CERRAR
MENÚ
Diariomotor EléctricosLogo Diariomotor Eléctricos
Eléctricos

3 MIN

¿Quién da más? Rolls-Royce también se convertirá en una marca totalmente eléctrica mucho antes de lo que todos pensábamos

Elena Sanz Bartolomé | 5 Feb 2022
Rolls Royce Electrica  01
Rolls Royce Electrica  01

El pasado mes de septiembre supimos que en la hoja de ruta de Rolls-Royce había sitio para su primer coche eléctrico. El Rolls-Royce Spectre se convirtió en la antesala de la noticia que acabamos de conocer a través de la entrevista que Torsten Müller-Ötvös (CEO de la marca) ha desvelado en una entrevista concedida a Autocar: Rolls-Royce será una marca completamente eléctrica en 2030.

Como decíamos, el Rolls-Royce Spectre será la punta de lanza en el proceso de electrificación del fabricante británico. Cuando llegue, a finales de 2023, supondrá un punto de inflexión para la marca: no en vano, su actual oferta gira únicamente en torno a su conocido V12 de 6.6 litros que nunca ha contado con ningún tipo de electrificación.

14
FOTOS

¿Por qué se electrifica Rolls-Royce?

La pregunta es evidente y una de sus respuestas es fácilmente deducible. Explica Torsten Müller-Ötvös que una de las razones es la prohibición de los coches de combustión interna que en Reino Unido se hará efectiva en 2030, pero no es el único motivo: “También nos empuja nuestra clientela que, ahora, es más joven. Estamos viendo que cada vez son más las personas que nos piden un Rolls-Royce electrificado”. Según la marca, la edad media de sus compradores se ha reducido en los últimos tiempos hasta los 43 años y muchos de ellos ya tienen en propiedad un coche eléctrico “de Tesla, BMW o alguna otra marca”. ¿Por qué no añadir otro más lujoso a esos garajes particulares?

Sustituir al V12

Así las cosas, Rolls-Royce no lanzará más modelos de combustión: el Rolls-Royce Ghost será el último modelo de gasolina que se presentará. Los británicos actualizarán su gama en los próximos años y tras el Rolls-Royce Spectre, llegarán los sucesores totalmente eléctricos del Rolls-Royce Cullinan, Rolls-Royce Ghost y Rolls-Royce Phantom.

Torsten Müller-Ötvös no ha querido hablar de los detalles técnicos, pero, sin duda alguna, entre las prioridades estará la búsqueda de una fórmula que compense la pérdida de ese venerable V12 que se retirará en 2030. Tal y como ha apuntado el CEO de Rolls-Royce, el sistema eléctrico que está por llegar “tendrá mucho torque y permitirá una conducción fluida y silenciosa semejante a un viaje en alfombra mágica con la máxima calidad posible”.

No serán más caros

Electrificar toda la gama de Rolls-Royce será “una tarea enorme para una empresa relativamente pequeña”, pero la inversión necesaria no se traducirá automáticamente en coches más caros: “Nunca establecemos cifras basándonos en los costes, lo hacemos en función del segmento y otros factores”.

Esto nos invita a pensar que el Rolls-Royce Spectre tendrá un precio acorde a su posicionamiento y no dependerá de su motor. También podría ser, si esto se cumple, que el futuro Rolls-Royce Phantom eléctrico no costará necesariamente más que el actual modelo (478.361 euros).

14
FOTOS