CERRAR
MENÚ
Diariomotor EléctricosLogo Diariomotor Eléctricos
Eléctricos

3 MIN

Las suscripciones llegan a otro nivel: ya hay que pagar para desbloquear toda la potencia de los Mercedes EQ

Elena Sanz Bartolomé | 23 Nov 2022
Mercedes Eq. Eqe Suv. Mercedes Eq. Eqe Suv.
Mercedes Eq. Eqe Suv. Mercedes Eq. Eqe Suv.

Las actualizaciones inalámbricas de los vehículos más modernos han facilitado la vida a las marcas, que con ellas pueden corregir errores y, también, ampliar o actualizar las funciones de sus modelos. Esa conectividad, sin embargo, se ha convertido en un arma de doble filo porque hace posible que algunos fabricantes de automóviles restrinjan el acceso a determinadas funciones. Ahora, el equipamiento por suscripción ha llegado a otro nivel: ya hay que pagar para que un Mercedes EQ sea más potente.

Meses después de que BMW ofreciera una suscripción para ciertas opciones (como el volante o los asientos calefactables), Mercedes ha llevado esto a un nivel completamente nuevo: en Estados Unidos, los conductores que sean propietarios de un modelo de la familia EQ, la denominación empleada por la marca para sus coches eléctricos, tendrán que pagar si quieren desbloquear todo el potencial de su motor. Concretamente, 1.200 dólares (1.166 euros) más impuestos… al año.

Aumentar la potencia y el par

En la web de Mercedes, entre sus servicios de suscripción, se encuentra uno bajo el título ‘Acceleration Increase’: según explican estará disponible próximamente y su objetivo pasa por aumentar el par y la potencia máxima “de su Mercedes EQ”. Una opción aplicable a los siguientes modelos:

  • Mercedes EQE 350 4MATIC: pasa de 288 a 349 CV y hace el 0 a 100 km/h en 5,1 segundos en lugar de en 6.
  • Mercedes EQE SUV 350 4MATIC: incrementa la potencia de igual manera, pero hace el 0 a 100 km/h en 5,2 segundos en lugar de en 6,2.
  • Mercedes EQS 450 4MATIC: pasa de 355 a 443 CV y hace el 0 a 100 km/h en 4,5 segundos en lugar de en 5,3.
  • Mercedes EQS SUV 4MATIC: incrementa la potencia de igual manera, pero hace el 0 a 100 km/h en 4,9 segundos en lugar de en 5,8.

Según Mercedes, pagar esta tarifa anual implica el desbloqueo del modo de conducción ‘Dinámico’ así como un aumento de la potencia máxima (entre un 20 y un 24 %, dependiendo de la cifra original de fábrica), del par motor y, al mismo tiempo, del rendimiento general: de esta manera, la aceleración de 0 a 100 km/h mejora entre 0,8 y 0,9 segundos. Se supone, además, que las características generales de los motores eléctricos también cambian.

El equipamiento por suscripción

Las suscripciones son algo comprensible para ciertos componentes y servicios que requieren un mantenimiento constante. Sirven, al mismo tiempo, para reducir los costes de fabricación de un vehículo y minimizar la obsolescencia: el problema llega cuando se convierte en una herramienta para que el modelo en cuestión siga generando ingresos durante toda su vida útil… por opciones que ya están instaladas.

La potencia y el rendimiento adicional que brinda la opción de Mercedes es algo que los EQ ya son capaces de hacer cuando salen de la fábrica: el coche ya tiene todo lo necesario, así que la marca no tiene que hacer nada para que sea más rápido o potente.

Queda por ver cómo de populares serán este tipo de suscripciones: ¿realmente alguien pagará 1.200 dólares al año (100 dólares al mes) para reducir en un segundo lo que tarda su vehículo eléctrico en hacer el 0 a 100 km/h? ¿Merece la pena por un incremento del 20-24% en la potencia? Quién sabe, tal vez Mercedes acabe demostrando que las dudas están fuera de lugar y que los conductores no tendrán problemas en pagar un extra por un poco más de rendimiento.