Prueba del Mercedes Clase V 2019: érase una vez una berlina de lujo de furgoneta disfrazada (+vídeo)

Sergio Álvarez  |  @sergioalvarez88  | 
Prueba Mercedes Clase V 2019 P

Hace apenas unos días que hemos regresado de Sitges, cerca de Barcelona, a donde hemos sido invitados por Mercedes a conocer el lavado de cara de su Clase V. Los Mercedes Clase V y Mercedes Marco Polo son coches construidos sobre una plataforma de origen industrial, pero los segmentos en los que realmente compiten son el de los grandes monovolúmenes y las furgonetas camperizadas, siempre añadiendo una imagen, un equipamiento y unas calidades premium. De cara a este 2019, las Mercedes Clase V han recibido un ligero lavado de cara, pero ligero sólo a nivel estético: ha venido acompañado de una nueva familia de motores, más seguridad activa, más equipamiento y nuevas versiones.

¿Qué cambia en los Mercedes Clase V 2019?

Tras una comida ligera, me planto ante una flota de Mercedes Clase V, que me reciben en el parking del hotel. A nivel visual los cambios son ciertamente sutiles, por no decir casi imperceptibles ante un ojo no entrenado. No obstante, veo que el diseño del paragolpes frontal ha cambiado y que las calandras tienen más “aire”. La introducción de un nuevo motor con mayores necesidades de refrigeración es una de las razones para este rediseño. Además, el logotipo de Mercedes tiene un mayor protagonismo en el frontal, especialmente en las versiones AMG Line, rodeado de detalles cromados que centran nuestra mirada en la estrella. Además de esta línea deportiva, seguimos disfrutando de versiones Avantgarde, más elegantes.

En el lavado de cara se incluyen nuevos colores y llantas, con tamaños opcionales de hasta 19 pulgadas.

Personalmente, termino decantándome por una interesante versión Exclusive. Este paquete de equipamiento se construye sobre la versión Avantgarde, sólo se ofrece con el motor más potente y arranca en 102.422 euros en nuestro mercado. Estoy francamente intrigado en averiguar si esta Clase V es realmente una berlina de lujo vestida de furgoneta, o es simplemente un coche industrial venido a más. Otra novedad interesante en los Mercedes Clase V es que de forma opcional pueden equipar dos auténticas poltronas en la segunda fila, llamadas asientos “confort”. Estos butacones son similares a los que podemos encontrar en un Mercedes Clase S: son muy anchos, son reclinables, tienen todo tipo de ajustes eléctricos, están tanto calefactados como ventilados, e incluso cuentan con varios programas de masaje.

Por desgracia, mi unidad no equipaba estos asientos. De hacerlo, elevarían la factura en 3.629 euros... por asiento. Aún así, los he probado en un Clase V expuesto, y de verdad parecen inmejorables para hacer un largo viaje por carretera. Al ser una unidad Exclusive, el Clase V probado estaba equipado “hasta arriba”. Los asientos de cuero nappa tienen calefacción y ventilación en las dos primeras filas - con ajuste eléctrico delante - y el techo está recubierto en una Alcantara blanca de gran calidad. El salpicadero está recubierto de cuero, con unas bonitas molduras en madera y aireadores tipo turbina - una de las pocas modificaciones en el salpicadero. Esta versión equipa una gran consola central, con una nevera y varias tomas de corriente, pero sin cargador inalámbrico para el teléfono.

Prueba Mercedes Clase V 2019 22

Las Mercedes Clase V y Marco Polo 2019 son fabricadas en España, concretamente en Vitoria. Las Marco Polo son camperizadas en Alemania.

En cuanto a infoentretenimiento, los Clase V aún no han recibido el sistema MBUX, ni una instrumentación digital. Este sistema llegará en un futuro a los Clase V, según responsables de producto de la marca. El Mercedes Concept EQV estaba también expuesto en la presentación. Cuando sea lanzado será el único monovolumen 100% eléctrico del mercado, si hablamos de marcas premium. Con una batería de unos 100 kWh de capacidad, promete una autonomía de más de 400 km. No será lanzado hasta bien entrado el año que viene, pero la unidad expuesta pasaría perfectamente por un coche de producción. Volvamos al presente, y vamos a ponernos al volante de los nuevos Mercedes Clase V.

Prueba Mercedes Clase V 2019 11

Al volante de los nuevos Clase V y su nuevo motor diésel

Una de las novedades más importantes de los nuevos Clase V y Marco Polo es un nuevo motor diésel. Reemplaza a los veteranos OM 651 de 2,1 litros, de probada eficacia y fiabilidad. El nuevo OM 654 es un dos litros turbodiésel, compatible con la normativa Euro 6D-Temp, y dotado con un sistema anticontaminación SCR con inyección de AdBlue sobre los gases de escape. Este motor ya lo hemos probado en varios coches de la marca con buen resultado, por ejemplo montado en el Mercedes Clase E All Terrain. En los Clase V está disponible con potencias de 163 CV (V 220 d), 190 CV (V 250 d) y 239 CV (V 300 d). En todos los casos se asocia a una caja de cambios automática de convertidor de par, una 9G-Tronic de última generación.

Las impresiones de conducción de los Marco Polo son idénticas a los Clase V. Comparten motores y puesta a punto.

A finales de año llegará una versión con cambio manual en los V 220 d, rebajando el peaje de acceso a los Clase V. El coche que he probado es una versión V 300 d, con el motor de 239 CV. Es capaz de desarrollar un par máximo de hasta 530 Nm, siendo sus últimos 30 Nm posibles mediante una función de “overboost”. Si impresiona que sea capaz de acelerar hasta los 100 km/h en 7,9 segundos - cifras de utilitario deportivo - sorprende que sea capaz de homologar un consumo medio de 5,9 l/100 km (NEDC correlacionado). Existe la opción de asociar estos motores a un sistema 4MATIC de tracción integral permanente, con una obvia penalización en peso y consumo, como contraparte a una mayor motricidad.

Prueba Mercedes Clase V 2019 28

Arranco el motor y aunque está frío, percibo que está bien aislado del habitáculo. Esta unidad lleva una suspensión convencional, pero podría equipar una suspensión deportiva o una suspensión Body Control de dureza regulable. Aunque son coches con unas prestaciones más que correctas, por sus dimensiones, peso y orientación, se viaja mejor a ritmos tranquilos. Algo que pude comprobar en las reviradas carreteras que rodean Sitges. La carrocería balancea de forma ostensible, y nuestra elevada posición de conducción restan confianza a ritmos altos. Son coches que se sienten mucho más cómodos en carreteras amplias y en autovías, donde los controles electrónicos no hacen horas extra para evitar que nos salgamos de la vía.

Un confort absoluto, muchísimo espacio y un excelente aislamiento hacen de los Clase V el coche definitivo para largos viajes por carretera.

Sin duda donde mejor se viaja es en las plazas traseras de los Clase V, con un fantástico aislamiento y una absoluta amplitud. Puede tener hasta ocho plazas reales, conservando aún un enorme maletero, especialmente en su configuración larga (5,13 metros de longitud y 3.200 mm de batalla). Nuestra unidad, con una configuración de seis plazas, era un transporte VIP de primera clase. Existe la posibilidad de sacar los asientos del coche, enfrentar las plazas traseras o incluso instalar una mesilla corredera, que nos permite escribir o trabajar, algo muy útil para las muchas reuniones de negocios que tendrán lugar en su parte trasera.

Prueba Mercedes Clase V 2019 42

¿Cuánto cuestan los Mercedes Clase V 2019?

No son coches baratos, como seguro habéis podido intuir. La gama arranca en los 50.202 euros de una versión de acceso, con carrocería corta, motor de 163 CV y matriculada como turismo. La diferencia de precios entre las tres longitudes de los Mercedes Clase V es escasa, de menos de 1.000 euros por talla. Al igual que antes del lavado de cara, los Mercedes Clase V se ofrecen en versión compacta (4,89 metros), versión larga (5,13 metros) y versión extralarga (5,37 metros). Entre las tres motorizaciones existe una diferencia de precios de unos 3.000 euros, y personalmente recomiendo al menos optar por una versión V 250 d de 190 CV.

El kit AMG Line se construye sobre las versiones Avantgarde, y tiene un coste extra de entre 3.007 euros y 3.948 euros, según motor y tamaño.

Son coches grandes y pesados, y 190 CV comienza a ser una cifra de potencia correcta, sin grandes prestaciones. La versión Exclusive probada, con el motor más potente y sin apenas elementos opcionales, arranca en unos mareantes 102.422 euros. Es un precio hasta 30.000 euros superior al de las versiones Avantgarde, cuyo equipamiento es ya más que amplio y correcto. Como siempre ocurre en Mercedes, la lista de equipamiento extra y las posibilidades de personalización son enormes - algo común en las marcas premium del mercado - y son las que terminan elevando la factura hasta límites insospechados.

Prueba Mercedes Clase V 2019 2

Como siempre, todos los precios actualizados, el equipamiento y las mejores ofertas del Mercedes Clase V las tenéis en Qué Coche Me Compro.

Vídeo destacado del Mercedes Clase V

Lee a continuación: Mercedes-Benz nos presenta su primer gran monovolumen eléctrico (+14 fotos)

Enorme por dentro, destaca por sus muchas posibilidades de equipamiento, y la variedad de carrocerías y niveles de acabado. Se fabrica en España para los principales mercados internacionales

Ver todos los comentarios 0