La tormenta perfecta que se cierne sobre el precio de diésel y gasolina

David Villarreal  |  @davidvillarreal  | 
Gasolina Diesel Precio Manguera

Las amenazas que afrontan la industria del automóvil, los conductores y, por extensión, los ciudadanos, son muchas y variadas. Por un lado, llevamos tiempo hablando de restricciones al tráfico, de transición energética, de cómo nos dirigimos hacia un panorama automovilístico muy diferente al actual. Por el otro, la cada vez más agitada política internacional. Si 2019 transcurrió bajo una situación de incertidumbre, 2020 comienza confirmando los peores presagios y cómo se va dibujando la tormenta perfecta que ya se cierne sobre los precios de los carburantes, del gasóleo y la gasolina.

Los precedentes de la amenaza actual sobre diésel y gasolina

- La ruptura del pacto con Irán golpea a la industria del automóvil (mayo de 2018)
- La ruptura del acuerdo nuclear con Irán te pasará factura (mayo de 2018)
- El ataque sufrido por la petrolera Aramco en Arabia Saudí (septiembre 2019)

Iran Tehran Precio Diesel Gasolina

La tormenta perfecta que se cierne sobre diésel y gasolina

Para entender la amenaza que se cierne sobre el precio de los carburantes, que podría hacer que este año se disparen los precios del gasóleo y la gasolina, basta entender cómo y por qué se han desencadenado algunas de las mayores crisis en el pasado (empezando por las crisis del petróleo de 1973, 1979 y 1990) y los ingredientes que conforman esta tormenta perfecta. Nos encontramos con una escalada bélica real, cuyas consecuencias máximas son imprevisibles. También con países involucrados que, más allá de su poder militar, cuentan con capacidad suficiente para alterar los precios del crudo, ya sea por su condición de productor de petróleo o por disponer de medios para el bloqueo de los principales países productores de petróleo.

Como ya hemos podido comprobar en los últimos años, la escalada del precio del crudo se traduce, necesariamente, en un aumento del coste de los carburantes y las consecuencias económicas que puede tener en un país tan dependiente de la energía y los hidrocarburos exteriores, como España, son como mínimo graves.

La escalada bélica en Irán y la posibilidad de una nueva guerra en Oriente Próximo son una de las mayores amenazas que se cierne sobre el precio del crudo y por ende de los carburantes, la gasolina y el gasóleo

 title=

Sin hacer un análisis geopolítico pormenorizado, que sí podéis obtener en algunas de las fuentes que mencionamos en este artículo, sí vamos a contextualizar muy rápidamente lo que está sucediendo estos días. En septiembre ya os alertábamos de la situación que se estaba fraguando en Oriente Próximo. Un ataque con drones sobre la petrolera Aramco en Arabia Saudí incrementaba las tensiones en el Golfo Pérsico, provocaba una reducción drástica, aunque temporal, de la producción petrolera saudí y hacía que el precio del crudo se disparase hasta su máximo en el último semestre.

2020 ha comenzado con una situación aún más grave. La tensión en la zona se ha incrementado, con las revueltas que se han producido estos días en Irán e Irak que, en última instancia, han llevado incluso a que la embajada de Estados Unidos en Bagdad fuera atacada (ver artículo de The New York Times).

Esta madrugada la gravedad de los acontecimientos se elevaba hasta un orden de magnitud superior, con un ataque de los Estados Unidos sobre territorio iraquí en el que fue eliminado Qasem Soleimani (ver noticia en CNN), uno de los cargos más importantes del ejercito iraní, acusado por Estados Unidos de ser responsable de los últimos ataques a embajadas y bases estadounidenses y de muchos otros ataques sufridos por las fuerzas estadounidenses en las últimas guerras libradas en Oriente Próximo.

En las últimas horas la gravedad de la escalada bélica que se ha venido produciendo en los últimos meses se ha elevado varios órdenes de magnitud, haciendo que la posibilidad de una guerra sea aún mayor

Diesel Gasolina Refineria

Sin duda, estamos ante el preludio de una serie de acontecimientos aún más graves, que bien podrían desembocar en una nueva guerra. La mera escalada bélica que se está produciendo estos días ya está teniendo consecuencias y puede afectar al abastecimiento y por ende el precio del crudo y, en última instancia, de los hidrocarburos. Pero la posibilidad de una guerra supone una amenaza aún mayor.

En las últimas horas, el precio de referencia del barril de petróleo Brent llegaba a situarse por encima de los 69 dólares, en máximos que no se habían alcanzado desde los ataques del pasado mes de septiembre. En estos momentos solo queda esperar, para ver cómo transcurren los acontecimientos en las próximas horas.

En cualquier caso, la tormenta perfecta que, insistimos, se cierne sobre el precio de los carburantes, puede tener consecuencias aún más graves que el incremento del precio al que repostamos gasolina o gasóleo. El incremento del precio del crudo puede afectar gravemente a la economía española. Por no hablar de las consecuencias que podría tener un nuevo conflicto en Oriente Próximo, en el que se vieran involucrados países con una fuerza militar tan potente como Estados Unidos e Irán y sus aliados.

Más artículos de interés sobre diésel y gasolina

- ¿Qué estamos pagando realmente por un litro de combustible?

Los precedentes de la amenaza actual sobre diésel y gasolina

- La ruptura del pacto con Irán golpea a la industria del automóvil (mayo de 2018)
- La ruptura del acuerdo nuclear con Irán te pasará factura (mayo de 2018)
- El ataque sufrido por la petrolera Aramco en Arabia Saudí (septiembre 2019)

Lee a continuación: El impuesto SUV: si quieres comprar un todocamino, tendrás que pagar más

Ver todos los comentarios 7
  • Jpd45

    Pues ojalá pronto llegue ese momento de subidas para los carburantes llegué y por fin comienza el declive de los combustibles fósiles en beneficio de los vehículos eléctricos

    • emjpshyco

      Claro que sí, campeón, claro que sí, debes estar deseando más por cualquier producto que compres a diario, incluida la comida. Y luego seguro que la luz la van a regalar y no la van a subir ante el monopolio energético que van a tener las eléctricas. Hay que ser ignorante y borrego.

    • Alana Alana

      Si eso sucede, los barcos, camiones y aviones que traen las mercancías aumentarán sus tarifas, que pasarán en gran parte al consumidor final. Incluso cuando la electrificación del automóvil esté avanzada seguirá siendo necesario el petróleo para muchísimas aplicaciones.

  • Libra 17

    Como si el conflicto Iran - USA fuera el mayor de los problemas que vamos a tener en España a la hora de llenar el deposito o comprar coche,algo que comparado con el Gobierno podemita/socialista/nazionalista que parece que vamos a disfrutar no es nada...despidos masivos a la vista...subidas de impuestos generalizados...gasto público sin control...enfrentamientos sociales y territoriales...pensiones ya congeladas y con serias posibilidades de verse recortadas...y el problema va a ser dos macarras retándose en Oriente Medio.Agarraos bien que vienen curvas...

    • emjpshyco

      Venía a comentar justo lo mismo. La que se nos avecina. Siempre nos llevamos las catástrofes económicas mundiales por duplicado, gracias al buen hacer del PSOE.

    • Alana Alana

      Si Irán bloquease el estrecho de Ormuz, te aseguro que sería un problema mucho mayor que cualquier tontada del nuevo gobierno español. Pero si Irán bloquea Ormuz, no tendrá la simpatía de absolutamente nadie, porque sería una violación gravísima de las normas marítimas. Y quedaría expuesto a ataques de los que no le defendería ni Rusia ni China ni nadie. No lo harán, el régimen de Irán no es suicida. Estamos hablando de que grandes países asiáticos, por ejemplo Japón, reciben la mayoría de su petróleo y gas del golfo pérsico. De hecho Japón ha enviado barcos militares a la zona. Tampoco interesa a nadie una guerra abierta. Lo que habrá es misilazos de milicias y de drones, que sufrirá la gente que vive en países de esa zona.

  • Cesc

    Llamarme iluso, pero yo tengo la esperanza de que en pocos años, cuando hayan hecho todo lo posible para que nos pasemos al coche eléctrico y las restricciones impuestas hagan que la demanda de petróleo caiga brutalmente... su precio bajara! Y quizás sea el momento de disfrutar por ejemplo un vehiculo con motor V8 como nunca hemos podido... En fin, soñar es gratis y además esto es "diariomotor", no ??