Adiós ¿para siempre? al V12: el exclusivo Mercedes-AMG S 65 Final Edition es el final de una era

Diego Gutiérrez  |  @Dieguti_  | 
Mercedes Amg S 65 Final Edition Portada

El Mercedes-AMG S 65 Final Edition marca un punto y aparte en AMG, pone el broche a una era donde el pináculo del automovilismo era un refinado y majestuoso motor de doce cilindros en uve. Mercedes dice adiós con esta exclusiva versión del Clase S, del que se harán poco más de un centenar, al V12 en modelos AMG. El Mercedes-AMG S 65 Final Edition es la forma de decir adiós al motor por excelencia en la división deportiva de Mercedes y, como si de guardar el luto se tratase, sólo se venderá en riguroso color negro.

El S 65 Final Edition una edición de coleccionista vestida de negro y bronce

Negro obsidiana para la carrocería y los colines de escape y color bronce mate para las llantas (de 20 pulgadas), la rejilla de las entradas de aire delanteras y unas molduras en los faldones laterales y el difusor trasero. Es la combinación cromática elegida por AMG para este S 65 Final Edition, la misma que en el interior: tapicería en piel Exclusiva nappa negra con costuras en bronce y molduras de fibra de carbono. Discreción y sencillez, sin pomposos ornamentos.

El S 65 Final Edition equipa prácticamente todo lo que un Clase S puede equipar: asientos Primera Clase con posavasos climatizados, techo Magic Sky Control... Y un V12 bajo el capó

Eso sí, este S 65 Final Edition viene aún más equipado que un S 65 normal y monta de serie los asientos traseros First Class con la consola central extendida, que incluye reposavasos climatizados, el techo panorámico Magic Sky Control y el paquete AMG Driver con el que la velocidad máxima limitada pasa a ser de 300 km/h. Y aunque es la berlina donde más rápido y cómodo se pueda viajar, muy probablemente la mayoría de unidades pasarán el tiempo paradas y por eso Mercedes incluye entre el equipamiento de una funda protectora.

Evidentemente, en una versión así no faltan inserciones específicas: 'AMG Edition' en el volante y '1 of 130' en la consola central nos recuerdan la exclusividad de este modelo, del que sólo se fabricarán 130 unidades para todo el mundo. Además, de forma similar a los Maybach, en el pilar C hay un emblema de AMG.

Qué decir de la mecánica llegados a este punto... El S 65 Final Edition monta el V12 biturbo de 5.980 cm³ que alcanza los 630 CV de potencia, que junto a unos impresionantes 1000 Nm de par hacen de este propulsor una verdadera central energética. A diferencia de los S 63 de ocho cilindros, el S 65 equipa la caja de cambios 7G-Tronic Plus y toda la potencia tienen que digerirla las dos ruedas traseras.

El último V12 de AMG, pero no el último de Mercedes

Mercedes no ha publicado el precio de esta exclusiva versión, aunque bien superará los 300.000 euros (el S 65 normal cuesta 290.000). Y aunque probablemente lo hayas leído o escuchado en más de una ocasión, Mercedes todavía no ha dicho de manera oficial que este vaya a ser su último coche con motor V12.

AMG pasará a emplar mecánicas híbridas alrededor el 4.0 V8 biturbo. Pero seguirá habiendo motores V12 en los Maybach

Sí lo será para AMG, como dejó claro Tobias Moers en una entrevista a Car and Driver, que para sus versiones más potentes adoptará mecánicas híbridas con el 4.0 V8 biturbo más motores eléctricos. Sin embargo, aún seguiremos viendo durante un tiempo (quizá no demasiado) configuraciones de doce cilindros en modelos de Maybach.

Fuente: Mercedes

Lee a continuación: ¿Quién la tiene más grande? El próximo Mercedes Clase S se deja ver con una pantalla gigantesca en su interior

Es el tope de la gama Mercedes y también una referencia tecnológica mundial para la industria del automóvil. No es poco.

Ver todos los comentarios 0