carrocería Berlina
puertas 4
plazas 5
maletero 460 l
potencia 460 CV
consumo 14,8 - 14,9 l/100km
precio -
valoración

El Rolls-Royce Phantom es uno de los coches más lujosos del mundo, quizás el que más. Es un sedán que supera con creces los 5 metros de longitud, y se acerca a los 6 metros según la versión. Un vehículo con un precio que, con algunos extras, se sitúa bien por encima de los 500.000€.

Desde los años veinte, Rolls-Royce ha comercializado diferentes generaciones del Rolls-Royce Phantom. La última se ha presentado en 2017, con una plataforma completamente nuevo, un diseño continuista que moderniza levemente su imagen y, sobre todo, mucha tecnología y el foco puesto aún más en el confort de los pasajeros y la personalización.

No existe ningún otro coche que pueda ofrecer una combinación de lujo y espacio como esta. Los más cercanos bien podrían ser el Bentley Flying Spur, el Mercedes Clase S en su versión Maybach, o las versiones más equipadas y personalizadas de Audi A8 y BMW Serie 7. Pero insistimos en que ninguno de ellos es tan lujoso, ostentoso, personalizable y caro como el Rolls-Royce Phantom.

El motor del Rolls-Royce Phantom: doce cilindros en uve

El Rolls-Royce Phantom cuenta con un motor de doce cilindros. Aunque en el futuro se vislumbran versiones híbridas y eléctricas, que probablemente encajarían al a perfección con su filosofía del lujo, el Phantom seguirá contando con un motor V12.

Sí es cierto que el Rolls-Royce Phantom ha estrenado un motor, que ya hemos visto en otros productos más “modestos” – por decirlo de alguna forma – de Rolls-Royce, como el Rolls-Royce Ghost o el Rolls-Royce Wraith.

Este motor, con 6.75 litros de desplazamiento, cuenta ahora con doble turbo y entrega 571 CV de potencia y 900 Nm de par máximo a solo 1.700 rpm. Asociado, un cambio ZF de 8 relaciones.

Toda la tecnología en pos del confort en el Rolls-Royce Phantom

El confort es la máxima prioridad del Rolls-Royce Phantom. Rolls-Royce se enorgullece del trabajo que han realizado para aislar de ruidos externos el habitáculo, hasta el punto en que aseguran que el único ruido que se puede escuchar a bordo es el tic tac del reloj analógico que vemos en su salpicadero.

Rolls-Royce ha cifrado en más de 130 kilogramos la masa total de todos los elementos que han utilizado para aislar el habitáculo. Se han empleado muchos kilogramos de espumas y aislamientos sintéticos para cubrir cualquier espacio libre tras los paneles, el techo, o la base del coche. El Rolls-Royce Phantom cuenta incluso con lunas acristaladas de doble capa con un grosor de 6 milímetros.

El Rolls-Royce Phantom también cuenta con un sistema de suspensiones adaptativas y neumáticas, el sistema Magic Carpet Ride, que según sus creadores no solo es capaz de alzar la carrocería, o de ajustar los amortiguadores en “caliente”, sino incluso de “leer” lo que sucede en la carretera para anticiparse a las irregularidades del terreno o las curvas y mitigar los movimientos en la carrocería.

La personalización es la clave del Rolls-Royce Phantom

Como en cualquier otro Rolls-Royce, pero en este aún más por ser el verdadero buque insignia de la marca, el Rolls-Royce Phantom contará con tantas posibilidades de personalización como se les ocurran a los clientes de Rolls-Royce. Más allá del completo catálogo de personalizaciones y accesorios, Rolls-Royce ofrecerá la posibilidad al cliente de que un artista de renombre decore el salpicadero de su coche, que como curiosidad ha sido bautizado por la marca como La Galería.

Solicita tu oferta

Precios del Rolls-Royce Phantom proporcionados por quecochemecompro.com

Versiones y precios del Rolls-Royce Phantom