El Grupo Renault comenzará a eliminar los diésel este mismo año (empezando por los más pequeños)

 |  @davidvillarreal  | 

Cuando un fabricante toma un rumbo diferente al resto quizás estemos ante una decisión puntual y original. Cuando el mayor fabricante del mundo – con unas ventas por encima de los 10 millones de vehículos al año – toma esa decisión y vemos como otros fabricantes, incluido el Grupo Renault, que vendió más de 3.180.000 unidades el año pasado, también toman ese rumbo, quizás estemos ante una tendencia. Y el hecho de que los diésel vayan desapareciendo progresivamente, al menos en los turismos más pequeños, parece que se convertirá en una tendencia general. Si esta semana os contábamos que Volkswagen va a eliminar los diésel menos potentes, de los productos más pequeños de la gama. Ahora es Renault la que afirma que hará lo propio, que empezarán a reducir los diésel de su catálogo este mismo año 2017, y que comenzarán haciéndolo por los más pequeños.

La eliminación de los diésel, que irá comenzando en 2017, será progresiva, hasta que la entrada en vigor de nuevas normativas de emisiones exija cambios más drásticos

Con la última generación del Renault Twingo ya vimos como Renault descartaba la alternativa diésel por una cuestión meramente práctica, que no fuera una solución viable en este producto, y por una cuestión muy lógica, los motores diésel no tienen demasiado sentido en un coche urbano como este. Tal y como ya os contábamos del caso de Volkswagen, en el Grupo Renault también se encontrarán con un problema. Los próximos diésel tendrán que enfrentarse a normativas de emisiones más estrictas, que exigirán la instalación de sistemas de reducción de emisiones más complejos. Sistemas cuyo coste será difícil de justificar en el caso de motores diésel poco potentes, y coches de pequeño tamaño, imaginamos que del Renault Clio y Renault Captur hacia abajo.

Carlos Ghosn anunció su decisión de ir reduciendo la oferta de productos diésel, que ya se había barajado hace meses. Y aseguró que este mismo año comenzaremos a asistir a esa progresiva desaparición de los diésel, que irá produciéndose de manera natural con la llegada de los próximos productos de Renault y de manera más brusca con la entrada en vigor de las próximas iteraciones de las normativas de emisiones Euro VI.

Las instalaciones de 48 voltios y las aplicaciones micro-híbridas sobre motores de gasolina serán la alternativa a los diésel

Según el propio Carlos Ghosn, que habló de ello en la presentación de los resultados del Grupo Renault en 2016, los diésel solo seguirán teniendo sentido en los coches más grandes de la gama. Llegando a un punto en que solo serán viables en grandes SUV y vehículos de gama alta.

Eso no significa que, de momento, Renault vaya a dejar de invertir en los diésel. Hace tan solo unos meses nos pusimos a los mandos, incluso, de un desarrollo completamente nuevo, el Renault Scénic Hybrid Assist. Curiosamente se trata de un vehículo micro-híbrido con motor térmico diésel. Y aunque parezca un contrasentido que Renault lance una tecnología completamente nueva en un diésel no lo es. Porque precisamente la solución aplicada en este modelo será la que ofrezca una salida a Renault – y a otros fabricantes – para buscar alternativas a los diésel. La clave de este producto no estaba en su motor de gasóleo, sino en el hecho de contar con un sistema de recuperación y entrega de energía más potente y sofisticado y, sobre todo, contar con una instalación eléctrica de 48 voltios que abre todo un abanico de posibilidades para mejorar estas tecnologías.

Con lo cual, la alternativa a los diésel que necesita Renault estaba en este micro-híbrido diésel. Pero no estaba en su motor de gasóleo, sino en el resto de sistemas que se irán aplicando en los próximos años asociados a sus motores de gasolina.

En Diariomotor:

Lee a continuación: Vídeo del día: drifting helado con una Renault Kangoo de 450 CV y corazón turbodiésel alemán

  • ADN

    Y pensar que en Europa los motores diésel han sido vistos como una panacea de los bajos consumos. Esta fórmula de no apostar por los diesel en la tabla baja de potencia la han seguido en Japón desde hace tiempo, quienes ven en este tipo de combustible pocas ventajas en realidad, teniendo que ofrecer mecánicas de este tipo principalmente en Europa mas por encajar en el gusto del consumidor que en querer hacerlo realmente.

  • Pedro Picapiedra

    Esto es la estocada para el Diésel.

  • v-8

    la gente demanda moverse con el menor coste posible y eso el diesel lo cumple …… me da que el mercado de segunda mano de utilitarios movidos por gas-oil se va a revalorizar …..al tiempo

    • AntiSpy

      Esperemos que no , por nuestros pulmones y bronquios.

  • Oliver

    El problema de Renault en los Clio para cargarse el diésel se llama 0.9 TCe: un motorcito anémico, sin bajos, que vibra todo el rato, que no retiene nada… y que en conducción despreocupada se traga litro y medio (o dos) más que el actual dci.

    • Paco Tce

      Vaya pues para ser un motor tan malo Mercedes lo utiliza en su Smart, es más, incluso es el motor que utiliza el Smart Brabus potenciándolo hasta los 110cv… que cosas

  • Paco Tce

    Vivir para ver, dónde quedó aquel “Diésel el gustazo, diéselo”, ahora el gasóleo va a ser el peor invento del hombre, a ver qué hace en su próximo modelo Mercedes si ya no tienen disponible el superventas del 1.5dci que montaba el A180 de acceso