comscore
MENÚ
Diariomotor
Seguridad Vial

4 MIN

164,2 millones de euros en 2016: cifras récord de recaudación para los radares de la DGT

radar-movil-cinturon-2

2016 ha sido un gran año para la DGT, al menos si la métrica de éxito empleada es la recaudación de los radares. Estos 164,2 millones de euros han sido recaudados por radares tanto fijos como móviles, y corresponden exclusivamente a denuncias por exceso de velocidad. Este dato de 164,2 millones supone un incremento del 29% con respecto al mismo dato del año pasado. De hecho, la recaudación por radares se había mantenido más o menos estable desde el año 2012, oscilando entre los 120 y los 130 millones anuales. Este incremento en la recaudación por radares es achacado por la DGT a un aumento en el tráfico rodado, entre otros factores.

En 2016 se han impuesto la friolera 4.369.603 multas por exceso de velocidad.

La realidad es que la recaudación por multas por exceso de velocidad es sencilla y escalable: más controles de velocidad es igual a mayor recaudación. No estoy difamando, es una mera cuestión de lógica. Hace apenas dos años la DGT traslaba sus radares móviles - o una gran parte de ellos - a las carreteras secundarias, donde se concentra la mortalidad en carretera. Eso explicaría en parte el incremento en la recaudación. Lo cierto es que desplazar los radares a las carreteras secundarias sólo habría paliado en parte la mortalidad: en 2016 aumentaron por primera vez desde el año 2003 los muertos en carretera.

El aumento de los desplazamientos - en correlación directa con la actividad económica - ha sido del 5% en 2016 con respecto a 2015, registrándose 392 millones de desplazamientos rodados. La DGT también achaca al envejecimiento del parque móvil el aumento de la mortalidad. Recordemos que se han perdido 1.155 vidas en la carretera en 2016, frente a 1.131 en 2015. También se obvia el alarmante descenso de la inversión en mantenimiento de carreteras y señalización, que ya ha sido denunciado en reiteradas ocasiones: hoy por hoy, haría falta una inversión de 6.617 millones de euros para devolver a la red viaria a un estado aceptable.

Tanto por número de denuncias como por recaudación, Andalucía es la Comunidad Autónoma más "castigada" por los radares.

Ante estas denuncias, un muro de silencio e inacción es todo lo que los ciudadanos obtienen por respuesta. Ahora bien, la recaudación parece ir viento en popa. De hecho, el 41,5% de las multas impuestas por la DGT corresponden a radares y excesos de velocidad. Hace apenas cuatro años, este porcentaje no superaba el 30%. Os recordamos en este punto que estas cifras no incluyen los datos de Cataluña y País Vasco, ya que ambas comunidades autónomas tienen desde hace años transferidas sus competencias de tráfico. Por CC.AA., Andalucía está en cabeza tanto en recaudación como en número de multas impuestas.

Castilla León y Galicia son las dos Comunidades que acompañan en el podio a Andalucía. Resulta igualmente llamativo que en regiones como Murcia o provincias como Málaga se recaude casi tanto como en la Comunidad de Madrid, cuyo volumen de tráfico y población es muy superior. En el lado opuesto del espectro se encuentran Ceuta, Melilla, La Rioja, Cantabria y Asturias, zonas con menor población y en muchos casos, una orografía complicada en la que los excesos de velocidad son naturalmente inferiores. En este artículo de Europa Press podéis consultar la recaudación y número de multas concreto por provincias.

En Diariomotor: