comscore
CERRAR
MENÚ
Diariomotor
Tesla

5 MIN

El accidente más incomprensible de un Tesla tiene culpable y no es Autopilot (vídeo)

Tesla Accidente Video Taiwan 00

Estos días nos sorprendían las imágenes de un Tesla Model 3 que circulaba por el carril izquierdo de la recta de una autovía en Taiwan y, en un momento dado, e incomprensiblemente, chocaba con un camión que se encontraba volcado en mitad de la carretera. Lo primero que haremos es adelantaros que, por suerte, nadie resultó gravemente herido en este accidente. Cuanto más vemos estas imágenes, más sorprendente nos resulta el accidente, sobre todo en un caso que, como este, está documentado en vídeos desde diferentes ángulos. El primer culpable que seguro muchos habréis considerado, sin duda, es Autopilot. ¿Pero de verdad quién tiene la culpa de este accidente?

El accidente más incomprensible de un Tesla

No es normal que un vehículo sufra una colisión con obstáculo tan grande, que invade dos carriles de una autopista y que además es visible desde una distancia más que suficiente para que el conductor reaccione, y detenga el vehículo con seguridad. Eso nos lleva a pensar lo más obvio, que este conductor viajaba distraído, mientras su Tesla utilizaba Autopilot. Desconocemos este punto, pero pensar que Autopilot no ha conseguido detectar el obstáculo y frenar a tiempo, si bien es cierto poco antes del impacto sí se aprecia humo de neumático compatible con una frenada de emergencia, tiene sentido.

Incluso un objeto estático del tamaño de un camión que ocupa dos carriles de una autopista puede poner en dificultades los sistemas de reconocimiento de imágenes y sensores que utiliza Autopilot de Tesla, y la mayoría de los sistemas de frenada de emergencia y controles de velocidad de crucero adaptativos del mercado. Pensemos que el sistema debería ser capaz de identificar obstáculos como este, pero tan importante como eso es que el reflejo de un guardarraíl, un puente, o el cielo, no sean confundidos como un obstáculo, porque si nuestro coche realizara una frenada de emergencia automática podría llevarnos a una situación de peligro tan grave como esta.

¿Pero qué hay del conductor?

Autopilot no hace de un Tesla (aún) un coche autónomo

Autopilot de Tesla no hace que sus coches sean autónomos. De hecho, Tesla se ha llevado más de un rapapolvo (también el nuestro) por aplicar una denominación confusa para este sistema que, si bien es cierto, de momento es solo un control de crucero adaptativo avanzado, con ese nombre podría ser confundido con un coche verdaderamente autónomo. Y ni mucho menos lo es.

Dicho lo cual, y a pesar de que ni tan siquiera sepamos si de verdad este conductor llevaba Autopilot de Tesla, y si así fuera, debiera investigarse por qué el sistema no fue capaz de identificar el obstáculo y frenar, el único culpable de este accidente es el conductor.

Y es que más allá de lo que pueda dar a entender Tesla con sus nomenclaturas, uses o no Autopilot, has de mantener la atención en la carretera.

Tras ver el accidente varias veces no podemos hacer otra cosa que alegrarnos de que nadie resultara gravemente herido. Ya no solo el conductor del Tesla Model 3, sino también el del camión siniestrado anteriormente, que se aprecia como intenta advertir al Tesla junto a la mediana de la autopista.

Para añadir aún más sal y pimienta a esta historia, parece que los airbags del Tesla Model 3 no se desplegaron. No obstante, y sin más datos, nos resultaría imposible determinar si de verdad los airbags deberían haberse desplegado, y no lo hicieron, o por contra lo apropiado fue que no se desplegaran.

Aunque el accidente parezca lo suficientemente violento para que se desplieguen los airbags de un coche, hemos de ser muy conscientes de que los airbags son un elemento de seguridad delicado, y optimizado para desplegarse en unas circunstancias determinadas. Porque, de no hacerlo correctamente, no solo podría desplegarse sin protegernos, sino que además podría agravar las consecuencias de un accidente de tráfico.

De ahí que, en ocasiones, en accidentes que no se producen a gran velocidad, ni a priori parecen tan violentos, los airbags se desplieguen. Y en accidentes a mayor velocidad los airbags, en ocasiones, no se desplieguen. En una situación como esta, solo un análisis forense pormenorizado del accidente de tráfico, y del funcionamiento de los sistemas de seguridad del coche, pueden determinar si estos funcionaron correctamente o no.

5
FOTOS
VER TODASVER TODAS

Más imágenes del Tesla Model 3:

Vídeo destacado del Tesla Model 3