¡A subasta! El impecable (y divertidísimo) Peugeot 206 RC de Richard Burns

Sergio Álvarez  |  @sergioalvarez88  | 
Subasta Peugept 206 Rc Richard Burns P

¿Cómo podríamos olvidar al gran Richard Burns? El piloto británico nos dejó mucho antes de tiempo a causa de un tumor cerebral, pero regaló a los aficionados grandes momentos de pilotaje, y un impecable campeonato del mundo de rallyes en el año 2001. Los más adeptos al piloto británico recordarán el videojuego Richard Burns Rally, un fantástico simulador de carreras. Lo que quizá no sabíais es que el piloto era también coleccionista de coches. Y uno de esos coches sale a subasta en unos días: un fantástico y divertidísimo Peugeot 206 RC.

Personalmente, soy un gran adepto de los utilitarios deportivos franceses. En mi opinión, el Peugeot 206 RC fue el canto de cisne del utilitario deportivo francés a la vieja usanza. El último en una estirpe que incluye a mitos como los Peugeot 205 Rallye o los Citroën Saxo VTS 16v, sin olvidarnos de compactos con tanto carácter como el Peugeot 306 GTi. El 206 RC fue el último utilitario deportivo atmosférico del Grupo PSA, el último en el que primaba más la relación peso-potencia y una dinámica emocionante que la potencia o prestaciones brutas.

Subasta Peugept 206 Rc Richard Burns 7

El 206 RC fue el último utilitario deportivo "old-school" del Grupo PSA.

Ha habido coches como el Renault Clio RS que perpetuaron la tradición de pequeños GTI franceses de motor atmosférico, pero ya lo hacían fuera de la órbita de PSA. Sea como fuere, el 206 RC era un coche fantástico. Bajo su capó habitaba un motor atmosférico de 2,0 litros de cubicaje y 177 CV de potencia, capaz de girar a más de 7.000 rpm sin despeinarse - su potencia máxima se alcanzaba a esas 7.000 rpm. Este motor pasaba la potencia a las ruedas delanteras mediante un cambio de cinco relaciones muy cerradas... unidas a un peso en vacío de solo 1.100 kilos.

Sí, era un coche rápido. Hacía el 0 a 100 km/h en 7,4 segundos y alcanzaba los 220 km/h, pero lo que más impresionaba era su tacto de conducción. Siempre recordaré el 206 RC que mi amigo Jose Milla tenía - un saludo, Jose - y el increíble paso por curva de aquél coche. Su puente trasero reforzado y su puesta a punto lo convertían en un coche increíble en las reviradas carreteras del norte de España. Aún estando basado en un coche sencillo como era el Peugeot 206, la versión RC venía muy equipada de serie. Entre otros elementos, tenía climatizador automático o unos bonitos semibaquets.

Subasta Peugept 206 Rc Richard Burns 3

Su matrícula en el sistema interno de Peugeot era "RBURNS1".

Un volante forrado en cuero y recubrimientos nunca vistos en un Peugeot tan pequeño completaban un coche deportivo que se convertirá en un futuro clásico. El Peugeot 206 RC que sale a subasta fue entregado a Burns a finales del año 2003, tiene solamente 5 km en el odómetro y es una versión con el volante a la izquierda. El coche está en un estado impecable, tanto estético como mecánico. Previsiblemente, alcanzará un precio elevado cuando termine la subasta. Y no es para menos, es posiblemente el mejor 206 RC en existencia, además de haber tenido un dueño tan ilustre.

Lee a continuación: Vídeo: esto es lo que ocurre cuando lavas tu coche con una lanza a 3.000 bar de presión

Ver todos los comentarios 0