Se cumplen 50 años del primer Opel Manta, el mini muscle car alemán basado en el Ascona

José Luis Gómez  |  @jlgomez1995  | 
Opel Manta Aniversario 70 Anos Portada Bis

Este 2020 se cumplen 50 años de la presentación del Opel Manta A de primera generación, un modelo que debutó ante 400 periodistas en las costas del Mar Báltico alemán y que se posicionaba como una seria alternativa al Ford Capri, con una estética mini muscle car y con su carrocería coupé 2+2 tan de moda y demandada en la época. Desde aquel entonces, y en gran parte debido a sus buenas actuaciones en diferentes rallies, se ha granjeado una gran legión de seguidores, parte los cuales se han reunido en ese mismo lugar para celebrar su medio siglo de vida.

El Manta A, un Opel europeo para todo el globo

El Opel Manta empezó a fraguarse en 1969, tomando un nombre de animal, como era habitual en la época con los Ford Mustang o Corvette Stingray. Así, el Manta A sería un derivado coupé del Opel Ascona A, con un diseño de clara inspiración en los muscle cars americanos, igual que ocurriese con el Ford Capri, pero con dimensiones y motorizaciones más adaptadas al viejo continente, ofreciendo unas dobles ópticas circulares en su parte posterior como clara referencia al Opel GT de la época.

Así pues, el Manta, que estuvo a la venta entre 1970 y 1975, supuso un relativo gran éxito de ventas para al firma de Rüsselsheim, y es que en su primer año consiguió vender 56.200 unidades en Alemania (en España, el año pasado el modelo más vendido fue el SEAT León con casi 36 mil unidades), habiéndose producido un total de casi medio millón de unidades durante esos cinco años. De hecho, este pequeño deportivo de 4,34 metros ha sido uno de los pocos modelos que se han vendido en Reino Unido bajo la marca de Opel, y no luciendo el emblema de Vauxhall, además de haber sido importados hasta EE.UU. donde se distribuyeron usando la red de concesionarios de Buick.

El Manta no destacaba por motores muy potentes

Como hemos dicho, el Manta no se caracterizaba por contar con potentes mecánicas, ofreciendo propulsores que iban desde los 60 CV del 1,2 litros de acceso hasta el 1,9 litros con 105 CV e inyección Bosch L Jetronic del Manta GT/E, aunque al tratarse de un vehículo de tracción trasera que no alcanzaba los 1.000 kg , junto a un cambio manual de 4 relaciones (automático de 3 en opción), ofrecía amplias dosis de diversión y sensaciones.

No obstante, el potencial estaba ahí, y eso llevó a realizar preparaciones como las 33 unidades fabricadas del Manta Turbo por Dealer Opel Team, Tony Fall y Broadspeed, que tomando como base el Berlinetta 1,9 litros de 90 CV se le añadió un turbocompresor, un carburador modificado y otros pequeños retoques mecánicos (y estéticos) para conseguir extraer 156 CV y firmar un 0 a 100 km/h en unos nada despreciables 7,6 segundos.

Así, la versión más extrema llamada TE2800 llegó de la mano de Transeurop Engineering y Steinmetz con el beneplácito de Opel, y que albergaba en su vano motor un 2,8 litros de seis cilindros en línea del Opel Commodore GS llevado desde los 142 CV hasta los 230 CV para plantar cara alas versiones más prestacionales del Capri, contando además con frenos ventilados, cambio de 5 relaciones y una suspensión deportiva específica. Sin embargo, los TE2800 se produjeron de forma casi anecdótica como preparaciones especiales dado su alto coste y complejidad técnica, que requería de un nuevo sistema de refrigeración, unos ejes y sistema de transmisión rediseñados así como un capó de fibra de vidrio y aletas específicas.

Lee a continuación: El Ford Mustang Mach 1 que sustituye al Shelby GT350 llegará a Europa en 2021

Ver todos los comentarios 0