comscore
CERRAR
MENÚ
Diariomotor
Toyota

3 MIN

Mitsuoka Buddy, o cómo convertir un Toyota RAV4 en un SUV americano de los 90

Mitsuoka Buddy P

Mitsuoka es un fabricante de coches de lo más peculiar. Afincado en Japón - por si no quedaba claro a raíz de su nombre - se dedican a transformar vehículos comunes en coches de aspecto clásico. Por ejemplo, el Mitsuoka Rock Star es un Mazda MX-5 transformado en una especie de Chevrolet Corvette Stingray clásico. En su momento, llegaron incluso a crear un deportivo de motor central de aspecto... complicado: el Mitsuoka Orochi, creado a partir de un chasis tubular y un motor Toyota. Ahora, han transformado un Toyota RAV4 en un SUV americano de los años noventa. Y nos encanta.

Hay que reconocer que las creaciones de Mitsuoka no son para todos los públicos. El Orochi es capaz de inducir pesadillas y quizá debemos valorar si transformar un Nissan Micra en una especie de berlina británica es la mejor de las ideas. Sea como fuere, son una empresa sin complejos y le echan agallas a todo. Y eso es digno de ser celebrado. Es el caso del nuevo Mitsuoka Buddy, un Toyota RAV4 de nueva generación que ha recibido una completa transformación. Una transformación inspirada en coches como los Chevrolet Suburban de principios de los 90.

Se venderá con 11 tonalidades diferentes para su carrocería y seis opciones bitono.

El gigantesco SUV estadounidense siempre destacó por un diseño característico, con una gran calandra cromada y cuatro faros cuadrados. El Buddy se inspira en su séptima y octava generación, con un frontal absolutamente anguloso, con una enorme parrilla cromada y cuatro ópticas cuadradas. En la lama central de la óptica han integrado LED diurnos y el emblema de Mitsuoka, detalles que le dan al coche un aspecto retrofuturista. El capó y las aletas delanteras también son de nuevo cuño, y equipa llantas pintadas de aspecto retro.

Los pasos de rueda rectangulares del Toyota RAV4 ayudan a que el coche tenga ese aspecto tan característico de una época pretérita. La zaga también ha sido rediseñada, con un nuevo portón y ópticas traseras, que imitan los enormes portones rectangulares de los clásicos estadounidenses. Mitsuoka también nos enseña al Buddy con las llantas de serie del RAV4, y creo que es un error: se pierde todo el sentido de la transformación retro del coche, y pasa a dar un resultado visual extraño. La marca japonesa no ha alterado el interior del coche, que por el momento se queda de serie.

Mecánicamente, se puede elegir entre una versión 2.0 gasolina de 171 CV y un 2.5 Hybrid de 221 CV.

Mecánicamente tampoco hay cambios, por lo que seguirá disponiendo de una fiable mecánica moderna full-hybrid, en vez de un enorme V8 de alta cilindrada, baja potencia y desmesurado consumo. ¿Qué os parece el Mitsuoka Buddy? Personalmente, aunque otras creaciones de Mitsuoka me parecen espantosas, el Buddy excita mis receptores sensoriales petrolheadianos. Cuéntanos qué opinas de esta transformación en la sección de comentarios. El Buddy se pone a la venta en Japón de forma inminente, y como ocurre con Mitsuoka, apenas se exportará fuera del país.

8
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Vídeo destacado del Toyota RAV4