CERRAR
MENÚ
Diariomotor EléctricosLogo Diariomotor Eléctricos
Eléctricos

2 MIN

¿Y si transformamos el Opel Rocks-e en un todoterreno extremo?

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 15 Sept 2021
Opel Rocks E E Xtreme P
Opel Rocks E E Xtreme P

Hay que reconocer que el Opel Rocks-e no es el coche más emocionante del panorama actual. El hermano mellizo del Citroën Ami es un eléctrico urbano, un cuadriciclo que no puede circular a mas de 45 km/h. Una solución de movilidad asequible, práctica y con un diseño muy inteligente... pero sin alma. Aunque solo tiene 8 CV y se puede conducir con una licencia de ciclomotor, esto no ha impedido al diseñador Lukas Wenzhöfer crear un Rocks-e extremo, creado para ser imbatible fuera del asfalto. El Opel Rocks-e que el mundo necesita.

Creo que a los coches eléctricos les falta épica, les falta emoción. Y proyectos como este son lo que necesitan. Antes de nada, he de recordaros que las imágenes de este artículo son recreaciones hechas por ordenador y este proyecto no tiene relación alguna con Opel. Por tanto, es un futurible, es un "y si". Basándose en el diseño original del urbano - y sin alterar su carrocería, más allá de unas nuevas ópticas LED - Lukas ha levantado su suspensión de forma considerable y le ha dotado de unos ejes mucho más anchos.

El apellido de este Rocks-e es e-XTREME. ¿Creéis que Opel debería producirlo en serie?

Perfectamente visibles, su mayor ancho de vías le da más estabilidad y permite un comportamiento más estable, algo muy apreciado en una conducción dinámica. Sus llantas están calzadas con neumáticos todoterreno y en el exterior de su carrocería se ha montado una jaula antivuelco del color de la carrocería, además de un enorme alerón. Me recuerda poderosamente a aquel Renault Twizy F1 que Renault Sport produjo hace ya más de un lustro. Un ejercicio de diseño funcional que incrementaba las prestaciones del pequeño urbano al nivel de un deportivo.

Esta jaula antivuelco del Opel Rocks-e e-XTREME monta unos faros LED sobre su parte superior y protegería a los ocupantes en caso de vuelco, un escenario no tan improbable en este tipo de coches. No deja de ser un simple ejercicio de diseño sin visos de producción en masa, pero muestra que las marcas tienen mucho más margen de lo que piensan para lanzar al mercado coches eléctricos emocionantes. Si no podemos emocionar con su motor o su sonido, ¿por qué no practicamos el pensamiento lateral y lanzamos versiones radicales y diferentes?

El mundo del coche eléctrico necesita pasión desesperadamente.
8
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Fuente: Carscoops