CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Rolls-Royce

4 MIN

Así es el coche nuevo más caro jamás fabricado: cuesta 23 millones de euros

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 27 May 2021
Rolls Royce Boat Tail 2021 P
Rolls Royce Boat Tail 2021 P

La definición de precio no está, en verdad, ligada al coste de un bien o servicio. La definición es simplemente "la cantidad de dinero que un individuo está dispuesto a pagar por un bien y servicio". Toda persona daría todos sus ahorros por un vaso de agua si estuviera a punto de morir de sed. No es la mejor analogía, pero en un caso completamente opuesto, existen coches como el Rolls-Royce Boat Tail. Es la vuelta de Rolls-Royce al carrozado de vehículos únicos y es el coche nuevo más caro jamás fabricado. Su precio es simplemente mareante.

Solo se producirán tres unidades del Rolls-Royce Boat Tail, a un precio de... 20 millones de libras. Al cambio, algo más de 23 millones de euros, o aproximadamente 3.500 millones de las antiguas pesetas. Cifras tan mareantes que resultan prácticamente absurdas. Y con todo, las tres unidades fueron vendidas antes siquiera de ser revelado el diseño final del coche. El precio, en este caso, no solo compra lujo elevado a la enésima potencia, compra la absoluta certeza de que solo otras dos personas del mundo tendrán un coche similar, y nunca con la misma configuración.

57
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Hasta la fecha, el Rolls-Royce Sweptail, un one-off, era el coche más caro de la marca. Se vendió en 2017 por 12,8 millones de libras.

Por tanto, compra exclusividad en estado puro, y hoy en día, ese precio son 23,3 millones de euros. Dejando a un lado lo obscena que me parece la cifra, he de reconocer que el coche creado por Rolls-Royce puede gustar más o menos, pero es una obra de arte, y representa los valores que acompañaron a la marca desde su nacimiento. De hecho, su inspiración son los Rolls-Royce Boat Tail originales, carrozados exclusivos del Rolls-Royce Phantom II del periodo de entreguerras. El propietario del coche de este artículo es el dueño de una unidad del año 1932 - quería cerrar el círculo.

Este Boat Tail moderno está basado en la misma plataforma de aluminio del Rolls-Royce Phantom, y mide la friolera de 5,80 metros de longitud. Este descapotable de cuatro plazas está fuertamente inspirado en el mundo de la náutica recreativo, y no comparte una sola pieza exterior con el Phantom. Aunque comparte estructura básica, tiene 1.813 cambios con respecto a este, con el objetivo de ser un vehículo absolutamente único. El color exterior bitono también lo encontramos en las llantas o en el lujoso habitáculo, de cuatro plazas reales.

Tiene una sencilla capota de lona para protegerse de la lluvia, pero solo para ser usada en caso de emergencia.

El diseño frontal no impresiona tanto como la zaga, moldeada como si fuera la parte trasera de una lujosa lancha rápida de Riva. Sobre la cubierta trasera, y bajo las dos tapas de madera Caleidolegno, habitan dos compartimentos de remate exquisito, en los que se almacena un set de picnic glorificado. Disculpad la expresión, pero en verdad estamos hablando de una nevera para botellas de champagne, un enfriador con ventiladores para caviar, y un compartimento refrigerado para otros alimentos. Están acompañados de cubertería y cristalería a juego.

De la parte trasera también sale un exclusivo parasol, mas caro que muchos coches modernos. Este parasol guarecerá del sol a los ocupantes, para los que se han diseñado unas sillas de picnic con armazón en fibra de carbono. Unas bandejas extraíbles dejan a una altura cómoda los refrigerios. Por si esto fuera poco, el relojero suizo Bovey 1822 ha creado un reloj exclusivo para este Boat Tail, su instrumentación analógica es específica, y el equipo de sonido de 15 altavoces ha sido modificado para usar la plataforma del coche como caja de resonancia.

Su carrocería ha sido creada usando técnicas tradicionales de carrozado. El coche ha sido construido a mano íntegramente.

A nivel técnico, nada cambia con respecto a un Phantom: monta un motor 6.75 V12 biturbo con 563 CV. Preguntar sobre sus prestaciones sería una falta de respeto, y serían respondidas con un escueto "las suficientes". Aunque es un coche único, ha sido homologado para su circulación en carretera abierta y ha superado las mismas pruebas dinámicas que otros Rolls-Royce. A falta de la llegada del Bugatti La Voiture Noir, este Rolls-Royce Boat Tail se convierte en el coche nuevo más caro jamás producido, reservado al 1% más rico del 1% más rico.