La gran sorpresa de Toyota no era un coche, sino un nuevo sistema híbrido que promete enamorarnos

 |  @davidvillarreal  | 

Toyota está inmersa en un proyecto que va más allá de afianzar su posición como fabricante de híbridos, y el proceso de electrificación y transición energética. En los últimos años hemos visto cómo apostaban por ambiciosos proyectos de competición, planificaban el desarrollo de coches deportivos y versiones como el Toyota Yaris GRMN y lanzaban productos tan originales como divertidos, destacando el Toyota C-HR. ¿Qué será lo próximo? Toyota tiene un plan para que sus híbridos conquisten a los conductores que buscan algo más, coches divertidos, con mejores prestaciones, que no solo serán más potentes, sino también más enfocados al rendimiento.

Cuando os anticipábamos estos días el Toyota C-HR Hy-Power ya os decíamos que no era más que una excusa para hablarnos de este plan, de un nuevo rumbo para su estrategia híbrida que llegará acompañado de otros movimientos de importancia en facetas que van más allá de sus mecánicas. La presencia por lo tanto en Frankfurt de este prototipo del Toyota C-HR era anecdótica, si bien es cierto también compartió stand con la nueva generación del Toyota Land Cruiser, un producto que también es realmente importante para la marca.

Toyota confirmaba que sus modelos más importantes contarán con dos motorizaciones híbridas. Por un lado, seguirán contando con la mecánica actual destinada a los que busquen un coche austero en sus consumos, suave y confortable. Por el otro, un motor que debería satisfacer a aquellos para los cuales las ofertas híbridas actuales de Toyota no fueran suficiente. Un motor que, según las propias palabras de la marca, “añadirá a todo ello una mayor potencia y aportará una conducción más dinámica”.

Los modelos más importantes de la gama Toyota contarán con dos alternativas híbridas, las actuales, enfocadas en consumo y confort, y una segunda concebida para gozar de una mayor potencia y “aportar una conducción más dinámica”

El mejor ejemplo de cómo serán los Toyota híbridos de los próximos años lo encontramos en el Toyota C-HR. Cuando lo probamos certificamos que no solo era un coche con un aspecto original y atractivo, sino también un producto ágil y divertido de conducir, al que le hubiera venido especialmente bien una mecánica más potente que complementara un motor híbrido de 122 CV de potencia que, siendo el ideal para la conducción en ciudad, podía resultarnos escaso en ciertos escenarios. La respuesta de Toyota no ha tardado en llegar y el Toyota C-HR es el candidato perfecto para recibir una segunda motorización híbrida, y en efecto, así lo hará.

En estos momentos, en cualquier caso, hemos de reconocer nuestra impaciencia por conocer los entresijos de esta segunda mecánica híbrida de la cual no se han dado muchos detalles. Toyota confirmaba que estos detalles se nos proporcionarán a comienzos de 2018.

Fijaos en que Toyota podría emplear otra de sus mecánicas híbridas más potente para hacer que el Toyota C-HR mejore sus prestaciones. Pero entendemos que de este anuncio, y estas afirmaciones por parte de la marca, la segunda motorización híbrida que se plantea para sus productos de referencia no solo será una mecánica más potente, y habrá otros cambios de los que a día de hoy no podríamos hablar demasiado, salvo para especular.

A principios de 2018 se detallará en qué consiste este plan, y algunas características de esta segunda motorización híbrida pensada para obtener un “mayor rendimiento y aportar una conducción dinámica”

El Toyota Yaris GRMN es un buen ejemplo de cómo Toyota tiene un plan para emocionarnos. En cualquier caso, ese plan no solo pasa por su proyecto de competición, por el lanzamiento de versiones deportivas y productos puramente deportivos, como el que desde hace años están desarrollando en colaboración con BMW, sino también con adaptarse a sus clientes buscando nuevos enfoques a sus motorizaciones predilectas, a sus mecánicas híbridas.

Coches divertidos más allá de un motor más potente

Durante el transcurso del Salón de Frankfurt, tuvimos ocasión de hablar con Masahisa Nagata, Executive Vice-President de Toyota Motor Europe de Investigación y Desarrollo, Compras e Ingeniería en Producción. Nuestras conversaciones nos confirmaron que el plan de Toyota es mucho más ambicioso que ofrecer una segunda mecánica híbrida, más potente, y con un mejor rendimiento, en sus productos. La sensación de que Toyota está creando coches más ágiles y divertidos que tuvimos al probar el Toyota C-HR no se limitará a su crossover compacto.

La plataforma Toyota New Global Architecture permitirá crear productos de muy diversa índole con una puesta a punto más ágil y, hasta cierto punto, deportiva. Al menos ese es el objetivo de Toyota. Y la rentabilidad obtenida del uso de esta plataforma se traducirá en algo más que aumentar los esfuerzos para crear coches más dinámicos, puesto que ayudará a agilizar el desarrollo de tecnologías que estarán muy centradas en la mejora de la seguridad – con toda suerte de ayudas a la conducción – y la reducción de emisiones.

Ya veis que tenemos una visión muy global, e interesante, de cómo evolucionará la estrategia híbrida de Toyota para atraer a nuevos compradores. Pero también cómo, por desgracia, hay pocos datos que concreten cómo será esta segunda mecánica híbrida que conoceremos en unos meses.

  • zamu

    Igual es una evolución del sistema híbrido que emplea el RAV-4 / Lexus NX. Desde que salió el CH-R pensé que no le hubiera venido nada mal adoptar este sistema debajo del capó.

    • Smat

      Pues fíjate que yo apuesto más por otra evolución de su tecnología antes que por lo mismo pero más potente, tal vez con un cambio automático parecido al que presentaron en los lexus lc y ls 500h.

  • morrillu

    Pero no en un SUV, no en un SUV…

  • Sr. Rajuela

    Yo creo que han trabajado sobre el motor 2,5 l. de gasolina de 200 cv actual. Este motor no ha evolucionado desde que salió, como si ha ocurrido con el motor del Prius.
    Creo que será un motor con menos consumo que el actual pero más progresivo entre revoluciones y entrega de potencia, que montado en vehículos mas pequeños como el CH-R, e incluso en el Avensis, será una delicia circular con ellos.

  • Rotodos Shur

    GT86 hibridoo!

    • 4×4 de corazon

      No lo creo por que es un modelo con poca demanda y meterle un sistema hibrido subiria aun mas su precio que deporci no vende….

      • Rotodos Shur

        El nicho del GT86 lo tiene el MX5, asi que para diferenciarse que consigan un deportivo de 4 plazas con bajo consumo, fiabilidad de la leche y potencia instantanea electrica.
        Mejor que ponerle un turbo sin duda, y si fuese enchufable se lo comprarian hasta los que eligen un prius.

  • 4×4 de corazon

    Y el toyota supra para cuando se lleva tiempo hablando de el