CERRAR
MENÚ
Diariomotor EléctricosLogo Diariomotor Eléctricos
Híbridos enchufables

4 MIN

802 CV híbridos, o cómo el nuevo Mercedes-AMG S 63 quiere dictar sentencia

Javier López | @jlopezbryan96 6 Dic 2022
Nuevo Mercedes Amg Clase S 63 Phev 3
Nuevo Mercedes Amg Clase S 63 Phev 3

Que AMG esté apostando por mecánicas híbridas enchufables es lo que ya se esperaba y escenario que se confirmó hace escasos meses con el nuevo Mercedes-AMG C 63 S E Performance. Sin ser plato de buen gusto para muchos el hecho de que este perdiese el V8, tal vez sí lo sea el menú degustación que nos presenta hoy la firma de la estrella y que aboga igualmente por ese maridaje: el Mercedes-AMG S 63 E Performance, o lo que es lo mismo, una berlina de lujo con 802 CV procedentes de un V8 híbrido y la capacidad para fulminar el 0 a 100 en 3,3 segundos.

Y es que así el buque insignia quiere no solo compensar la falta del ya extinto S 65 y su colosal V12, sino también dictar sentencia en un segmento en el que, de momento, se despunta fuertemente. Ello lo logra con uno de sus mayores argumentos, que no es otro que un esquema mecánico PHEV en el que el objetivo no es tanto reducir emisiones, sino aportar mucha más potencia.

10
FOTOS

3,3 segundos en el 0 a 100 para el nuevo Mercedes-AMG S 63, una berlina PHEV de altos vuelos

Pero los 802 CV no llegan solos, sino arropados por una puesta a punto a la altura de las cifras y una estética acorde pero discreta. Y es que este segundo campo está representado por la ya característica parrilla panamericana, unas llantas de 20 pulgadas y una defensa que custodia a una cuádruple salida de escape que da voz al V8 biturbo.

El habitáculo, por su parte, no se olvida de la auténtica naturaleza del Clase S, que no es otra que cuidar con lujo y mimo a sus ocupantes. Esto lo demuestra con un asientos tapizados en cuero Nappa con costuras específicas y el logo AMG. Misma misión tienen las plazas traseras con su gran espacio gracias a los 3,21 metros de distancia entre ejes, doble pantalla posterior para infoentretenimiento y controlar telemetría y ajustes de conducción y un equipo de sonido Burmester que emplea tecnología Dolby Atmos que permite la reproducción de pistas en 360º, aunque deben estar grabadas específicamente para dicho formato.

Pero el punto álgido del nuevo Mercedes-AMG S 63 E Performance lo encontramos en su puesta a punto. Aquí cobra protagonismo el archiconocido V8 biturbo de 4.0 litros, motor que, sin apoyo eléctrico, produce 612 CV y 900 Nm de par, pero aumenta su potencia hasta los 802 CV y unos impresionantes 1.430 Nm de par.

Todo ello es posible gracias a un motor eléctrico que está alimentado por una batería de 13,1 kWh y que garantiza una autonomía en modo eléctrico bastante modesta con 33 kilómetros, otorgándole a la berlina en España la etiqueta ECO de la DGT y no la CERO. Pero durante dicha distancia el S 63 puede alcanzar hasta 140 km/h en modo eléctrico gracias también a una transmisión de dos velocidades en el motor eléctrico.

Y es que al fin de cuentas la misión del esquema eléctrico no es reducir consumos y emisiones de CO2, sino permitir que el S 63 se catapulte hasta los 100 km/h en 3,3 segundos y alcance una velocidad punta de 250 km/h -290 km/h en opción- pese a declarar sobre la báscula la friolera de 2.575 kilos.

Pero nada de estas prestaciones serían posibles sin la suspensión neumática activa, capaz de calcular la presión que debe aplicar 500 veces por segundo. A esta se le suma la dirección a las cuatro ruedas, sistema que permite que las posteriores giren un máximo de 2,5º en el sentido contrario de las delanteras hasta 100 km/h, girando en el mismo superada dicha velocidad.

Y por supuesto esos casi 3.000 kilos hay que frenarlos, y dicha misión la cumplen unos frenos carbo-cerámicos con discos de 400 mm delante y 380 detrás. Además, también hay siete modos de conducción, los cuales se dividen en Electric, Comfort, Battery Hold, Sport, Sport+, Slippery e Individual.

Ahora bien, en esos momentos en los que uno no tenga la necesidad de dar rienda suelta a los 802 CV con el cuchillo entre los dientes siempre puede optar por utilizar el sistema de conducción autónoma Drive Pilot de nivel 3. Aunque eso sí, este está disponible, de momento, en Alemania.

Y en lo que a precios se refiere Mercedes-AMG aún no ha hecho declaraciones, por lo que es de esperar que no conozcamos el desembolso a afrontar por el nuevo S 63 E Performance hasta ya entrado el 2023.

10
FOTOS

Vídeo destacado del Mercedes Clase S