CERRAR
MENÚ
DiariomotorLogo Diariomotor
Ford

4 MIN

Este Ford Escort RS Cosworth no debería existir, y ahora, podría ser tuyo

Sergio Álvarez | @sergioalvarez88 | 4 Nov 2022
Subasta Ultimo Escort Rs Cosworth P
Subasta Ultimo Escort Rs Cosworth P

Podríamos decir que el Ford Escort RS Cosworth es el uno de los oráculos del compacto deportivo moderno, junto a coches de fórmula similar, como el Lancia Delta Integrale. Este coche es muy querido por los petrolheads, y aunque no fue el último deportivo de Ford en el que Cosworth estuvo implicada, sí fue el último que tuvo su apellido. Se fabricó entre los años 1992 y 1996, y la noticia es que en estos momentos, está en venta el último Ford Escort RS Cosworth producido. Un coche que ni siquiera debería existir.

El Ford Escort RS Cosworth fue creado para homologar la participación del Escort en rallyes, y empleaba la base mecánica del Ford Sierra Cosworth 4x4, así como una versión extensamente modificada de su plataforma. Sus 227 CV de potencia - procedentes de un legendario motor turbo de dos litros y cuatro cilindros - y tracción total no eran lo único que lo hacían especial, si no también su kit de carrocería específico y su gigantesco alerón. La producción del Escort RS Cosworth terminó en enero de 1996. O al menos, esa fue la versión oficial.

Fue un coche creado para homologar la participación del Escort en el Grupo A de la FIA y el WRC.

Lo que mucha gente no sabe es que el Ford Escort RS Cosworth era producido por Karmann en Austria. Karmann era un carrocero austriaco especializado en producir coches de bajo volumen, y aunque estaba muy asociado al Grupo Volkswagen, también fabricó vehículos para otros OEM. Karmann produjo las 8.082 unidades del Ford Escort RS Cosworth, y cuando terminó su producción, hicieron inventario y descubrieron que tenían piezas para producir dos unidades mas. La unidad que ahora sale a subasta fue la segunda de estas dos "bolas extra".

El penúltimo coche fue construido para Wilhelm Karmann Jr. - CEO de Karmann - y la última unidad pasó a ser el coche de empresa de uno de los jefes de proyecto de Karmann. En 1998 fue adquirido por Dieter Hahne, director de SVE (Special Vehicle Engineering), el departamento de Ford que lideró el desarrollo del Escort RS Cosworth en Alemania. Hahne estuvo personalmente implicado en el proyecto y consideraba al coche su "bebé", y durante los 24 años en los que ha sido su propietario lo ha mimado y cuidado, sin escatimar un euro en su mantenimiento.

Un detalle peculiar: su calandra es la de un Ford Escort facelift del año 1993, adaptada al capó del RS Cosworth. Es la única unidad con este detalle de fábrica.

El coche conserva todas las facturas de sus operaciones de mantenimiento y revisiones desde el año 1998, y el motivo por el que el propio Hahne es porque tiene 80 años, y considera que es momento de que otro petrolhead disfrute de un vehículo tan especial como este. La unidad en cuestión tiene algo menos de 98.000 km y está en un excelente estado mecánico y cosmético. Fue repintado en su color original Auralis Work durante la última década y se reparó un punto de óxido bajo su paragolpes trasero de forma profesional.

Sus asientos Recaro presentan un desgaste normal y hay dos pequeños agujeros en la consola central a causa de un soporte para teléfonos móviles. A los 97.777 km se le reemplazó el embrague y el coche se entrega con un completo mantenimiento, datado de octubre de 2022. En resumen, es un coche preparado para ser disfrutado desde el primer minuto. Aunque la subasta termina el lunes 7 de noviembre, las pujas rozan los 50.000 euros a la hora de escribir este artículo. Puedes encontrar su anuncio en Collecting Cars.

El coche tuvo que ser homologado de forma individual, y por tanto, cuenta con un número de chasis único.
17
FOTOS