Si no muere el diésel, será más fuerte (de momento)

David Villarreal  |  @davidvillarreal  | 
Motor Diesel Camara 0119 01

Aunque la previsión para el diésel en los próximos años, a priori, no sea nada esperanzadora, la industria del automóvil aún se aferra a un clavo ardiendo. Si no muere el diésel, será más fuerte, al menos por un tiempo. Nos guste, o no, el diésel sigue siendo necesario. Y así lo será por bastantes años. La prueba la tenemos en el efecto que el declive de los diésel está teniendo en la media de emisiones de CO2 de los coches nuevos. En un momento en que la Unión Europea, y los estados miembros, hablan de descarbonización, de transición energética y, en esencia, de la reducción progresiva de las emisiones de CO2, los coches nuevos que se están matriculando emiten medias de CO2 más altas, por la caída de la cuota de los diésel.

La industria sigue confiando aún en el diésel

La industria espera que ese efecto, junto con la incorporación de los nuevos motores diésel, que cumplen con las normativas de emisiones más estrictas, y que emplean sistemas para neutralizar las emisiones que hasta ahora más nos preocupaban de la combustión del gasóleo, los NOx, animen a los compradores a regresar al diésel. De hecho, marcas como Mazda ya han apuntado que en algunos de sus modelos, equipados con motores diésel que ya superan las próximas normativas de emisiones (Euro 6d-temp), los clientes están regresando a los motores de gasóleo.

Ni los más optimistas imaginan que el diésel vuelva a alcanzar las cuotas de antaño, pero su caída sí podría remitir, y los diésel podrían volver a contar con la confianza de los compradores.

La industria espera que la evidencia, que los diésel emiten menos CO2, permita que la caída de las ventas del diésel remita, y recupere su prestigio

Coches Electricos Diesel Precio Recarga Electrolinera 01

Es evidente que el único futuro, en el escenario más próximo, es el que plantean los coches híbridos y eléctricos. En el largo plazo, los eléctricos - ya sean de baterías o hidrógeno - serán la única opción viable, en una industria a la que ya han encaminado hacia la descarbonización total. En el corto y medio plazo eso no es posible. Los clientes aún no cuentan con una oferta suficiente de coches eléctricos y aún menos con opciones al alcance de todos los públicos, de todos los bolsillos. De manera que, en esa transición, el diésel seguiría siendo una opción necesaria, y relevante, hasta que la reducción de emisiones llegue a un punto en que no sea posible alcanzar los objetivos propuestos con nada que no sea híbrido o eléctrico.

Diesel Velocimetro

La incertidumbre y la desconfianza que genera el diésel

En cualquier caso, la industria ha de tener en cuenta un problema mayor, el de la incertidumbre. Los clientes no solo están dejando de comprar diésel por las restricciones que se están imponiendo actualmente, sino sobre todo por la amenaza de que el ataque a los diésel se endurezca en los próximos años.

Por otro lado, aún hay un tema más preocupante, el de la desconfianza. Tras los escándalos que han rodeado a marcas como Volkswagen en los últimos años, el cliente ha dejado de confiar en los mensajes de los fabricantes. Y lo que es incluso peor, los clientes han dejado de confiar en sus gobernantes. Que una tecnología, la de los diésel, estuviera apoyada por todos hasta hace unos años, y ahora sea el enemigo número uno en las grandes ciudades y que, de nuevo, se trate de recuperar la confianza en el diésel, por las últimas tecnologías que incorpora, es un mensaje que, a pesar de las evidencias técnicas, será muy difícil que cale entre los compradores.

De manera que, a pesar de todo, y de ese ápice de esperanza que algunos en la industria aún guardan para con el diésel, debido a la incertidumbre generada y la desconfianza, es difícil imaginar que el desplome de las ventas de diésel vaya a remitir en los próximos años.

Lee a continuación: Comprar un diésel de segunda mano: los matriculados en 2014 tienen la misma etiqueta que los nuevos

Ver todos los comentarios 8
  • Xevi Lopez

    Muy de acuerdo en todo
    El problema principal actual de los diesel es la incertidumbre

    Incertidumbre sobre si el fabricante te engaña, sobre si el legislador acabara cambiando las leyes a medio plazo, dejándome sin poder circular y perdiendo el valor del vehículo para su venta de ocasión.

    Se necesita, igual que en la economía, certidumbre, un plan que sea público, conocido por todos y una seguridad en lo que compras, si el fabricante te engaña, que pague su engaño, aunque tú vehículo tenga varios años.

    Puestos ahí el comprador actuara eligiendo la mejor opción que se ofrezca o pueda pagar.

    • Walter Röhrl

      El problema es lo que expones, el no saber a qué atenerse a corto o medio plazo por la inoperancia de la DGT/gobernantes que tiene España.
      Un saludo.

  • pablo

    Lo que no entiendo es que hacen responsable al ciudadano. Cuando el problema es de los fabricantes y los gobernantes.
    Según la oferta uno decide su compra pero estas amenazas de ojo si es diesel que te pasará esto o lo otro no me parece lógico. No tiene sentido amenazar la condición de compra. Hay gente que se lo cree todo y son muy corderos. Donde van todos van los demás. Yo no hago ni caso tengo 3 coches uno gasolina con 27 años y dos diesel uno con 400.000km y el otro con 6 meses diesel. Pero no me marees con amenazas. Qué somos adultos.

  • benjaminfranklin

    El futuro pasa por el coche eléctrico, pero el electrico, no despega como consecuencia de su recarga de baterías, cosa que estaría resuelta, si se aplicara una nueva teoría que recarga dichas baterías, con su misma energía.

    • Txesz

      ¿Podrías desarrollar esa idea?

      • benjaminfranklin

        Pues claro que si.

        • Txesz

          Visto lo visto parece que no...

          • benjaminfranklin

            Es que tu parece que has visto mucho, y no has visto nada.