El Renault Mégane se actualiza: más refinado, avanzado y con etiqueta CERO

Daniel Valdivielso  |  @valdi92  | 
2020 Nouvelle Renault Megane

Uno de los modelos más importantes de Renault, el Renault Mégane, se renueva a mitad de vida comercial de su cuarta generación para recibir modificaciones de diseño, un punto más de tecnología y refinamiento y, por si fuera poco, una nueva versión híbrida enchufable E-TECH. Así es el nuevo Renault Mégane 2020, que llegará a los concesionarios a partir del próximo mes de junio.

El Renault Mégane es una institución ya no sólo dentro de la marca del rombo, sino dentro de la industria: desde su lanzamiento en 1996 se han vendido más de 7 millones de unidades, que le convierten en uno de los Renault más populares y prolíficos de la historia del fabricante francés. Con una cuarta generación a mitad de vida comercial, la marca introduce una actualización que, si bien no parece muy grande, es más profunda de lo que parece.

Renault Megane Iv Berline (bfb)

El nuevo Renault Mégane tiene un diseño más refinado

El nuevo Renault Mégane recibe sutiles retoques estéticos: en la parte delantera encontramos un nuevo paragolpes, que combina a la perfección con unos faros rediseñados que, además, equiparán tecnología LED de serie en toda la gama. No faltan nuevas llantas de aleación con medidas que van desde las 16 hasta las 18 pulgadas, así como nuevos colores para la carrocería.

En la parte posterior encontramos un paragolpes rediseñado que incluye pequeños detalles en terminación cromada para enfatizar el carácter premium del vehículo, a lo que se le añaden unos nuevos pilotos posteriores que si bien no modifican sus formas exteriores sí actualizan su diseño interior y su tecnología, ofreciendo iluminación 100% LED.

En general, las modificaciones del nuevo Renault Mégane caminan en una dirección clara: homogeneizar la gama del fabricante, de forma que ahora el actualizado Mégane se parece todavía más al Renault Clio: dependiendo de la perspectiva, parecen el mismo coche, sólo que uno a escala 1,2:1.

Un interior más tecnológico para el Renault Mégane

El interior no modifica su diseño más allá de unas tapicerías visualmente más atractivas y detalles menores como un retrovisor interior sin marcos o un volante directamente heredado del Renault Clio. Si cambia por ejemplo la instrumentación, que puede ser completamente digital gracias a una pantalla de 10.2 pulgadas, heredada en éste caso del Renault ZOE.

Renault Megane Iv Berline (bfb)

Los mandos de la climatización modifican su funcionamiento, siendo los mismos que ha recibido la también actualizada Renault Espace, mientras que el sistema de infoentretenimiento cambia su software para ser mucho más rápido y capaz. Estará disponible en versiones de 7 y 9.3 pulgadas con orientación horizontal y vertical respectivamente.

Más tecnología para el compacto francés

El Renault Mégane recibe toda una batería de sistemas complementarios de conducción: desde los faros LED actualizados con un alcance un 30% superior según la marca hasta un paquete de conducción semiautónoma que incluye, por primera vez, sistemas como el asistente de atascos capaz de efectuar paradas completas de forma automática.

Renault Megane Iv Berline (bfb)

No faltan tampoco los asistentes de mantenimiento de carril activo o de frenada de emergencia, que hacen que el Renault Mégane se coloque de nuevo en la lucha dentro de un segmento en el que se las tendrá que ver con modelos muy competitivos como el nuevo Volkswagen Golf o el nuevo SEAT León.

Por primera vez el Renault Mégane será híbrido

A nivel mecánico los cambios son menores: se mantiene el propulsor de gasolina 1.3 TCe con filtro de partículas en variantes de 115, 130 y 160 CV, añadiéndose ahora una versión de 100 CV especialmente orientada a la economía de uso. No faltan las transmisiones manuales de 6 velocidades o automáticas EDC de doble embrague con 7 velocidades.

La versión R.S del Renault Mégane aumenta su potencia en las variantes "estándar" para alcanzar los 300 CV (280 CV anteriormente) mientras que el par máximo asciende hasta los 400 NM con transmisión manual y 420 NM con caja automática. Además, el sistema de escape recibe una válvula electromecánica para mejorar aún más el "tono" que emite el que sin duda es uno de los compactos más deportivos del momento.

Renault Megane Iv Estate E Tech Plug In (kfb Phev)

En diésel, al menos de momento, desaparece la variante 1.7 Blue dCi, dejando la oferta diésel con únicamente un motor, el 1.5 Blue dCi, con dos niveles de potencia: 95 y 115 CV. La primera de ellas asociada a una transmisión manual de 6 velocidades y la segunda con una caja automática de 7 relaciones.

La gran novedad llega de la mano de la tecnología E-TECH: el Renault Mégane hereda el sistema híbrido enchufable del Renault Captur, de forma que estará disponible una versión plug-in con 160 CV equipada con un sistema eléctrico alimentado por una batería de 9.8 kWh para ofrecer una autonomía eléctrica de 50 kilómetros en ciclo mixto y 65 km en ciclo urbano según el protocolo WLTP. Ésta versión tendrá derecho, por tanto, a la etiqueta CERO de la DGT.

Lee a continuación: El Renault Mégane estrena motor diésel de 150 CV

Ver todos los comentarios 2