destacan sobre todo los asientos, ya marca de la casa, que sin llegar a ser los semibacket que montan modelos como el A45 o el C63, sí son más deportivos que los de serie. Las molduras interiores están rematadas en fibra de carbono, mientras que la instrumentación digital cuenta con grafías específicas, así como indicadores ampliados, necesarios a la hora de dar caña al acelerador.

mercedes-amg_e_63_2017_dm_9

mercedes-amg_e_63_2017_dm_8

Mecánicamente el E63 es todo un portento, como viene siendo habitual en las últimas creaciones de AMG. Bajo el capó, el mismo 4.0 V8 Biturbo que ya encontramos en modelos como el C63 o el AMG GT, y como en éstos, con dos niveles de potencia. La variante menos potente, -E63 a secas- ofrece 571 CV y 750 NM, suficientes para acelerar de 0 a 100 km/h en 3.4 segundos. En el caso del E63 S, la potencia asciende hasta unos increíbles 612 CV, con un par máximo de 850 NM, que le permiten acelerar de 0 a 100 km/h en 3.3 segundos, alcanzando una velocidad máxima limitada a 300 km/h.

mercedes-amg_e_63_2017_dm_7

Ambas opciones  mecánicas están asociadas a la misma transmisión automática AMG Speedshift de nueve velocidades y doble embrague. Además, será de serie el sistema de tracción total AMG Performance 4Matic+, que permite mejorar el manejo de tanta caballería junta, y sí, el E63 S contará con un sistema Drift Mode, que permitirá transmitir el 100% de potencia a las ruedas traseras a través de un diferencial electrónico, haciendo así del E63 un completo tracción trasera capaz de destruir juegos de neumáticos como el que se come una piruleta.

Aún habrá que esperar a principios de 2017 para que el E63 comience a llegar a nuestro país, pero está claro que con la llegada de esta nueva generación, tenemos aún más ganas de la incorporación a la lucha del nuevo M5 de BMW, que también está próximo a su lanzamiento, y que también rondará, por primera vez en su historia, los 600 CV.

mercedes-amg_e_63_2017_dm_6

 

 

Lee a continuación: El Drift Mode está de moda: Mercedes-AMG lo estrenará en el E63

Ver todos los comentarios 4
  • Ruben

    Teóricamente el M5 ya ha coqueteado con los 600cv a pesar de ser en ediciones especiales. Será interesante ver hasta donde lo llevan para hacer frente a este E63.

  • Orion3

    En mi opinión es un C63+. Precioso, sí, pero demasiado parecido a su hermano pequeño.

  • Crei que me habia enamorado hasta que vi ese interior…no sabria ni como describirlo, asqueroso

  • Eduardo Piernas

    Por fuera un C63 y por dentro un “puticlub”… prefería la época en la que se decía que mercedes era un coche de viejos.