Encuesta DM
x
¡Ayúdanos a mejorar! Solo tienes que respondernos a unas preguntas. ¡Te llevará menos de un minuto!

El Mitsuoka Rock Star parece un Corvette, pero es realmente un Mazda MX-5 con 131 CV

 |  @sergioalvarez88  | 

Mitsuoka es un preparador japonés un tanto peculiar. Más que preparador es un carrocero, una empresa que transforma coches muy comunes en máquinas completamente diferentes. Su especialidad son los coches de estilo clásico – como el extraño Mitsuoka Viewt, basado en el Nissan Micra – aunque en ocasiones también han creado deportivos de diseño muy personal. Su última obra se llama Mitsuoka Rock Star, y trata de imitar el diseño de un Chevrolet Corvette Stingray. Un Corvette de segunda generación en cuyas entrañas late un motor de cuatro cilindros y apenas 131 CV de potencia.

Porque es un coche cuyo esqueleto es un Mazda MX-5 ND. Exteriormente sólo la forma del parabrisas y las puertas lo delatan, ya que el resto del coche imita el diseño clásico del Corvette con bastante precisión. Su capó tiene un aspecto amenazador y está cargado de cromados, aunque prescinde de faros escamotables en favor de unas discretas ópticas circulares. Las llantas “tipo American Racing” cromadas no faltan a la cita, al igual que unas llamativas estriberas. La zaga es quizá uno de los puntos más interesantes del coche, con cuatro pilotos circulares, unos hombros marcados y más metal brillante.

En el portón del maletero se encuentra situada la tapa del depósito de combustible. Un detalle muy retro.

Aunque han tratado de personalizar al máximo el habitáculo, el Rock Star es incapaz de esconder sus orígenes. Se trata de un Mazda MX-5, en el que sólo cambia el logotipo del volante y el tapizado de los asientos. Las puertas también han sido forradas en una combinación de cuero negro y rojo. A nivel mecánico, no esperéis un potente V6 y el pesado V8 que sugiere su diseño. El Mitsuoka Rock Star conserva el motor 1.5 SkyActiv-G de 131 CV del MX-5, un agudo motor capaz de girar a 7.500 rpm, pero que adolece la falta de contundencia del motor que solían llevar los Corvette de época.

De hecho, los Stingray llegaron a ofrecerse con motores V8 de hasta siete litros de cubicaje, con potencias cercanas a los 450 CV en sus versiones más rabiosas. Incluso los más básicos desarrollaban más de 250 CV. El Rock Star ofrece una experiencia cercana a la del Corvette a nivel estético, tomando como base un coche mucho más eficiente y fiable. El Mitsuoka Rock Star se puede encargar tanto con caja de cambios manual como con un cambio automático de seis relaciones. Sus precios en Japón arrancan en poco más de 36.000 euros, y llegan hasta los 40.000 euros, opciones aparte.

Mitsuoka ofrece grandes posibilidades de personalización en sus coches. El límite lo marca tu imaginación y tu cartera.

Fuente: Carscoops
En Diariomotor:

Vídeo destacado del Mazda MX-5

Lee a continuación: Mazda Mono-Posto Concept (1999): Mazda recreó las “barchettas” de los años 50 mucho antes que Ferrari

El Mazda MX-5 es un descapotable biplaza de carácter deportivo que se encuentra disponible sólo con techo de lona de accionamiento manual

Ver todos los comentarios 3
  • Precioso. Me quedo con las ganas de ver cómo quedaría con el techo de la versión RF.

  • Smat

    No soy fan de este tipo de “inventos”, pero reconozco que tiene mucho encanto, lástima que no hayan tocado el interior.

  • Leonmafioso

    Sería agradable ver lo que haría la gente de Flyin’ Miata con uno de estos.