Pagar 425.000 dólares por un coche estrellado es una locura, pero este Porsche 959 lo ha conseguido (+vídeo). Foto 11 de 17.