Tesla promete un millón de coches autónomos en las calles el año que viene

David Villarreal  |  @davidvillarreal  | 
Tesla Model Y 2019 Rojo Frontal Exterior

He de decir que, personalmente, siempre me he mostrado muy escéptico ante las promesas de Elon Musk y Tesla, sobre todo en lo concerniente a sus coches autónomos. En la tarde de ayer, Tesla organizó un evento, que se alargó por más de 3 horas, para hablar de la tecnología de Autopilot. Además de contarnos cuán avanzados son los microchips empleados, y cómo se está desarrollando el software, que es también de vital importancia para esta tecnología, Tesla prometió que en un año habrá más de un millón de coches autónomos de su marca en las calles. ¿Pero eso qué significa? ¿Podremos dejar que un Tesla conduzca - realmente - por nosotros en menos de un año?

Un millón de coches autónomos Tesla el año que viene

Las estimaciones de Tesla se basan en el número de coches que ya han vendido, y que ya están conduciendo sus clientes, que están equipados con el hardware necesario para un hipotético Autopilot completamente autónomo, así como los coches que se venderán a lo largo de los próximos doce meses.

Sí es cierto que la mayoría de los clientes de Tesla adquieren sus coches eléctricos con la tecnología Autopilot más avanzada, que con el que según Elon Musk es "el mejor chip del mundo", podrá satisfacer las necesidades de un coche autónomo cuando el software esté desarrollado y, lo que es aún más importante, la legislación lo permita.

Demostración de un Tesla Model 3 de pruebas funcionando en modo completamente autónomo.

En Tesla están convencidos de que el año que viene sus coches alcanzarán el nivel de autonomía 5, y serán capaces de desplazarse sin la intervención, ni la atención del conductor, en cualquier lugar del mundo, puesto que gracias a sus sistemas de reconocimiento de imágenes no dependerán de ninguna barrera geográfica. Una vez más, las estimaciones de Tesla para implantar el coche autónomo son las más optimistas que haya anunciado alguna marca de coches, como lo llevan siendo desde hace años, y solo son comparables a las de Waymo, que espera disponer en las calles de decenas de miles de coches autónomos el año que viene.

Los robotaxis de Tesla

El propio Elon Musk desveló otro de los objetivos de Tesla, que ya no solo quiere competir como fabricante de coches eléctricos, sino también como proveedor de soluciones de movilidad, en la línea de Uber o Waymo. Tesla contará, en lugares muy concretos, probablemente grandes ciudades, con una flota propia de coches autónomos que funcionarán como robotaxis, como taxis sin conductor. En cualquier caso, el objetivo de Tesla pasa por hacer que sus propios clientes puedan, ocasionalmente, o a tiempo completo, poner sus coches al servicio de usuarios que quieran desplazarse sin conductor.

Según el propio Elon Musk, un cliente de Tesla podría obtener una rentabilidad de decenas de miles de dólares al año "alquilando" su coche para trayectos autónomos. Su estimación habla incluso de amortizar el coste del Tesla Model 3 más barato en un año.

Tesla quiere introducir su propia flota de taxis autónomos y que sus clientes amorticen su coche, prestándolo para trayectos sin conductor

Tesla Model Y 2019 Rojo Trasera Exterior

El escepticismo frente al coche autónomo de Tesla

Evidentemente, hemos de ser escépticos acerca de los planes de Tesla. Es difícil imaginar que Tesla ya pueda disponer en un año de una tecnología, esencialmente software, porque el hardware no dudamos que ya disponen de él, capaz de ofrecer un sistema completamente autónomo y desatendido, con garantías.

Aún asumiendo que Tesla disponga de esa tecnología, hemos de contar con multitud de barreras legislativas y políticas que superar. Para que Tesla despliegue su Autopilot completamente autónomo en todo el mundo, tendrá que conseguir que el coche autónomo sea aceptado en cada mercado en el que comercializa sus coches. Incluso los más optimistas reconocen que un salto tecnológico como este no puede precipitarse.

Por último, un fenómeno aún más peligroso del que venimos alertando desde hace tiempo, de cómo Autopilot y Tesla puede destruir la ambición de comercializar coches autónomos. La implantación prematura del coche autónomo, y la posibilidad de que cualquier fallo de la tecnología genere accidentes graves, pueden convertirse en una barrera que destruya cualquier ambición de que el coche autónomo se popularice en los próximos años.

Basta con ver la repercusión que han tenido accidentes que se han relacionado con Autopilot, y el efecto de inseguridad que puede generar en muchos usuarios, que podría condenar al fracaso una tecnología que sin duda revolucionará el transporte.

Más imágenes del Tesla Model Y:

Lee a continuación: Toyota quiere ganar la carrera del coche sin conductor, lanzando su primer modelo en 2020

Ver todos los comentarios 1
  • ch460

    Si no es en 1 año, será en 1,5 o en 2, pero lo que dice un crack como Elon Musk va a misa.