CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Normativa

4 MIN

Más restricciones para los coches con etiqueta B y C: así serán las nuevas Zonas de Bajas Emisiones

Daniel Valdivielso | @valdi92 | 22 Abr 2022
Senal Dgt Zbe 2021
Senal Dgt Zbe 2021

A estas alturas nadie se sorprende acerca de la existencia de las Zonas de Bajas Emisiones, zonas que, por cierto, ya están activas en varias ciudades de nuestro país. Sin embargo, su aplicación se va a extender de manera definitiva en los próximos meses para cumplir así con los objetivos marcados desde la Unión Europea en materia de sostenibilidad y reducción de emisiones contaminantes. Las ZBE van a cambiar, eso sí, y los vehículos privados tienen las de perder...aunque tengan etiqueta ambiental. 

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) ha abierto hoy el periodo de información pública del proyecto de Real Decreto que regula las Zonas de Bajas Emisiones (ZBE), un documento que establecerá los requisitos mínimos que deben cumplir estos espacios, cuya creación viene recogida en la Ley de Cambio Climático y Transición Energética. Las ZBE cambiarán y ampliarán su rango de aplicación, lo que supondrá la aplicación de una serie de medidas que, cuidado, ponen al vehículo privado en el ojo del huracán.

Las ZBE deberán estar activas en 2023, y lo tendrán que hacer cumpliendo una serie de requisitos y aplicando una serie de normas y reglas con las que garantizar la efectividad de su funcionamiento. Recordemos que todos los municipios de más de 50.000 habitantes, territorios insulares y aquellos municipios de más de 20.000 habitantes que superen los valores límite de emisiones contaminantes reguladas deberán contar con estas áreas antes del próximo 1 de enero, en total más de 150 núcleos poblacionales en nuestro país.

5 claves de las nuevas Zonas de Bajas Emisiones

El proyecto de Real Decreto integra una serie de medidas que buscan reducir de manera drástica y rápida las emisiones contaminantes y, por ende, mejorar la calidad del aire que respiran los ciudadanos. Vamos a repasar las 5 claves de lo que serán las nuevas Zonas de Bajas Emisiones:

  • Extensión: en núcleos poblacionales de mayor tamaño, y en cualquier caso en aquellos que superen los 100.000 habitantes, se considerará diseñar una o varias ZBE de manera que la mayor cantidad de habitantes posible esté afectado por al menos una de estas ZBE.
  • Restricciones de circulación: se establece una jerarquía de restricciones a la hora de priorizar el acceso a las zonas restringidas, de manera que el peatón será el que tenga siempre la máxima prioridad, seguido del ciclista y del transporte público. El vehículo privado, independientemente de su potencial contaminante, queda relegado al último puesto de prioridad.
  • Aplicación: si hasta ahora los vehículos privados que más iban a "sufrir" con la llegada de las ZBE eran aquellos sin distintivo ambiental, el proyecto de Real Decreto ya establece que las restricciones de circulación se aplicarán progresivamente a los vehículos tanto con distintivo A (sin etiqueta) como aquellos con etiquetas B (amarilla) y C (verde).
  • Actualización: en caso de que existan ya Zonas de Bajas Emisiones desarrolladas, éstas deberán adaptarse a las nuevas exigencias en un plazo máximo de 4 años.
  • Revisión: todas las ZBE deberán someterse a un proceso de revisión cada, como máximo, 4 años con el fin de asegurarse que se están cumpliendo los objetivos establecidos.

El coche privado, en el punto de mira

La llegada de estas nuevas Zonas de Bajas Emisiones pone en el disparador al coche privado, ya que si bien todos los vehículos nuevos que se venden en la actualidad cuentan, al menos, con el distintivo C de la DGT, éstos últimos siguen siendo mayoría en el mercado y son susceptibles de sufrir una serie de restricciones de circulación con la aplicación de las nuevas ZBE. 

Cabe destacar también que la llegada de la nueva Ley de Tráfico ya incluye un marco normativo con el que otorgar a las autoridades públicas la capacidad de sancionar comportamientos que vayan en contra del medio ambiente. Esto significa que no respetar las restricciones de acceso a una ZBE supondrá exponerse a una sanción que, de momento, se ha fijado en 200€. ¿Supondrá la llegada de estas nuevas ZBE el fin del vehículo privado tal y cómo lo conocemos?