CERRAR
MENÚ
Diariomotor EléctricosLogo Diariomotor Eléctricos
Eléctricos

4 MIN

La "trampa" que esconde el Renault Mégane E-TECH eléctrico más barato y que no deberías comprar

Daniel Valdivielso | @valdi92 21 Dic 2021
Subida Precio Coches Luca De Meo Renault Megane E Tech Electrico
Subida Precio Coches Luca De Meo Renault Megane E Tech Electrico

Una de las apuestas más firmes para el próximo año 2022 por parte de Renault es su nueva creación 100% eléctrica, el Renault Mégane E-TECH Eléctrico, un crossover con un diseño sorprendente y un planteamiento muy tecnológico que pretende convertirse en piedra angular de la movilidad eléctrica de la firma del rombo para los próximos años. Hace unas horas conocíamos los precios para España de un modelo que podrá adquirirse ya esta semana, pero ojo, ¿qué le sucede a la variante más barata del Renault Mégane E-TECH Electric?

Renault lo tiene claro: si quiere competir en un mercado cada vez más expandido como el de los vehículos eléctricos compactos, debe hacerlo con garantías. De ahí que haya invertido muchos -pero muchos- millones de euros en el desarrollo de una nueva plataforma modular que se empleará en otros modelos de la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi, así como en el desarrollo de nuevos modelos 100% eléctricos. El primer paso es el Mégane E-TECH Electric, un modelo que pretende luchar con duros rivales de la talla del Peugeot 2008, el VW ID.3 o el Kia Niro.

Disponible con dos niveles de potencia y autonomía (una batería de 40 kWh de capacidad que alimenta a un motor eléctrico de 130 CV o bien una batería de 50 kWh de capacidad para alimentar un motor eléctrico de 220 CV), el Renault Mégane E-TECH Electric ya está disponible con varios niveles de equipamiento y, ojo, también con diferentes posibilidades de carga de manera que no todos los Mégane E-TECH podrán cargar en los mismos lugares ni, evidentemente, a la misma velocidad.

101
FOTOS

El "secreto" del Renault Mégane E-TECH eléctrico que deberías tener en cuenta

Efectivamente, la versión más barata de este Mégane cuenta con una característica que no será del gusto de todos los usuarios y que, al menos a mi particularmente, me supone un freno muy importante a la hora de adquirir un coche eléctrico. Si leíste el artículo en el que ayer te contábamos los planes acerca de la comercialización del Renault Mégane E-TECH Electric, recordarás que existirán 4 alternativas para cargar el nuevo Mégane:

  • Standard charge: carga únicamente en corriente alterna hasta 7.4 kW
  • Boost charge: carga en corriente alterna hasta 22 kW y en corriente continua hasta 85 kW
  • Super charge: carga en corriente alterna hasta 7 kW y en corriente continua hasta 130 kW
  • Optimum charge: carga en corriente alterna hasta 22 kW y en corriente continua hasta 130 kW

¿Qué supone esto? Pues que básicamente la variante de acceso, la más barata, contará con el sistema de carga "Standard charge" que excluye la carga rápida, de manera que aquellas versiones que cuenten con este sistema de carga sólo podrán optar a recargar en corriente alterna, con una potencia máxima de 7.4 kW.

Las variantes "Standard charge" sólo están disponibles con la batería más pequeña, de 40 kW, una batería que la propia Renault cree que no contará con un gran volumen de pedidos. De cualquier manera, recargar una batería de 40 kW a una potencia máxima de 7.4 kW significa tardar, como mínimo, 6 horas en "llenar" de nuevo la batería. Esta cifra hace que aquellos Renault Mégane E-TECH electric que salgan de fábrica con este cargador integrado tengan que despedirse de los viajes por carretera en la vida real.

¿Tiene sentido este movimiento de Renault en su nuevo coche eléctrico?

Depende del prisma con el que se mire: si eres Renault, tienes la ventaja de poder ofrecer tu nuevo coche eléctrico a un precio inferior al de sus rivales, proporcionando además una alternativa para clientes de flotas cuyos vehículos circulen siempre por los mismos recorridos, sin imprevistos ni trayectos extremos.

Por otro lado, ofrecer un coche eléctrico con carga a un máximo de 7.4 kW en pleno 2022 (momento en el que comenzarán a llegar las primeras unidades a sus nuevos propietarios) no parece la mejor idea para el cliente particular, en especial cuando vemos que rivales como el Volkswagen ID.3 o el Cupra Born superan en todas sus versiones los 100 kW de potencia en carga rápida. ¿Se equivoca Renault con este peculiar movimiento en el lanzamiento de su coche eléctrico estrella?

101
FOTOS

Vídeo destacado del Renault Mégane E-TECH eléctrico