CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Opinión

5 MIN

El mejor momento para comprar un descapotable es ahora: ¡no esperes más!

José Luis Gómez | @jlgomez1995 | 12 Oct 2021
Por Que Comprar Descapotable Otono Invierno Portada Bmw Z4
Por Que Comprar Descapotable Otono Invierno Portada Bmw Z4

No es como ir en moto, pero lo cierto es que la única forma de llevar la melena al viento en la carretera es conducir un descapotable, y ahora es el mejor momento para comprar un cabrio, tanto desde el punto de vista práctico, como económico. ¿Sabes por qué?

Con la llegada del otoño y el invierno a la vuelta de la esquina, los precios de los cabrios caen en picado al igual que el mercurio, pues a priori no resultan tan apetecibles para la temporada que nos espera y la demanda baja, sobre todo en el mercado de ocasión. A ello se suman todos aquellos que tras haber disfrutado de sus “caprichos” durante la temporada estival y de vacaciones deciden ponerlos a la venta, lo que aumenta la oferta de un mercado con no tanta demanda.

Todo ello implica una bajada de precio que hace propicia la compra de un descapotable, siendo el mejor momento para nuestras carteras cuanto más nos acercamos a los meses de invierno.

Otoño-invierno es el mejor momento para comprar un descapotable: los precios bajan y el tiempo es ideal para ir sin techo.

Al contrario de lo que piensas, un descapotable no es para el verano

Sin embargo, este motivo económico se sustenta en una “falsa creencia” en la que se piensa que los descapotables son sólo para el verano, motivo por el cual puede parecer que ahora no es buen momento para hacerte con uno de ellos, pero todo lo contrario: ¡estamos en la temporada en la que más lo vas a disfrutar!

Aquí es donde entra en juego la experiencia, y se distingue a un novato en eso de los coches sin techo y a todo un experto. En los meses de verano, sobre todo en las horas centrales del día, es tal el calor que se puede llegar a pasar descapotado que lo más sensato es poner la capota y conectar el aire acondicionado, todo eso sin contar que lo más seguro es que acabaremos igual de quemados que si hubiésemos pasado toda la tarde en la playa.

Las altas temperaturas y el sol de justicia del verano no hace agradable ir con la capota bajada, al contrario que en otoño.

Así pues, es en primavera y en otoño cuando se disfrutan de las temperaturas más agradables que permiten ir con el techo bajado, condiciones en las cuales es indispensable usar gorra o similar bajo mi punto de vista, pues aún así el sol dando en la cabeza puede llegar a ser molesto, como también lo es el viento cuando se viaja a cierta velocidad de forma continua durante un buen periodo de tiempo, y no estamos hablando de ir rápido: 70 – 80 km/h ya son suficientes. Igualmente, tampoco olvides las gafas de sol.

Y aunque no lo creas, cuando lleguen los meses de invierno también es posible disfrutar de él, incluso más que en verano, siempre que no llueva (algo que puede ser difícil según qué sitio) y no sea un día especialmente nublado. No obstante, para ello es indispensable un buen abrigo y quizá un gorro, pero sobre todo, compra un coche que tenga asientos calefactables, es uno de los mejores extras que puedes tener en un cabrio.

Un descapotable puede ser un buen utilitario, y no un mero capricho

Ya estás convencido que quieres un descapotable y estás ojeando en ¿Qué coche me compro? nuestra guía de compra con los mejores descapotables del mercado, pero piensas que en realidad se trata de un capricho poco útil y práctico. ¡Error!

De nuevo, si eliges bien puedes llevar a casa un descapotable tan práctico como un compacto o un utilitario, sólo es necesario dar respuesta a tus necesidades correctamente. Podríamos extendernos en este punto, pero no es el objetivo de estas líneas. No obstante, he aquí algunos consejos, tanto si vas están pensando en un coche nuevo como de segunda mano:

108
FOTOS
VER TODASVER TODAS

• Si no tienes garaje, aparcas en zonas no muy “amigables” o vas a realizar largos viajes, es interesante apostar por un cabrio de techo duro o con hard top si quieres conservar el encanto de la capota de lona para ciertos momentos. Con ello tendrás un coche casi tan silencioso y confortable como un coupé.

No es necesario ir a por las versiones más potentes (aunque nadie se queja por tener más caballos de la cuenta), pues en la mayoría de los casos se tratan de coches menos rígidos con un chasis no tan eficaz, y en caso de estar hablando de deportivos o roadsters con alto paso por curva, ir descapotado a más de 120 km/h es un tanto molesto en coches “terrenales”.

Existen descapotables de todos los tipos, desde pequeños, divertidos y fiables como el Mazda MX-5 válidos para el día a día o pequeñas escapadas, hasta otros grandes turismos aptos para largas kilometradas con cuatro pasajeros (y no mucho equipaje) como por ejemplo un BMW Serie 4 Cabrio: es cuestión de elegir.

Si no te convence nada de todo lo que has leído, pero aún así sigues queriendo comprarte un descapotable, te recomiendo encarecidamente que no te pierdas el vídeo de mi compañero Juanma. Y si te ha convencido, ¡tampoco dejes de verlo!