comscore
CERRAR
MENÚ
Diariomotor
SEAT

7 MIN

Nuevo SEAT León a prueba, ¿sigue siendo la referencia? ¡Te lo contamos! [Vídeo]

B21i9317

El nuevo SEAT León es uno de los lanzamientos más importantes de este 2020, directo a seguir siendo una de las referencias fundamentales en el segmento de los coches compactos y cargado de nuevos y renovados argumentos. Por delante el duelo con el KIA Ceed, con el Renault Mégane, con el Peugeot 308… sin perder de vista que la tercera generación, su predecesor, dejó el listón bien alto. Tras nuestro primer encuentro en Martorell, en una premiere en la que pudimos analizar todo el despliegue de tecnología, sus acabados interiores o el espacio de las plazas traseras llega la hora de la verdad, llega la hora de conducir el SEAT León 2020, toca comprobar cómo SEAT ha evolucionado la plataforma MQB y qué hay de nuevo también en su dinámica.

Prueba en vídeo del SEAT León 2020

A su buen espacio interior, a la tecnología disponible o su buen diseño se le suma una dinámica muy agradable

Para la ocasión un SEAT León con el motor 2.0 TDI de 150 CV, con cambio DSG, acabado FR y uno de mis tramos de montaña favoritos de cuantos tenemos en los alrededores de Madrid, por delante una de los más esperados análisis de este año. Sin entrar a analizar en detalle su diseño y su habitáculo, tratados ya en el mencionado primer encuentro en Martorell, me dispongo a presionar el botón de arranque y ver cómo ha evolucionado la dinámica del SEAT León de la bien lograda tercera generación a esta nueva.

Lo primero que llama la atención es que el habitáculo se siente más luminoso, más espacioso, gracias a la disposición del salpicadero, más baja y con la pantalla del sistema multimedia flotante, con una buena interfaz, muy fluida y completa, conectividad, un tamaño de 10 pulgadas y los polémicos mandos táctiles, unos mandos que, en movimiento, hacen que tengamos que desviar ligeramente la atención sí, pero el gesto, el esfuerzo, no dista demasiado del que debemos hacer con un climatizador tradicional y desde luego no se merece la avalancha de críticas recibidas.

33
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Con el asiento y el volante ya fijados par Ami tamaño lo segundo que llama la atención es la facilidad a la que uno se acostumbra a la disposición de los mandos del SEAT León. Su despliegue de tecnología no entorpece el hecho de que los botones, los mandos, todos los elementos que están al alcance de nuestra vista y tacto pasa por una disposición muy intuitiva y a los pocos minutos nos sentiremos como si fuera nuestro coche de toda la vida.

El SEAT León no sólo ha mejorado en conducción deportiva, también es más confortable

Un salpicadero robusto, una gran habitabilidad en las plazas traseras, más propias de una berlina y encargadas de aprovechar en gran parte el extra de longitud de esta generación… Sí, sí, lo sé, me iba a centrar en su dinámica, allá vamos.

Comienzo la prueba en modo ECO, me reservo el modo Sport para cuando termine el tráfico en nuestro ascenso a Navacerrada. Desde estos primeros kilómetros resulta más que evidente el hecho de que el SEAT León ha mejorado en aislamiento y se siente ahora un coche más confortable aunque el motor diésel lucha a pesar de esta mejora en su aislamiento por filtrarse al habitáculo y nos deja con cierta rumorosidad mecánica, muy leve.

En cada adelantamiento el 2.0 TDI de 150 CV arremete con ímpetu y deja claro que es un motor muy capaz y una de las opciones más destacadas de la gama, por mucho que últimamente el protagonismo se lo lleve el 1.5 TSI de 150 CV. Esta mecánica desarrolla un par de 360 Nm a 1.700 rpm, un 0 a 100 km /h de 8.6 segundos y un consumo medio de sólo 3.7 l/100 km. Con fuerza y ese consumo homologado, no deberíamos descartar su compra por mucho que el diésel haya pasado a estar demonizado en los últimos años, sobre todo si vamos a hacer un buen número de kilómetros al año, me ha parecido una opción realmente buena y que encaja a la perfección con el desempeño de la plataforma MQB Evo.

El 2.0 TDI de 150 CV se postula como una opción muy recomendable por prestaciones y consumo

Pero, ¿cómo se comporta entre curvas el SEAT León? La dirección se percibe con un peso correcto en este modo ECO, endureciéndose a golpe de cambio de modo de conducción para dejarnos con una dirección directa y precisa aunque sintiéndose algo más filtrada que la de la tercera generación, lo que no quita para que en conjunto nos ofrezca el mejor tacto que podemos encontrarnos en un coche compacto.

En cada curva el nuevo SEAT León lleva a un nuevo nivel las sensaciones de la tercera generación, con un gran aplomo, pasando muy plano, eficaz y neutro en sus reacciones, firme pero al mismo tiempo con un gran nivel de confort y una enorme sensación de agilidad, de hecho se siente como un coche más ligero que su predecesor.

El conjunto dinámicamente es todo un acierto, con esa gran virtud que es la dualidad entre un compacto cómodo en el día a día y un buen chasis muy capaz y agradable de conducir en un tramo de curvas. Si al cóctel le añadimos ya este motor 2.0 TDI de 150 CV el resultado es un coche muy muy polivalente, con una grata respuesta al acelerador y al mismo tiempo un consumo comedido.

Aprovecho para trastear con los comandos de voz, también para utilizar los mandos táctiles de cal climatización y del volumen del sistema multimedia y lo único que echo en falta es un control más directo de la potencia del flujo del aire, la regulación de la temperatura y del volumen con estos mandos no me parece ningún problema especialmente crítico si tenemos ene uenta que podemos regular la temperatura también con los comandos de voz y que el volumen lo podemos controlar también desde el volante.

El SEAT León 2020 está disponible con un precio de partida de 20.270 euros

Desde luego SEAT ha hecho un gran compacto con este nuevo SEAT León, ha revalidado el título de referencia en el segmento y si a día de hoy estuviera en la tesitura de tener que comprar un coche en esta categoría mi decisión estaría bastante clara, me compraría un SEAT León.

SEAT ha hecho una cuarta generación más tecnológica, también con una mejor presencia, con más empaque. Su interior cuenta con un gran ajuste general, el espacio de las plazas posteriores es muy bueno y ahora, tras este primer encuentro ya en movimiento, podemos afirmar que no es sólo tan bueno como era la tercera generación sino que es mejor, más confortable y con un mejor dinamismo.

¿Puntos mejorables? El 2.0 TDI suena a lo que es, un motor diésel y eso se percibe, aunque de forma tenue, en el habitáculo. Además la dirección, siendo directa y muy buena, ahora tiene un tacto algo más artificial y sí, también podemos mencionar los escapes falsos de este acabado FR, pero sin lugar a dudas el nuevo SEAT León es un gran coche y se percibe conduciéndolo ese gran momento que vive SEAT, de madurez y grandes productos.

El nuevo SEAT León tiene un precio de partida de 20.270 euros aunque en el caso de una variante como la probada, con el motor diésel 2.0 TDI de 150 CV y el acabado FR hablamos de un precio de partida de 29.190 euros.

Vídeo destacado del SEAT León