CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Renault

3 MIN

HYVIA, el interesante proyecto de Renault que va más allá de vender furgonetas de hidrógeno

José Luis Gómez | @jlgomez1995 | 10 Jul 2021
Renault Master (f62)
Renault Master (f62)

Reanultreafirma la apuesta por el hidrógeno para el sector profesional y de transporte de mercancía con el proyecto HYVIA, el cual no sólo abarca una gama de furgones con pila de combustible, sino también soluciones para el repostaje de los mismos, un aspecto crucial para que termine de despegar esta tecnología, proponiendo finales de 2021 como fecha para el pistoletazo de salida.

Así pues, HYVIA contará con el apoyo de Plug Power (una empresa especializada en el sector del hidrógeno con más de 20 años de experiencia) para diseñar y construir estaciones móviles de almacenamiento y producción de hidrógeno por electrólisis en Flins (Francia). Estas estaciones se presentarán con una forma similar a la de un container, como si de una caseta de obra se tratase, contando con gran movilidad y siendo posible tanto adquirirla en propiedad como alquilarla.

Con ello se soluciona el gran hándicap del hidrógeno a día de hoy, la inexistente red de puntos de carga, y es que cualquier empresa podrá hacerse con una de esas estaciones móviles y dar cobertura a su flota, lo cual nos da paso al segundo pilar sobre el que se asienta HYVIA: tres carrocerías de la Renault Master con pila de combustible para finales de año.

8
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Las estaciones de carga portátiles se complementarán con tres versiones de la Renault Master

En concreto, la firma del rombo dispondrá de un minibús de 15 pasajeros (Master Citybus H2-TECH), un furgón (Master Van H2-TECH) de 12 metros cúbicos de carga y un pequeño carrozado (Master Chasis Cab H2-TECH) de 19 metros cúbicos, todos ellos diseñados bajo la llamada arquitectura "Dual Power" que combina una batería de 33 kWh y una pila de combustible de 30 kW, así como unos depósitos de alta presión para el hidrógeno con una capacidad total comprendida entre 3 y 7 kg.

En conjunto, es posible alcanzar según el vehículo una autonomía total de hasta 500 km, unos 100 km a cargo de la batería y los 400 km por cuenta del hidrógeno, aunque los franceses no han desvelado más datos como la potencia del motor eléctrico que emplearán o si, al igual que las propuestas del Grupo Stellantis, podrán recargar esa batería como si de un híbrido enchufable se tratase, lo cual sería muy interesante dado el tamaño de la misma.

Las marcas piden una red 150 hidrogeneras antes de 2030

Esta iniciativa de Renault refirma el actual interés de la industria por la pila de combustible como solución ecológica al transporte por carretera, algo que es así si ese hidrógeno se ha obtenida de forma limpia (una problemática similar a la de la electricidad y el coche eléctrico). Siguiendo esta misma línea de la apuesta por el hidrógeno se situaban los fabricante cuando a finales de junio ANFAC pedía una red mínima de 150 hidrogeneras de 2030 a 2025, un hito muy ambicioso teniendo en cuenta que la inversión media por cada una de ellas oscila entre los 1,5 y 3,5 millones de euros.

Actualmente en España hay cuatro hidrogeneras, tres de ellas que trabajan a 350 bar, mientras que la única que sirve hidrógeno a 700 bar, el nuevo estándar para los vehículos de esta tecnología, se encuentra en Madrid, aunque sólo es capaz de proporcionar dos repostajes completos al día y su uso está prácticamente restringido a conductores de Toyota Mirari.